sábado, 28 de abril de 2012

"Apilo canciones en el escenario"

Espectáculos /  César “Banana” Pueyrredón presenta Una noche romántica. Con canciones de ayer y de siempre, el creador de éxitos como “Conociéndote”, “Toda una noche contigo” y “Cuando amas a alguien”, llega este sábado a las 21.30 al teatro Coliseo Podestá.

28.04.2012 | 09.48

Por Carolina Sirio.

César "Banana" Pueyrredón (Foto: Alberto Direnzo)

César “Banana” Pueyrredón trae a La Plata su espectáculo Una noche romántica, en la que repasará todos sus clásicos. Temas que no pasan de moda y que han sido aggiornados por la banda del cantautor, que se hará sentir el sábado desde las 21.30 en el teatro Coliseo Podestá (10 entre 46 y 47).

–¿Cuál es la propuesta para este show que estás llevando a toda la provincia y que este sábado llega a La Plata?

–Últimamente en La Plata veníamos haciendo de todo, pubs y teatro chicos tipo concert, y hace tiempo buscábamos la manera de volver a hacer el Coliseo Podestá. La productora de los shows, Un plan, nos propuso hacer teatro en La Plata y teatros en todo el Gran Buenos Aires. La idea es llevar Una noche romántica, que es el espectáculo de todos los clásicos míos, a todos lados y al público de La Plata también, que es muy seguidor. De los mensajes a mi página de Internet, la gente que más escribe es de La Plata y participan, preguntan, están siempre. La idea entonces es traerles este show de clásicos de toda mi carrera.

–La última vez que se presentó en La Plata fue en diciembre del 2008, por lo que su público local está ansioso de verlo…

–Siempre me preguntan cuándo voy a volver, me dicen que me quieren ver. Hay tipos que me dicen que van a ir con la mujer y me piden que le dedique un tema para reconquistarla, se ve que hay muchos que tienen problemas de pareja y me quieren usar a mí para arreglarlos… (risas). He participado de cosas incontables. Mucha gente, no sólo en La Plata, me piden ayuda diciéndome “dale, vos que hacés canciones románticas…”. Me piden cosas extrañísimas.

–¿Cómo estructuró este show, ya que tiene cantidad de éxitos, que no entrarían en un solo show?

–Tengo la actitud de ser muy fiel a mis canciones. Un rasgo muy de canceriano, soy muy nostálgico y me encanta apilar mis canciones en el escenario así como guardo cartas, souvenirs, fotos, “de todo”, según mi mujer. Y mis canciones entonces las apilo en el escenario, canto un pedacito de todas. Hago las canciones clásicas de mi etapa solista, como “Cuando amas a alguien”, “Mi buen amor”, “No quiero ser más tu amigo”, “Tarde o temprano”, y después hago también los clásicos del grupo Banana, “Toda una noche contigo”, “Nadie podrá hacerme olvidar”, el infaltable “Conociéndote”. Y también “En tus ojos”, una canción más nueva. Un poquito de todo, me gusta cantar las canciones que la gente ya conoce, entonces se prende y las canta conmigo, está muy bueno.

–¿Sigue componiendo?

–Sí, si. Este año va a ser un año con varios proyectos. Primero hacer esta serie de conciertos por los teatros del Gran Buenos Aires. Vamos a presentar un DVD con imágenes de los shows; estos dos últimos años filmamos mucho, para eso estoy trabajando con mi hermano Daniel Pueyrredón, que es el sonidista de la banda y el responsable de toda la parte del video. Después voy a editar a mitad de año un disco que saqué en Centroamérica el año pasado, con la orquesta filarmónica de Costa Rica, que es espectacular y va a salir con un bonus track en DVD. Y para fin de año quiero empezar a trabajar en un disco nuevo, no sé si voy a tener todos los temas nuevos pero sí algunos para ir testeando en la gente.

LA BANDA DE LA BALADA. El sobrenombre de "Banana", que usa Pueyrredón, proviene del nombre de la banda de pop-rock en español que él fundara y liderara en los finales de la década del ‘60 y principios del ‘70. El grupo fue una de las primeras en cantar rock en español en Argentina y se caracterizó por su estilo inconfundible a partir de las composiciones melódicas de César Pueyrredón y el griego Jorge Scoufalos, su amigo y compañero artístico de toda la vida que falleció en 2007.

–¿Cómo fue, allá por los ’70, el paso del rock a lo melódico-pop y los temas románticos?

–Era todo un tema en ese momento. Con el griego Jorge Scoufalos, que ya se nos fue, componíamos juntos un montón de canciones y éramos como Lennon y Mc Cartney en el sentido que no competíamos, lo que él o yo escribía o entre los dos, lo firmábamos los dos y era de los dos, era una buena manera de calmar el ego y de que no haya rivalidad. Teníamos un montón de canciones románticas, melódicas, porque en ese momento, a los 17 o 19 años, estás conociendo chicas y saliendo, entonces la canción romántica era lo que nos salía. Habíamos grabado un primer disco con “Facundo ha llegado al mundo”, que era un tema pop, arriba, para mi sobrino que había nacido, y después “Negra no te vayas de mi lado”, un tema divertido, y “Abrazarte muñequita mía”. Banana era un grupo pop, para boliche, con ese perfil. Entonces nosotros hacíamos fuerza en la discográfica EMI para grabar temas lentos y nos decían que no, que los lentos eran para los solistas. Pero teníamos un montón de temas melódicos y creíamos que la banda le iba a imprimir ese sonido de banda, con otro arreglo.

–Ahora se sabe que resultó, pero en ese momento era un riesgo…

–Era un riesgo. En esa época se hacían singles y le propusimos a la compañía sacar “Besame o me enojo”, un tema muy divertido del estilo “Negra no te vayas de mi lado”, del lado A como tema de promoción, y que pongan del lado B “Toda una noche contigo” para probar qué pasaba. Y “Toda una noche contigo” fue un exitazo tremendo y le abrió la puerta a todas las baladas. EMI se convenció ahí que Banana era un grupo que podía hacer muchos temas románticos buenos y clásicos para toda la vida. En ese momento el perfil de las cosas melódicas lo hacían los cantantes solistas, una banda era raro que hiciera baladas. Y nosotros fuimos de los primeros que impusimos la balada de banda, de grupo pop.

–¿En ese momento, estaba seguro de que iban a resultar este tipo de canciones o no le importaba correr el riesgo?

–Estaba seguro. Porque a todos nosotros nos gustaba, a los amigos que escuchaban les gustaba, así que estaba seguro de que iba a funcionar bien.

–Funcionaron bien y siguen…

–Y hoy las madres llevan a sus hijas y van las hermanas mayores con las menores. Siguen pasando de generación en generación.

–¿Y cómo hace para conquistar a las nuevas generaciones?

–Las canciones clásicas que ya se metieron en el corazón de la gente no tienen fecha de vencimiento. Lo que hacemos es componer nuevas con ese perfil y aggiornar un poco las clásicas, le damos la ondita de ahora con los músicos, muy talentosos, que tocan en otras bandas y con otros ritmos, lo que enriquece mucho a las baladas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario