sábado, 30 de junio de 2012

Eleonora Cassano se despide del Ballet con 'La Bayadera'

ESPECTÁCULOS / La destacada bailarina argentina subirá a escena con la pieza que tiene música de Ludwig Minkus y coreografía de Luis Ortigoza (basada en el original de Marius Petipa). Las funciones serán en el estadio Luna Park este sábado (a las 20.30) y el domingo (a las 18).

30.06.2012 | 09.35

Cassano en la piel de Nikiya (Fotos Guillermo Genitti - Teatro Argentino)

El adiós de Eleonora Cassano se repartirá en 3 jornadas, porque durante este viernes, sábado y domingo la bailarina se despedirá de la danza clásica con únicas funciones de La Bayadera en el Estadio Luna Park.

La acompañarán en esta puesta de la pieza que tiene música de Ludwig Minkus y coreografía de Luis Ortigoza (en base al original de Marius Petipa) el Ballet estable del Teatro Argentino de La Plata (dirigido por Mario Galizzi), el propio Ortigoza (que oficiará de partenaire) y la Orquesta Académica de Buenos Aires (conducida por Carlos Calleja).

La mujer que desde los seis años supo que se iba a dedicar a la danza -como siempre comentó- se retira pero eso no quiere decir que los escenarios no la van a tener más como protagonista: “si aparece un proyecto atractivo que no pertenezca al universo de lo clásico, con menos requerimientos técnicos, no lo descarto", dijo recientemente.

Otra de las cosas que reveló la bailarina -una de las referentes nacionales del género en los últimos tiempos, por no decir “la referente”- fue el motivo de la elección de La Bayadera para despedirse: “la estrenamos en el Teatro Argentino de La Plata recientemente, pero hacía casi veinte años que yo no lo bailaba y siempre me gustó bailarla, lo hice por última vez en el Teatro Colón. Me gusta porque permite mucho vuelo a la interpretación. También podía haber hecho en esta despedida, por ejemplo, El lago de los cisnes (P. Tchaikovsky), muy exigente, pero mi espalda no está de la mejor manera y creo que el personaje de Nikiya es más rico”.

La puesta. En cuanto a la nueva versión de La Bayadera que se verá en el adiós de Cassano, su compañero Luis Ortigoza recordó que desde chico se sintió atrapado por “su impresionante despliegue de imágenes” lo que lo introdujo en un mundo “mágico y místico, de princesas indias y coloridos personajes que protagonizaban una historia dramática, de amor, poder y traición”.

Todas las imágenes quedaron en la mente del bailarín y “no se diluyeron con el paso del tiempo”, sino que por el contrario, lo inspiraron cuando asumió por primera vez el rol de Solor y cuando empezó a trabajar su propia versión. “Tras enfrentarme a la partitura y a los desafíos coreográficos de este título, puedo decir que La Bayadera es el ballet del repertorio clásico más perfecto jamás construido, el mayor legado que dejara el genio de Marius Petipa. Para concebir esta coreografía, respeté la estructura original de Petipa, a la que le sumé dos danzas para los varones –los guerreros y los sacerdotes-, para darles mayor presencia, y una última escena, la de la destrucción del templo, que no figura en todas las versiones y que constituyó un gran desafío”. Otra de las cosas que adelantó Ortigoza fue “respecto del concepto visual, opté por respetar algunos colores específicos para ciertos trajes, porque forman parte de los códigos ancestrales de la cultura india (el vestido de Gamzatti de la última escena, por ejemplo, es rojo, porque ese es el color de las novias), mientras que en lo escenográfico, propuse que se respetara la grandiosidad de los palacios y la exhuberancia de la vegetación que los rodea”.

Más de ella. Con más de tres décadas en el mundo de la danza clásica, Cassano egresó como bailarina del Instituto Superior del Teatro Colón (1983) y dio sus primeros pasos en el exterior, ya que fue contratada por la Fundación Teresa Carreño de Venezuela. Ella asegura que “lamentablemente” es necesario que un bailarín complete su formación afuera porque “si no lo hace o si no triunfa en el nivel internacional, acá no se lo va a reconocer. No sólo pasa eso en el ambiente de la danza sino en cualquier ambiente. Es una mirada que tenemos los argentinos. Pero en el país hay muchísimo talento”.

Cuando regresó a Argentina, comenzó a interpretar los roles protagónicos en los ballets del Teatro Colón, donde compartió escenario con Julio Bocca, Carla Fracci, Ludmila Semeniaka, Ekaterina Maximova y Vladimir Vassiliev.

Su figura se relaciona con otro de los grandes bailarines clásicos nacionales, como lo es Julio Bocca, ya que fueron compañeros desde 1989 hasta 1996, y Cassano participó de la creación del Ballet Argentino, con el que realizaron giras juntos por toda Argentina, Europa y América.

Hoy, a los 47 años, la bailarina confesó que su deseo es “enseñar y devolver lo que he aprendido y, por supuesto, me encantaría poder formar mi propia compañía”. Y antes de brindar estas tres funciones de despedida, reconoció que existe la posibilidad de otro cierre: “se haría un espectáculo al aire libre, que seguramente se va a asociar a lo que en su momento hizo Julio Bocca, pero yo quiero darle un toque propio que me identifique”.

Fuente: http://diagonales.infonews.com/nota-183790-seccion-114&Redirect=false-Eleonora-Cassano-se-despide-del-Ballet-con-'La-Bayadera'.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario