lunes, 4 de junio de 2012

Historias de un " Mundo aparte" una producción platense en Encuentro

Espectáculos / Este martes a las 23 horas se estrena en Canal Encuentro Mundo aparte: una serie documental de ocho capítulos conducida por la periodista Ana Cacopardo. La primera entrega es una cooperativa de cartoneros en Villa Itatí. (Mirá el trailer)

04.06.2012 | 09.30

video

La secuencia de Mundo aparte, que comenzará a emitirse este martes a las 23 y se repetirá los sábados a las 22 por Canal Encuentro, se desarrolla siguiendo la cronología de un día, generando distintos momentos, con climas y locaciones diferenciados.

Junto a un personaje central que abre las puertas del mundo que se describe en cada capítulo, aparecen otras voces y el registro de situaciones. El rol de la conducción busca potenciar la indagación de los personajes centrales y facilitar el relato coral. De este modo el ciclo apela al formato documental, pero sin perder la dimensión subjetiva del relato.

Cada capítulo asume claramente el punto de vista de sus personajes. Su mirada. Sus preguntas. Sus dilemas personales. Su opción colectiva. En los confines de la Argentina y en contextos de adversidad, estas historias hablan de la solidaridad, la resistencia y las luchas por construir una sociedad más justa.

El equipo de realización de Mundo aparte se completa con Andrés Irigoyen en la dirección; Ingrid Jaschek y Pablo Spinelli en los contenidos; Lucia Lubarsky en asistencia de dirección; Verona Demaestri y Ulises Rodríguez en la producción; montaje y posproducción Martín Tejo, Luciana de la Cal y Gastón Zalba. La serie fue ganadora de los concursos nacionales para televisión digital convocados por el INCAA.

El estreno, los cartoneros. Cuando la Argentina tocaba fondo hace 10 años, en Quilmes, muy cerca de Capital Federal, nacía la Asociación de Cartoneros de Villa Itatí. En un contexto de crisis, para miles de familias que ya vivían en el límite de la pobreza, la recolección de cartón y basura reciclable se convirtió en el único camino para la supervivencia. Un grupo de ellos entendieron que había que buscar una salida colectiva. Cecilia Lee, una monja franciscana que vivía en la Villa, acompañó ese proceso y abre las puertas de este mundo aparte.

Como experiencia organizativa la Asociación de Cartoneros se consolidó. Hoy tiene un depósito propio y una rutina de trabajo donde se alternan las tareas de clasificación, enfardado y traslado de la basura reciclable.

Pero la Asociación no es solo un emprendimiento productivo. Es mucho más que eso. Creció con proyectos que buscan la promoción humana. “Cuando se armó la Cooperativa, y a mi me eligieron de tesorero, yo les dije ‘un tesorero tiene que tener estudio’. Y me dijeron que me podían ayudar, y así estudié”, recuerda hoy Rodolfo Villalba, quien por entonces no sabía leer ni escribir.

En la Provincia de Buenos Aires, hay 400 mil jóvenes que no estudian ni trabajan, que no imaginan un proyecto de futuro. “El que no come, el que tiene hambre, no piensa. Todo es inmediatez. La vida es presente perpetuo. Es curioso lo que nos sucede. En la sociedad del miedo son muchos los que prefieren verlos entre rejas”, reflexiona Ana Cacopardo. La estadística en Villa Itatí tiene rostros y tiene nombre y apellidos. Por eso duele. La Asociación trabaja para darles herramientas que les permitan salir de la marginación y la violencia. “La vida de nuestros pibes parece que no tiene valor. O sea que hay una población que sobra” dice Cecilia Lee. Pero no bajan los brazos aunque el aporte sea “una pequeña gota de agua en el océano”, porque “estamos defendiendo la vida y no queremos entregarla”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario