viernes, 18 de mayo de 2012

Doña Francisquita trae el Carnaval al Teatro Argentino

Espectáculos | viernes 18 de mayo de 2012

La obra cuenta con el español Jaime Martorell como director escénico, quien conversó con Hoy sobre la más importante de las zarzuelas.


"Viva el pueblo de Madrid, por galante y por jovial”, será la frase que resonará desde mañana y por todo lo que queda del mes en cada rincón del Teatro Argentino. La catedral del arte platense se convertirá en el lugar donde se revivirá el Carnaval del Madrid de 1850-60 con la zarzuela Doña Francisquita, considerada por los expertos como la mejor en su género, que se podrá disfrutar con módicos precios y cuya superproducción cuenta con la puesta en escena del prestigioso Jaime Martorell, quien conversó con Hoy para explicar los detalles del suceso que lo tiene trabajando en nuestro país desde hace meses y planificando el espectáculo desde hace un año.

“Lo más importante es el retrato alegre que quiso dar el compositor y los libretistas de lo que era el pueblo de Madrid, y es la frase que se repiten en toda la obra: Viva el pueblo de Madrid, por galante y por jovial, y así mostrar el canto alegre de la juventud. Además, (la obra) tiene diálogos divertidos y rápidos, donde todo lo que nos cuenta es una semana de Carnaval a mediados del siglo XIX, sin intenciones políticas, sin entrar en segundas lecturas, hay simplemente una visión festiva de lo que es el Domingo de Carnaval, el Miércoles de Ceniza y el Domingo de Piñata”, dice Martorell.

Auténtico modelo en su género, Doña Francisquita se estrenó en 1923 en el teatro Apolo de Madrid. Fue compuesta por el catalán Amadeo Vives y cuenta con libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw, basado libremente en la comedia La discreta enamorada, de Lope de Vega (quien, a su vez, se inspiró en un cuento del Decamerón de Boccaccio).

“La riqueza de este género español, en el sentido general, es que aúna toda la cultura de España desde la antigua Filipinas hasta Mallorca; y siempre la comparo con la comedia musical, porque las zarzuelas son un género dinámico. Y es muy interesante ver cómo en la música no es sólo lírica, sino que se añaden fandangos, boleros, valses, mazurcas... Todas las músicas que la gente conocía y bailaba en el mismo momento en que se estrenó son las que se aplican al espectáculo”.

Enfoque de una obra universal

Las funciones comienzan hoy, y seguirán mañana a las 20.30 y el domingo a las 17, en la sala Alberto Ginastera del Argentino de La Plata. Y habrá nuevas funciones el martes 22, miércoles 23, jueves 24 y sábado 26 de mayo, a las 20.30, y el domingo 27, a las 17.

Sobre cómo se trabaja una obra de esta magnitud, Jaime Martorell dice que “el enfoque del espectáculo fue de una manera universal, porque creo que los grandes espectáculos son siempre atemporales y no tienen ideas del momento. De lo único que se habla es en el cuarteto amoroso entre dos hombres y dos mujeres, de los disfraces y del Carnaval. Al no estar escrita por una moda de un momento, es uno de los mejores títulos y que más han trascendido en la historia”.

Desafíos

“Es una sorpresa venir a la Argentina para hacer una función española, y sobre todo para hacerla con un elenco latinoamericano, lo cual es un reto, que no tiene nada que ver con lo que hacemos en este género en España: es algo de mucha envergadura, técnica y musicalmente. Si en la zarzuela no se hablara, no habría problema, porque en otras obras la mayoría de los cantantes no cantan en su idioma, pero cuando tienes que hablar en una lengua y con un acento especial, porque aquí tenemos que intentar que hablen el español de Madrid de 1860, es un reto para todos, conseguir que cada uno deje de tener su acento personal y vaya al acento que tiene que tener”.

Madrid hoy y siempre

“Salvando las circunstancias, hoy en Madrid las fiestas de Carnaval no son tan interesantes porque el Carnaval fue sustituido por miles de fiestas más, pero ese espíritu sigue vivo en la ciudad, en los festivales. Y esos movimientos que se están desarrollando desde hace un año en el 15M en Madrid son un punto de encuentro de la gente, una forma asamblearia de mucha profundidad, y con esa cuestión de que el pueblo se comunica en la calle, porque luchan por algo y no encerrados en sus casas”.

Un mítico en Argentina

Jaime Martorell fue titular del Coro del Teatro Lírico Nacional de la Zarzuela y entre 1986 y 1987 estuvo en el Badisches Staatstheater de Karlsruhe como asistente de dirección en Simon Boccanegra. De vuelta a España, trabajó con directores como Emilio Sagi, José Carlos Plaza y Darío Fo. Entre sus producciones escénicas se encuentran las zarzuelas La tabernera del puerto, La del soto del parral y Marina, además de las óperas Il matrimonio segreto, el estreno mundial de El triomf de Tirant, de Amando Blanquer, Elektra, Tosca, El oro del Rin, I puritani, Carmen, Los cuentos de Hoffmann, La favorita, La traviata e Il trittico, entre tantas otras. A partir de 2001 colabora con la fundación operística de Navarra en una gala benéfica de Unicef, en los teatros de la Zarzuela de Madrid y Principal de Zaragoza. En 2007 creó su antología de la zarzuela, Viva Madrid, que luego adaptó para teatro cerrado.

Fuente: http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-190336

No hay comentarios.:

Publicar un comentario