domingo, 8 de julio de 2012

Celeste Cid: "La clave es reconocer el problema"

TELEVISIÓN

Después de un período oscuro, en el que estuvo internada, la actriz retoma el trabajo con el protagónico de “Sos mi hombre”, la tira con Luciano Castro que estrenará en agosto. Lúcida y sensible, cuenta que pasó por una situación en la que necesitó pedir ayuda.

08.07.2012 | Por Sandra Commisso

Si de la oscuridad nace la luz, de la fragilidad puede surgir la fuerza. En ese camino está Celeste Cid, encontrando su luz y su fuerza para emprender de nuevo el camino. La actriz volvió a trabajar después de un año alejada por problemas de salud y está grabando la nueva ficción de Pol-ka, "Sos mi hombre", que saldrá al aire en agosto.”Estoy muy contenta, sobre todo porque la última novela que hice fue Resisitiré hace 10 años”, dice con la voz tenue. “Está bueno contar una historia como ésta, donde las cosas suceden, hay problemas, pero son parte de la vida y hay que convivir con eso y seguir”, asegura.

Su belleza está intacta pero esa cara bonita trasmite, además, una enorme sensibilidad. La historia de una chica que se enfrenta a los problemas con garra y optimismo que le toca interpretar en esta nueva trama, suena muy cercana a ella. “Lo que me gustó particularmente de Camila, mi personaje, es que no es una chica sufrida ni padece ni se vuelve loca con los quilombos cotidianos. Ella es como muchas mujeres de hoy o de otras épocas (aunque no estuviera tan a la vista) que trabajan, vuelven a la casa, se ocupan de los hijos, le ponen el hombro a todo Me encanta esta heroína. Y además, está buenísimo que sea una comedia romántica”.

Durante el año pasado, Celeste pasó un tiempo en una clínica recuperándose de un problema de adicciones. Entonces corrieron muchas versiones, pero la actriz prefiere no ahondar en esa etapa dolorosa y mirar para adelante.

¿Qué aprendiste de ese momento tan duro?

Es difícil transmitir algo, no por no querer contar o por poner una distancia, es que realmente es algo muy personal y no es fácil traducirlo. Creo que el tiempo es fundamental, hay cosas que decantan y se aprenden con el tiempo. No soy quién para aconsejar a nadie, pero sí te puedo decir que pasé por una situación en la que no me sentía bien y busqué ayuda. Eso es muy importante, sobre todo cuando surge de uno, porque si no, es forzado. Pero cuesta mucho pedir ayuda, no sale fácil porque no es lo habitual. Ahora veo situaciones todo el tiempo, observando en la calle, en las que te das cuenta de que alguien tiene un problema, pero no lo puede reconocer. Creo que ésa es la clave: reconocer el problema. Y para eso hace falta tiempo. Después, no sé qué podría decir.

¿Te sentís más madura?

Sí, me siento bien. Siento que el día de hoy tengo lo que necesito: mi trabajo, mi hijo, mis clases de piano. Estoy aprendiendo con una profesora. El piano es mi pasión. Aprendí a leer partituras, sabía tocar algo de oído, pero ahora es más formal. Y me divierte.

Supongo que los afectos son fundamentales en estos casos.

Sí, mi familia y mis amigos son muy importantes. Pero además, sentí mucho apoyo de la gente en la calle, sentí mucho afecto y lo agradezco. Eso me dio ganas de volver, estuvo muy bueno descubrir esa buena onda.

El día a día de Celeste en el presente se parece bastante al de una chica cualqueira de 28 años que trabaja y cría a su hijo. André (fruto de su relación con el músico Emmanuel Horvilleur) está por cumplir 8 años y es la mayor alegría de Celeste. “Somos muy compañeros, lo voy a buscar al colegio. El está muy pero muy copado con el fútbol, se sabe cosas de los jugadores de la década del ‘80, maneja una información y un ritmo que no le puedo seguir. Me llegué a comprar revistas deportivas para estar más al tanto, veo partidos con él, comentamos los goles. Es una pasión que le surgió naturalmente. Se desenvuelve como un jugador”.

¿Cómo te sentís como mamá?

Lo tuve muy joven y aprendimos muchas cosas juntos, pero no por eso pierdo de vista que la mamá es la mamá y el nene, el nene. Compartimos diversión, pero también responsabilidad. Lo ayudo a hacer su tarea. El, como todos los chicos, tiene una energía muy especial y una mirada del mundo muy limpia. El tiene su mejor amigo desde el jardín y nunca hay que decirles nada si se pelean, porque entre ellos se entienden. No hay que meterse en su mundo. Uno descubre muchas cosas a través de ellos.

Otra de las coincidencias de la Celeste actual con Camila, su nuevo personaje de ficción, es esta conexión con el mundo infantil. “Camila es pediatra y lleva adelante una parte social, porque se ocupa de un comedor. Me encanta eso, es una heroína de verdad; no se deja achicar por nada, y si viene una mala, mejor, porque le da más incentivo”.

Celeste sigue sacando fuerzas de la fragilidad y dice: “Me gustaría comentar algo que, a lo mejor no tiene que ver, pero me parece importante. Hace poco me tocó pasar por un tema de salud de un familiar y me di cuenta el descuido que hay con ese tema, que es un derecho de todos. Me gustaría llamar la atención sobre eso: hay un espacio de salud que está desatendido y estaría bueno que los que se tienen que ocupar no lo perdieran de vista”.

Además de su hijo, su trabajo y el piano, Celeste encontró otro interés: la astrología. “Estudié algo y me encanta. Hay mucha información ahí, descubrís cosas increíbles. Está bueno tomarlo como una herramienta más para conocerse. Todo te enriquece como persona”. La actriz volvió al trabajo y la mujer está encontrando su rumbo.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/tv-y-radio/clave-reconocer-problema_0_733126850.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario