sábado, 21 de abril de 2012

Pura Vida a la cultura independiente

Durante la madrugada del viernes clausuraron Pura Vida y a varios se nos estrujó el pecho. 

Hay quienes quizás no conocen bien de qué se trata Pura Vida o que quizás no tuvieron la suerte de pasar una noche en el lugar. Básicamente se trata de un bar que inauguró hace más de cuatro años en La Plata y que, desde su primera jornada, demostró no ser un bar más. 

Con un dueño destacable que jamás se comportó como un bolichero con cabeza de calculadora, el espacio cultural abrió sus puertas a una gran cantidad de bandas (todas ellas independientes) y a una amplia variedad de propuestas sin pedir nunca a cambio un pago por parte de los artistas y productores que utilizaron el lugar. 

Y eso no es poca cosa, teniendo en cuenta que veníamos de un montón de bolicheros que no se conformaban con las ventas de la barra, sino que también les cobraban un alquiler a las bandas y a los productores e, incluso, se quedaban con parte de la taquilla. Una nueva forma de hacer, entonces, nació con Pura Vida. Aprendimos que no hay que pagar para tocar, que la taquilla siempre debe ser para la banda, que el artista merece un buen trato, que pueden existir lugares en los que importe más la propuesta artística que la convocatoria.

Ahora apareció la incertidumbre. Y sí, el pecho se nos estrujó y nos dieron ganas de vomitar.

Pero por suerte Pura Vida cosecha su siembra y hoy los artistas, los productores y el público que disfrutó de las madrugadas que el lugar les regaló se organizan para defender a ese espacio cultural que, inevitablemente, terminó haciéndose sentir como propio.

Por eso, mañana domingo 22 de abril nos juntamos en la Plazoleta de La noche de los lápices (diagonal 78 entre 8 y 61) a las 17 horas para, pacíficamente, reclamar para que Pura Vida reabra sus puertas.

Dicho esto, sólo resta pedir paz, amor, libertad y respeto.

Fuente: http://unavalerianaporfavor.blogspot.com.ar/2012/04/pura-vida-la-cultura-independiente.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario