viernes, 27 de abril de 2012

Todos los fuegos el fuego

Esta noche, a las 21, Alvy Singer big band regresa a La Plata para mostrar sus canciones en el marco del ciclo Lachacha al carbón. En Mil9once bar (12 y 71).

26.04.2012 | 14.26

Por Flavio Mogetta

Alvy Singer big band

En épocas en la que los primeros fríos del año comienzan a acobardar cuerpos, la ciudad de La Plata encuentra una propuesta más que interesante. Se sabe que muchas veces las bajas temperaturas invitan a permanecer en el hogar, bajo techo disfrutando de evntual compañía o de alguna película. Contra todos estos males una contrapropuesta: el ciclo Lachacha al carbón. De movida hay promesa de chispa, de calor. Y si a esta le sumamos además la posibilidad de escuchar buenas canciones, el plan casi que se torna perfecto. Porque que mejor que disfrutar al calor del fuego de la música de Alvy Singer big band, cosa que ocurrirá esta noche a las 21, en Mil9once bar (12 y 71).

Hablando de la génesis de este proyecto sus responsables cuentan que “es el fruto de otro ciclo: Junio de Autor. En aquellas jornadas del CC Islas Malvinas, el programa Carbono Catorce (FM Universidad) hizo la curaduría de cuatro conciertos donde se encontraron músicos como Pablo Dacal, Miro, Alvy Singer, Javier Maldonado, Lucio Mantel, Fede Kempff, Alfonso Barbieri y Fer López Camelo. La idea era establecer un diálogo entre la cancionística rioplatense y el sonwriting rockero e iconoclasta de La Plata. Para cada una de esas fechas, se armó una feria de discos curada en base al mismo criterio: ese fue el embrión de Lachacha Discos, que extendió su catálogo hacia todo un montón de artistas unidos por una escena que casi no tiene distribución por estos pagos. Al comienzo, Lachacha se fogueó en algunos ciclos como el Bomba Texto, Un Enano en la Estación o Pantufleta Refrescante. Ahí caía con su valija llena de discos y videos, dispuesta al diálogo. Al poco tiempo, nos dimos cuenta no sólo que todos esos artistas venían muy poquito a La Plata, sino que aunque vivimos a 60 kms no existía un puente con los artistas de este lado de la autopista: entonces los empezó a invitar y nació Lachacha al Carbón”.

A la hora de hablar de las particularidades y objetivos del ciclo, quienes impulsan esta disquería ambulante manifiestan querer “abrir el espacio para una nueva sensibilidad. Proponer tensiones y acortar distancias: tanto las que separan a las ciudades, como las que dividen al artista del público. Por eso la escala del ciclo es humana: conciertos populares para pocas personas. Parece una contradicción, pero no lo es. No hay que confundir popular con masificado”.

Con tanto artista dando vuelta y con tanta canción por disfrutar no debe resultar fácil programar cada encuentro de Lachacha al Carbón. “Pensamos en los artistas que están escribiendo las canciones que nos interpelan aquí y ahora. Que piensan la música de esta parte del mundo sin prejuicios estilísticos; que son capaces de abordar las distintas tradiciones para decir algo nuevo; que trabajan como si el Cuchi Leguizamón, Mateo, Spinetta o Gardel no estuvieran en el pasado, sino en el futuro. Bueno, por el ciclo ya pasaron Los Campos Magnéticos, Franny Glass, Xoel López, Sofía Viola, Ezequiel Borra, Nacho y los Caracoles y hasta una versión acústica de los Mostruo! Se vienen Alvy Singer, Lucio Mantel, Dacal, Lebrero, Liza Casullo, El Gnomo, Barbieri y un montón más”.

–¿Pero qué tiene Lachacha discos que no tienen otras disquerías?
–Movilidad, curaduría, misterio. Y todo parece indicar que ahora, muy pronto y asociada con algunos amigos queridos, su propia celebración: el Lachacha Social Club. Una tertulia en La Alborada para inscribir la música en la cultura: dibujos, fotografías, comida, literatura, revistas, bebidas, bailongo y banderines.

Será cuestión entonces de arrimarse al fuego.

Fuente: http://diagonales.infonews.com/nota-179423-seccion-114&Redirect=false-Todos-los-fuegos-el-fuego.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario