sábado, 9 de junio de 2012

Historias de Olga Zubarry una estrella del cine argentino

Espectáculos | sábado 09 de junio de 2012

Entrevista con la actriz Olga Zubarry, anécdotas y curiosidades de la artista con mayor cantidad de filmes en la historia del cine nacional. Además, muestra su etapa caritativa y familiar

Jorge Luz y Olga Zubarry (2010)
Mujer elegante, sobria, es el fiel reflejo de esa niña de 16 años que levantó polvareda cuando protagonizó El ángel desnudo y que ha crecido. Pelo lacio, rubio, bella, coqueta, tiene la suavidad que supo imprimir a la mayoría de sus personajes.

-Hay una película que consideramos imprescindible en su carrera sobre la que queremos que nos haga una breve referencia, El ángel desnudo. ¿Qué recuerdos tiene?

-Sí, la película de Christensen... Su título original era La señorita Elsa y ya se había hecho en teatro. Carlos me ofreció el guión para filmarla, con un título más ganchero para el cine que fue El ángel desnudo, razón por la cual Mirtha Legrand había rechazado hacerla, como ocurrió con muchas otras (como Los pulpos) y en realidad lo del desnudo es un mito, ya que nunca existió, y fue así como Mirtha se perdió muchas excelentes historias en el cine.

-¿Todavía hoy agradece a la madre de Mirtha Legrand el hecho de que no le haya permitido intervenir en El ángel desnudo?

-El problema es que los de Lumiton no querían pagarme sino una miseria. En 1947, cuando todavía no había cumplido 18 años -nací en 1929-, mis padres fueron varias veces a hablar con Guerrico. Se llegó a un acuerdo. Me pagarían mil pesos por película hasta que se terminara el contrato. Debo recordarle que Zully Moreno y Mirtha Legrand andaban por los veinte mil para esa fecha y que lo que me hicieron fue, de veras, explotación pura. En Los pulpos ya me sentía más segura, aunque me preguntaba adónde iba a ir a parar con esos papeles. No sabía que la de Mirtha, la protagonista, era una carrera como cualquier otra. Hoy terminaría trabajando con Sofovich.

-¿Por qué tardó tanto en integrarse a la TV?

-Le tenía miedo, es la única explicación posible. Era un ambiente distinto. Aprendí otra vez observando a mis compañeros. No es sólo la cuestión de la velocidad. En la TV el actor tiene que ser todavía más parco que en el cine, más íntimo. No siempre lo conseguí, pero siempre he tratado de que no me pescaran actuando. Tuve muy buenos directores en TV y creo que de ellos es el mérito. María Herminia Avellaneda, Alejandro Doria, David Stivel, Diana Alvarez era gente toda que sabía lo que quería. Lo que sí empecé a notar en TV y que no había en cine era una extrema competencia que a mí no me gustaba nada. No voy a dar nombres, pero me ha tocado trabajar con algunas manzanas podridas con veleidades artísticas a las que había que soportar.

-¿Y qué piensa de los actores nuevos?

-Envidio la forma que tienen de mover el cuerpo para expresarse. Se nota que han estudiado bastante. Los vengo viendo desde los años ‘70 y los he visto progresar a casi todos. Me gustan Julio Chávez, Ricardo Darín, Soledad Villamil y Leticia Brédice, entre muchos. Han logrado darle un nuevo estilo a la interpretación cinematográfica. Por supuesto, se precisan directores y, sobre todo, continuidad en el trabajo. Otra cosa que es indispensable es, sencillamente, vivir. El actor es un ser humano al que le ocurren cosas y todo eso hay que capitalizarlo. Está prohibido estancarse como también meterse en algo para hacerlo de taquito. Creo que hay una camada de excelentes nuevos actores a los que, por ejemplo, la TV pasa por alto como si no importaran.

Olga Zubarry

Actriz de teatro, televisión y especialmente cine, con más de 80 apariciones en filmes entre 1943 y 1997, cubriendo seis décadas del cine de Argentina. Ascendió a la fama con El ángel desnudo de 1946 y se retiró en 1997 a los 67 años, después de ganar un premio Cóndor de Plata.

El ángel desnudo

El angel desnudo - Carlos Hugo Christensen Año: 1946
En 1946, siendo aún una adolescente, había filmado El ángel desnudo, filme catalogado como pionero en un rótulo: el desnudo. Desnudo y década del ‘40 se aúnan para formar la palabra “escándalo”. ¿Quién podía soportar, entonces, a Olga Zubarry “desnuda” en escenas que han quedado indeleblemente marcadas? ¿Justo en esa adolescente que había dejado una imagen de puerilidad superlativa en “16 años” un tiempo antes? Aunque hoy sabemos que el desnudo verdadero no fue el de Olga, sino el de una estatua, no deja de asombrarnos su postura tan personal frente a algo que hubiera podido significar su muerte artística definitiva o un escándalo sin precedentes.

Premios

Galardonada en innumerables oportunidades, su trabajo le valió premios importantes, tales como el de la Asociación de Cronistas Cinematográficos como mejor actriz principal por El vampiro negro y luego como mejor actriz protagónica por Marianela; en 1961 ganó el premio Hispanoamericano del Festival San Sebastián como mejor actriz por Hijo de hombre; en 1972 se llevó el premio Aptra como mejor actriz por el ciclo televisivo Alta comedia; ganó el premio Santa Clara de Asís en 1983; y en 1988 Aptra nuevamente la galardonó con el premio Protagonista por otro prestigioso ciclo en la pantalla chica: De fulanas y menganas.

Carrera actoral finalizada

¿Volverías a filmar?

“No, siento que ya está. Fue muy hermosa esta carrera, que me dio muchas satisfacciones, pero ya está. Ahora me dedico a mis hijas, y a mis nietos que todavía son chicos. Tengo una hija que vive en Estados Unidos, y la otra que vive a la vuelta de mi casa y estoy en una etapa muy familiar. Desde antes que muriera mi marido, habíamos decidido con él poder tener el tiempo y la libertad para visitar a nuestra hija”.

Fuente: http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-193492

1 comentario:

  1. POR FAVOR !!ACABO DE VER ESTA NOTA UN POCO TARDE ,ME HUBIERA GUSTADO PODER IR, ES UN SUEÑO CONOCERLA Y ES MUY IMPORTANTE ,ME PODRÀN CONTACTAR? SABEN DONDE UBICARLA??POR FAVOR ES MUY IMPORTANTE PARA MI, MUCHAS GRACIAS LES DEJO MI MAIL : daniela.obregon@live.com

    ResponderEliminar