viernes, 30 de marzo de 2012

Esa propuesta exquisita llamada El Vecinal llega a La Plata

Espectáculos / A las 21, en el Sala Ópera (58 e/ 9 y 10) podrá disfrutarse de los shows de Kevin Johansen + The Nada + Liniers, y de Hoppo, ese notable combo musical integrado por Rubén Albarrán (Café Tacuba), Rodrigo Aros y Juan Pablo Villanueva.

30.03.2012 | 09.45

Por Flavio Mogetta

Hoppo, banda chileno-mexicana que hoy llega a La Plata

“Increíbles”, así describe el músico chileno Rodrigo “Chino” Aros las dos noches de Hoppo en el porteño Niceto Club, en el marco de la segunda edición de El Vecinal, ese espacio musical que ideó Kevin Johansen, que como buen anfitrión también fue de la partida junto a The Nada y Liniers. Lo hace un rato antes del show en Rosario (anoche) y a horas del show en el Teatro Sala Ópera de La Plata (calle 58 e/ 10 y 11), programado para esta noche a las 21. ¿Sensaciones? “Una energía preciosa, una energía muy amistosa, Kevin es un increíble anfitrión, el público bien, a todos les gustó mucho, una experiencia exquisita hasta el momento. Muy agradable y muy coherente con el espíritu de nuestro grupo. Una energía amorosa”.

El “Chino” confiesa no haber visitado nunca La Plata, tal como sí lo ha hecho Rubén Albarrán, y quien escribe esto recuerda el impactante show que este ofreció junto a los Café Tacuba, a fines de los ’90, en el Teatro Coliseo Podestá, en una noche que tuvo a Sergio Pángaro & Baccarat en la previa. Por eso los músicos llegan con la simplicidad “de más que nada compartir este proyecto muy especial, que tiene como un signo de misterio siempre incluido, porque no sabemos cuánto tiempo más va a durar o cuándo volvemos a reunirnos. Estamos formados por músicos chilenos y mexicanos, entonces nos reunimos y estamos gozando sin muchas expectativas. Se basa un poco en eso”. Por eso compartirán “el trabajo, el disco nuevo y parte del primer trabajo, que fue este homenaje a la música latinoamericana”.

Hoppo, es el nombre de este proyecto que comparten Rubén Albarrán, Rodrigo “Chino” Aros y Juan Pablo “Muñeco” Villanueva, y que nació sin demasiadas pretensiones o proyecciones, sino simplemente como “un homenaje, como una forma de honrar a la energía femenina de forma universal pero a través de himnos de la música latinoamericana, de autores chilenos y argentinos: Violeta Parra, Víctor Jara, Cuchi Leguizamón, César Isella, Daniel Viglietti, entre otros. Y nace en esta invitación que hace Rubén. Ahora ya sacamos un segundo disco con canciones originales y un corte más rockero, pero mezclando con todo eso”.

–¿Les resultó muy difícil seleccionar las canciones de aquel primer disco?

–No, fue muy fácil, porque la verdad es que simplemente reversionamos un disco que hizo Mercedes Sosa, que era uno que precisamente Rubén escuchaba mucho cuando era niño, un disco en el que están todas estas mismas composiciones de Violeta Parra, de Víctor Jara y otros de acá, de ustedes, de Argentina. Por eso fue fácil porque tomamos ese repertorio pero que estaba dentro de nosotros ya, que todos queremos muchísimo.

Muchas veces cuando se encara un proyecto musical (y por qué no artístico) las principales influencias, al menos las más visibles remiten a la cultura europea o norteamericana, y no tanto a la propia de nuestro continente, Rodrigo cree que “depende siempre de la realidad que uno vivió, que música te tocó vivir cuando niño, y después nosotros como músicos chilenos por ejemplo Violeta Parra, aunque no te lo haya puesto nadie, quizás llega un momento en el que te das cuenta y ahí ya se produce un link intenso y profundo con ella, con Víctor Jara lo mismo y así con todo lo que cantaba Mercedes, con la música de estos autores gigantes que tienen en la Argentina. Son fuerzas especiales, poderosísimas tanto como las norteamericanas. Quizás un poco en eso estamos, como mezclando estas dos fuerzas, porque en este último trabajo que tiene mucho de rock estamos sacando la otra influencia, la anglo, la norteamericana, estamos tratando mezclar”.

–Y teniendo en cuenta todo esto, ¿cómo preparan el show, la lista de temas?

–Simplemente los vamos alternando, podemos tener un bloque más orientado al homenaje y luego vamos con nuestras canciones y también tenemos un pequeño espacio de música nativa, de música llamada antigua, de etnias originarias de América. Partimos desde ahí, así comienza y vamos al homenaje y luego a nuestras canciones.

A la hora de encontrar una explicación a la empatía que rápidamente generan en el escucha, el músico chileno cree que pasa por la “mucha honestidad, pocas expectativas y mucho sentido del goce”, que posee Hoppo, de esa cosa de poder “disfrutar mucho lo que estamos haciendo sin esperar más que ese mismo goce, y transmitir eso es la esencia que lo hace vivir”. El sentido primero de la música, ¿no? “De hecho el proyecto siempre ha tenido como ese derrotero, esa fuerza de decir: ‘esto es para disfrutarlo, no vamos a firmar con ninguna de las compañías, no vamos a caer en juegos más densos” y estamos tratando de mantener ese espíritu a toda costa, disfrutar la música, disfrutar hacer música con amigos y volver a ese espíritu que es dónde nace la verdadera música. Luego donde entra mucho el negocio generalmente se pueden ir ensuciando un poco esas cosas y Hoppo intenta mantener ahí arriba lo más posible”.

Hoy a las 21, El Vecinal llega al Teatro Sala Ópera (58 e/ 10 y 11) con los shows de Kevin Johansen + The Nada + Liniers y Hoppo.

Fuente: http://diagonales.infonews.com/nota-177216-seccion-114&Redirect=false-Hoppo-musica-honesta-y-fiel-a-sus-influencias.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario