martes, 10 de julio de 2012

La canción romántica va a la universidad

...y se gradúa como pop-rock culto con melodías estilizadas. En su sexto disco, "El costado izquierdo", Estelares se abre (a letras menos lúgubres y sonidos nuevos) y a la vez se cierra (a un modelo de canción probado y propio).

10.07.2012 | Por Guillermo dos Santos Coelho


La elusiva etiqueta de college rock le cabría enterita a Estelares si existiera aquí algo parecido al fenómeno de los campus estadounidenses de hace un par de décadas. Esa sensibilidad pop estilizada, madura para el consumo universitario y masiva por caminos alternativos aparece perfeccionada y exacerbada en el sexto disco de la banda, El costado izquierdo.

A falta de ese fenómeno, no es casual que Estelares sea un producto genuino de la ciudad que más se le acerca a esa idea: La Plata como escenario, aunque Moretti sea de Junín. "Ey, ¿Te acordás los libros de Rimbaud? / Que amábamos a Jean Cocteau", cita y canta en "Rimbaud".

Si hubo tensión en el grupo sobre cómo responder al éxito del taquillero Sistema nervioso central (el de "Un día perfecto", "Ella dijo" o "Aire"), el lastre se liberó con el más tenso Una temporada en el amor. Y ahora sí, lo que queda es perfeccionar la fórmula con relajación y apertura.

"¿Qué es esa luz radiante que agita mi corazón?", reza el comienzo del ya archidifundido "Doce chicharras". Y da cuenta de un cambio apenas perceptible en las letras de Moretti, que siguen abrevando de la nostalgia romántica, pero con un acercamiento menos lúgubre que en el disco previo.

El costado izquierdo es emocional, pero no muy emotivo, y mucho menos visceral como su portada. La poesía de Moretti descubre sentimientos con desapego, aunque nunca con desbordes. Y eso que les pone nombres propios a sus objetos de deseo ("Julia") o se desespera verbalmente en clave de rumba rockera ("El último beso").

Ya con un nombre importante en el cartel local, vuelven a rodearse de invitados. Ale Sergi, de Miranda!, entrega un dúo de pop burlón a lo "cool" y lo "groove" en "Internacional". Enrique Bunbury participa en la balada épica "Aleluya". Y Fernando Samalea reparte su batería por todo el disco.

Lo que hay siempre es un modelo melódico que hace un estilo propio, depurado. En muchas canciones, el paradigma de Estelares es algo así como "Camilo Sesto/Leonardo Favio/etc. van a la universidad".

Los vientos de "Necesito", los teclados de "Sólo por hoy (chica oriental)", la misma "Aleluya", las cuerdas de balada orquestada en "Islas"... ¿Por qué no inscribir a Estelares en el largo y heterogéneo listado de la canción romántica en español? Sí, claro, pero con altos estudios cursados...

Estelares presentará El costado izquierdo el sábado 28 de este mes, a las 21.30, en el ND Ateneo (Paraguay 918). Entradas desde $70 por Plateanet.

Fuente: http://www.clarin.com/discos/Estelares_0_734326700.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario