sábado, 16 de junio de 2012

El lago de los cisnes, en La Plata

Espectáculos | sábado 16 de junio de 2012

El máximo coliseo de la ciudad disfrutará del ballet más reconocido. Hoy dialogó con Genoveva Surur, bailarina que interpreta al cisne blanco, para conocer los detalles de la obra


El lago de los cisnes es considerada por los expertos como una de las obras más importantes, sino la más bella, del ballet mundial, pero su importancia no está en el pedestal donde se la glorifica, sino en la posibilidad que tiene el público de La Plata de ver, analizar y juzgar por sí mismo la obra que hoy -a precios muy bajos- se estrena en el Teatro Argentino y donde Genoveva Surur, -una de las más destacadas bailarinas de la argentina- se vestirá de cisne blanco. Pero antes de subirse al escenario contó sus experiencias a este diario.

Piotr Illich Tchaikovsky nunca había escrito música para ballet, cuando en 1876 la ópera de Moscú se lo encomendó. El estreno fue un fracaso el 4 de marzo de 1877 y las culpas se le atribuyeron a la coreografía de Julius Reisinger. Pero El lago de los cisnes consiguió la aprobación definitiva del público recién el 15 de enero de 1895 en el Teatro Marinsky de San Petersburgo con la nueva coreografía de Marius Petipa, y desde ese entonces la gran mayoría de las interpretaciones se basan en ese modo coreográfico.

Genoveva Surur, que a los siete años era estudiante de la Escuela de Danzas Clásicas de La Plata y en su larga carrera llegó a ser la representante de la Argentina en el Décimo Festival de Danza de Amazona en Brasil en 2003, en diálogo con Hoy dijo: “El lago de los Cisnes es uno mis ballets favoritos, porque yo empecé a bailar de chiquita casi cuando supe de él. Y tuve la suerte en distintas oportunidades de interpretar los dos roles (el del cisne blanco y el negro)”.

La obra y sus cisnes

Genoveva Surur dice “la obra es un clásico y es bellísima en lo visual y en lo musical. De los cuatro actos que la componen, el primero y el tercero son divertimentos en el palacio con rica escenografía vistosa, con trajes, distintas danzas, y más principesco. Mientras que para los amigos de lo clásico están el acto segundo y cuarto, con los cuerpos blancos (con los tutús)”.

Después de ser madre, Surur regresó en 2012 a los escenarios, vigésimo año de trayectoria si se cuenta como punto de inicio profesional el primer contrato, que fue con la compañía de Maximiliano Guerra, tras haber pasado por el Colón y poco antes de ingresar (en 1996) al Ballet Estable del Teatro Argentino, donde se desempeña en carácter solista y de primera bailarina.

Genoveva Surur podría ser cualquiera de las niñas que hoy aprenden jugando el arte de la danza entre las calles de las diagonales, pero que con disciplina y esfuerzo hoy estrena a las 20.30 la obra de Tchaikovsky, que continuará en la Sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino mañana a las 17, con entradas a precios populares y descuentos para jubilados y pensionados.

Estanislao Arpone

Datos básicos para no olvidar

El lago de los cisnes, con música de Piotr Illich Tchaikovsky y coreografía de Mario Galizzi hoy se estrena a las 20.30 y mañana siguen las funciones a las 17, en el Teatro Argentino (51 entre 9 y 10).
Además seguirán las funciones el viernes 22 el 23, a las 20.30, y el 24 a las 17.
Intervendrán el Ballet Estable que encabeza Galizzi, y la Orquesta Estable, que tendrá en el podio a Darío Domínguez Xodo. La escenografía le corresponde a Augusto González Ara, el vestuario a Eduardo Caldirola y la iluminación a Alejandro Le Roux.

Actos que componen la obra

Primer acto: el príncipe Sigfrido festeja sus 21 años, pero su madre perturba el buen humor exigiéndole que al próximo día deberá escoger una esposa. Para distraerlo y calmarlo, El Bufón organiza un día de caza con el príncipe.

Segundo acto: el príncipe descubre entre los cisnes uno especialmente bello, que es Odette, la reina Cisne de la que se enamora y le cuenta el hechizo de Von Rotbart que la convirtió en reina cisne hasta que un hombre la ame, se case con ella, y le sea fiel. Sigfrido pide que la mujer vaya al palacio.

En el tercer acto en el palacio mujeres de distintos rincones llegan al casamiento. El príncipe ve a Odile, un invento de Von Rotbart, y cree ver a su amada. Cuando Sigfrido la elige como su mujer se produce un estrépito de trueno que alborota a todos.

En el último acto las doncellas cisnes consuelan a Odettey deprimida. Sigfrido busca a Odette. Le toma entre sus brazos, pidiéndole que le perdone. Odette le perdona y aparece Von Rotbart, con quien lucha. Y vence la fuerza del amor del príncipe a Odette.

Fuente: http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-194514

No hay comentarios.:

Publicar un comentario