lunes, 4 de junio de 2012

Los Tipitos coronaron el cumpleaños de Ringuelet

Sociedad / La localidad del norte del distrito celebró 126 años de vida con un show de rock en el Parque Norte. Antes hubo desfile cívico militar, feria de artesanías y antigüedades y show de skaters.

04.06.2012 | 09.04

Por Pablo Spinelli
Los Tipitos salieron a escena pese a la lluvia que poco antes había caído en el Parque Norte (Foto: Esteban Martirena)
Una nube negra se instaló sobre el Parque Norte justo en el momento en que debían subir al ring los gladiadores de Lucha Extrema y una hora antes del horario previsto para que Los Tipitos salieran al escenario para coronar la celebración por el cumpleaños número 126 de Ringuelet. De todos modos, la cenicienta de la zona norte del distrito platense tuvo el festejo que se merecía. Los primeros acordes de la banda marplatense sonaron una hora después de lo previsto, pasadas las 19, pero no importó. Una gran cantidad de vecinos que desafiaron el frío disfrutaron del show y de los fuegos artificiales del final.

La jornada había comenzado bastante más temprano, en el centro neurálgico de esa localidad, sobre la avenida 7 a la altura de 512, donde se realizó el clásico desfile del que participaron fuerzas militares, instituciones del barrio, colegios y clubes, gauchos y autos antiguos.

El cumpleaños, en rigor, es el 1º de junio. Ese día, pero de 1886 fue inaugurada la estación de trenes de Ringuelet, y el nombre, impuesto por Jorge Bell, la localidad se lo debe a Augusto Ringuelet, un trabajador ferroviario de origen francés.

Cuando las actividades se mudaron al predio del Camino Belgrano y 516, hubo ofertas para todos los gustos y edades: juegos inflables para los niños, una feria con puestos de venta de artesanías y comida, body painting, esculturas en madera hechas en vivo con motosierras, pruebas de skaters y exposiciones de antigüedades.

Durante la media hora que duró la lluvia sobre el predio, la gente se refugió en la mole de cemento pensada originalmente para un Showcenter y más tarde para la ciudad judicial, y hoy recuperado para ese nuevo espacio de recreación.

Fue el momento en el que la atención se centró en los expositores de antigüedades y objetos extraños para ese contexto: muñecos y muñecas, navajas y afeitadoras de distintas épocas, marquillas de cigarrillos, revistas de Bruce Lee, tapitas de botellas de distinto tipo y marca.

Mientras, en otro rincón se dio una charla sobre Florencio Molina Campos. Una veintena de interesados vieron proyectadas sobre la pared las obras gauchescas. Pudieron enterarse, por ejemplo, que en los años 40 se repartieron 18 millones de láminas con sus reproducciones, y que, por lo tanto, teniendo en cuenta la cantidad de habitantes que por entonces tenía el país, seguramente en todas las casas había una imagen del dibujante y pintor.

En otra sala, los chicos aprovecharon para fotografiarse con los personajes de Lucha Extrema, algo así como un desprendimiento de lo que fuera "100% lucha", con Musambe Tutu a la cabeza.

Afuera de la mole, la nube negra se corrió y los colaboradores municipales terminaron de secar el escenario. La música empezó, de a poco, a apoderarse de la jornada. "Empiecen a acercarse que ya están Los Tipitos", gritó el locutor cuando ya era noche cerrada. Pasaron la reina y las princesas de Ringuelet, se encendieron las luces, el predio se colmó y, por fin, sonó "Brujería".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario