martes, 19 de junio de 2012

Gabriel Vilches: Bajo perfil

ESPECTÁCULOS / Tras varios años de recorrido y proyectos, el bajista Gabriel Vilches editó virtualmente su primer trabajo solista, Hipocondríaco.

18.06.2012 | 16.53


“¡La típica: si me toco la frente pienso que tengo fiebre!” Gabriel Vilches lo asume: “Quizá sea un poco hipocondríaco”. De ese modo explica el título de su primer trabajo solista que recientemente fue publicado virtualmente a través de su web y que demuestra que el notable bajista y de gran recorrido a pesar de su juventud, goza de excelente salud. Hipocondríaco concilia groove y funk sin perder la línea melódica ni abusar en virtuosismos, lo que denota madurez por parte del músico platense así como el ensamble perfectamente logrado con “dos amigos, Antulio Pozzio en batería y Nacho Stoppani en pianos- introduce Vilches-. De invitado está otro amigo, Daniel Chappet, que toco armónica cromática en dos temas. Yo grabé los bajos y las voces y me di el gusto de hacerlo con más instrumentos ( ¡a la Prince!)." Y añade respecto al proceso: “ Las baterías se registraron en el estudio de Alfredo Calvelo (Hollywood) en octubre del 2010 y el resto en mi estudio (Ovni), desde noviembre hasta febrero del 2011 que termine con las percus y unas voces. Después lo mezclé y Juan “Cana” San Martin se encargó del mastering.”

El bajo suele ser atribuido engañosamente a un rol secundario, lo cual supone cierto desafío a la hora de de ser el instrumento guía de un disco? ¿Se hace hincapié en lo rítmico? ¿Se le da más espacios melódicos? Vilches no pensó en nada de eso: “En mi caso la inquietud de tocar el bajo es tan grande como la de componer, así que veo el bajo como otro timbre más. Hay temas en los que tiene un rol melódico y otros en los que hace base. Si busque que cuando tengo la melodía del tema con el bajo no haya otro bajo haciendo base, siempre suena a trío el disco. Si bien cada tema tiene su condimento extra, la base de todo siempre es el trío de teclas, bajo y batería.”

Con la misma naturalidad, Hipocondríaco no pretende ser un disco de funk o ningún género en particular: “Hay un poco de todo, pero nada está en estado puro digamos. Por una cuestión de gusto personal el funk está muy presente, pero hay algo de rock, algo académico, algo de tango y todo eso trabajado desde un lenguaje jazzístico. Creo que toda la música que toque hasta ahora está presente. Alguna más visible que otra... hay un tema que en la idea original era un chamamé!”

Respecto al repertorio, Vilches comenta que “hay algunas cosas viejas recauchutadas y otras que salieron cuando tome la decisión de arrancar mi carrera “solista”. En realidad no tomé la decisión, fue la vida misma la que me puso en este lugar, porque siempre compuse música muy variada, instrumental y cantada, así que fue hacerme cargo de ese rol y empezar a dejarlo plasmado en discos.¡De hecho ya estoy demeando el segundo!”

En ese ímpetu institivo de componer, parece que Vilches está trabajando, paralelamente, un perfil más cancionero-por decirlo de algún modo-. “¿Quien te contó eso???(Risas). Si, es otra cosa que siempre me gustó: las canciones. Así que armé unas cuantas y las grabé. De hecho en el segundo disco va a haber alguna que otra canción.” Y bromea: “ ¡Saqué el Indie que todos llevamos dentro!”

Hipocondríaco puede descargarse gratuitamente en su web y estar al tanto de cómo siguen las cosas para el músico: “Hay bastantes fechas con mi trío y con otros proyectos en los que participo. De hecho el 11 de agosto tocamos en el Paseo La Plaza en el festival Solo Bajo, una alegría. Para fin de año me gustaría tener redondeados los demos del próximo disco para empezar a grabarlo el año que viene.”

Etimológicamente, hipocondríaco tiene origen griego y remite al hipocondrio, ese sector del abdomen al que suelen aferrarse aquellos que se inventan dolencias. Justo ahí donde llega el groove cuando se siente. Escuchen Hipondríaco y verán que no hay invento: los síntomas del ritmo son totalmente reales.

Fuente: http://diagonales.infonews.com/nota-183165-seccion-114&Redirect=false-Bajo-perfil.html


22.07.2011 | SUPLEMENTO JOVEN

Efecto contagio

Integrante de mil y una bandas desde sus inicios en la escena platense -apenas despuntaba el siglo- y profesor de Acústica en la facultad de Bellas Artes, Gabriel Vilches arriba a su debut solista con un entrenamiento inmejorable. "Hipocondríaco" recopila las composiciones que el bajista platense grabó entre octubre de 2010 y febrero de 2011 en los estudios Hollywood -de Alfredo Calvelo- y Ovni, con Antulio Pozzio -batería-, Ignacio Stoppani -piano, órganos y sintetizadores- y Daniel Chappet -armónica-. En plan múltiple, Vilches programó bases y grabó no sólo bajos convencionales y fretless sino guitarras, sintetizadores, percusiones y voces.

Masterizado por Juan "Cana" San Martín en Astor Mastering, el trabajo instala en el mapa sonoro local un solista diferente, que no se ajusta al molde del cantautor "indie" ni la tradición épica del rock nacional. Nacido en enero de 1984, Vilches comenzó a tocar el bajo a los quince, y tuvo profesores de lujo como Omar Gómez, Guillermo Vadalá y Gustavo Giles. Se formó como pianista con Pepe Angelillo y como arreglados con Luis Castillo, además de cursar durante cuatro años la licenciatura en Composición de la UNLP, que le valió la designación como docente en Bellas Artes.

Actual integrante de Willys & The Wallys, Odino Faccia, No Funka, Utadre Arajo y la banda estable del programa de TV Jam Session, acompañó como sesionista o músico de gira a Germán Fratarcángeli, Valentino, Ricardo "Chiqui" Pereyra, Diego Mizrahi, Luciano Pereyra, Néstor Gómez, Mariano Massolo, Jorge Oss y Pablo Markovsky, entre otros. Desde 2009 toca en trío junto a Pozzio y Stoppani.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/joven/notas.aspx?idn=323952&f1=20110722

No hay comentarios.:

Publicar un comentario