viernes, 1 de junio de 2012

Aquí y ahora

A las 20 en el marco del Ciclo En 2tiempos, la compañía Tubo de ensayo presenta Turbias Trasparencias en el Salón Dardo Rocha (Av. 7 N° 776) con entrada libre y gratuita.

01.06.2012 | 14.33

Por Daniela Camezzana

Un registro de la presentación de Tubo de Ensayo en la Plaza Islas Malvinas.
Constantemente en distintos ámbitos se discute cómo las nuevas tecnologías han transformado las formas en que nos vinculamos, incluso llegando a modificar hasta los propios lenguajes. Es natural, porque en este estado de "compartir" permanente es sorprendente como el orden del conocimiento acabado se surbvierte en manos de los saberes más personales, que permanecen latentes por cuanto y en cuanto otro se sienta movilizado.

Y por su parte, el arte se vive una celebración del proceso, de la posibilidad de no tener que cargar con el material hasta la meta (la obra) sino de poder dialogar con el público en cada pasaje del proceso creativo. En este sentido la compañía Tubo de ensayo es un buen ejemplo de la profundidad que se puede alcanzar cuando se encara el laburo de este punto de vista.

Fernanda Tappatá, una de las integrantes de la compañía, cuenta que el trabajo que vienen elaborando desde principios del año pasado “con el grupo no tiene que ver con la obra terminada como el objetivo último ha alcanzar sino laburar con improvisaciones pautadas tomando como base lo que vamos realizando durante todo el año en los encuentros. Entonces partimos de disparadores de distintos tipos que van desde el texto, el movimiento, la distribución en el espacio o en este caso vamos a trabajar con multimedia. Son distintos tipos de pauta en las que investigamos que sufren una pequeña modificación en función de las posibilidades técnicas y espaciales del lugar. En general tratamos de no hacer obras para, cuando hay una invitación o una convocatoria llevamos lo que estamos haciendo en el momento. La idea es que casi se muestra un ensayo en público.”

Entonces cada presentación del grupo se constituye en sí misma como una forma de tomar contacto con la propuesta pero también en la sucesión de ver como si se tratara de un experimento, las formas que toma el material según pasa el tiempo y los recipientes. De hecho el título remite de forma directa a esta idea “cuando decidimos juntarnos luego de transitar varios espacios juntos, queríamos armar una especie de laboratorio que una tres cosas: el entrenamiento, producción de obra improvisada y una producción escrita. En conjunto derivó en un trabajo de constante ensayo donde se propone la horizontalidad de lenguajes y las personas. Porque cada vez coordina un miembro diferente del grupo.”

Más allá de una voluntad democratizadora, esta compañía compuesta por Sergio Armellino, Mariana Antonietta, Eduardo Campo, Luciana Lescano, Olga Martínez Cereceda, Ana Messina y Fernanda Tappatá encuentra que transitar desde la horizontalidad el proceso creativo “es una manera de que cada uno aporte de sí lo más genuino y de a los demás lo que más sabe. Si alguien sabe está más próximo al teatro aporta desde ahí, si uno sabe más de danza lo hace desde ese lugar. En cambio cuando uno dirige habitualmente uno impone su estética, las demás estéticas quedan supeditadas a la del director. Esto no quiere decir que no sea una forma de trabajo dificultoso pero tiene cosas buenísimas como un nivel de compromiso único -afirma Tappatá-. Para mí eso tiene que ver con que cada uno está muy identificado con lo que viene sucediendo y que todos sentimos que podemos aportar un montón de cosas porque los demás están abiertos a recibir y modificar su lenguaje.”

Después de su paso por la Plaza Islas Malvinas, Turbias Trasparencias vuelve a presentar una exploración vinculada a la utilización del nylon y otros materiales a través de los cuales se puede ver y proyectar. Pero en este caso, con audiovisuales de Marina Trabe y Vicente Bastos, se establece un diálogo posible entre lo audiovisual y la improvisación. Cuenta Fernanda que “todas las veces que nos presentamos con público nos dio mucha satisfacción. Esta forma nos permite lograr la sensación de tirarnos a la pileta, ver qué pasa en el momento y con el público de forma horizontal. Algo que tendría que suceder también con una obra acabada pero que a veces al seguir las pautas de una obra uno se apoya en eso. En cambio acá está muy a flor de piel el tema del aquí y ahora." Sobre el universo de latente y compartido.

Fuente: http://uol.elargentino.com/nota-181948-seccion-114&Redirect=false-Aqui-y-ahora-.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario