martes, 3 de enero de 2012

"Radio Provincia es la única emisora que tiene un programa para chicos"

Espectáculos / 02.01.2012 | 18.34 | Por Carolina Sirio

Todos los domingos al mediodía, por AM 1270, Daniel Viola conduce Los Limpioarejas, el ciclo radial del Movimiento de Música para Niños. El ciclo “busca una comunión poética más que una comunicación, donde están en juego las sensaciones, las emociones, los afectos y el sentimiento junto a una búsqueda conjunta de la palabra”.

Daniel Viola en una de las actividades del Momusi

Daniel Viola es el fundador del Movimiento de Música para Niños (Momusi) y todos los domingos al mediodía conduce Los limpiaorejas en radio Provincia. Un programa pensado y realizado para niños y niñas, donde la música, la poesía, los cuentos y el humor son los ejes principales.

Todos los domingos de 13 a 14, a través del dial (en AM 1270), Viola invita a los chicos, junto a los grandes también, “a preguntarnos, a descubrir, a compartir miradas y voces acerca del mundo que nos rodea y del que somos parte”.

–¿Cuál fue la idea de Momusi para hacer este programa, cuál era la propuesta que querían plantear para los chicos?

–Nosotros planteamos desde el inicio de nuestro accionar la importancia de acceder a medios como la radio para que los chicos y chicas junto a los padres y los docentes recibieran mensajes musicales diversos, mensajes musicales diferentes a los hegemónicos. Nuestros fundamentos como asociación tienen ese principio, favorecer la circulación de las producciones musicales para niños y niñas de nuestro país.

Además siempre pensamos en tener un programa de radio que los docentes pudieran utilizar como recurso pedagógico y con el que aquellos que se dedican a la música pudieran acceder a las producciones que, quizá por vivir en zonas donde no llega el material, los discos, los espectáculos de música, no conocen. Desde aquel 2º encuentro Nacional que hicimos en el año 2000, donde planteamos estrategias comunicacionales radiales, desde programas como Los Limpiaorejas a micros diarios o semanales, buscamos coordinar una red de programas radiales cuyo eje fuera la música para niños y niñas, programas realizados por adultos para los chicos y chicas. Y una radio pública como Radio Provincia nos permite cumplir con esos objetivos. Toda la programación puede ser reutilizada libremente.

Un experto en infancia. Daniel Viola condujo Pororó, un programa para compartir, en Radio de las Madres, en el año 2006. Durante 2006 y 2007 participó en Taracatá, programa conducido por Julio Calvo en Radio Municipal. Además, ha organizado Encuentros de Literatura Infantil y Juvenil y Certámenes de Espectáculos para niños. Fue fundador de Momusi –y es su coordinador general– y de Atina (Asociación de teatristas independientes para niños y adolescentes). También fue jurado en Festivales de Espectáculos para niños y dicta cursos y seminarios referidos a cultura e infancia.

–“Los Limpiaorejas no habla sobre la infancia, trata de ser parte de ella”, es el lei motiv del programa. ¿Cuáles son sus premisas para poder lograrlo?

–Como en la música, no por hablar de la infancia o hacer mención a la infancia es una canción para niños. La radio o un programa de radio debe llegarle al chico en su calidad de cronista del mundo de la niñez, de la infancia. No hay un fin didáctico en el que queremos enseñar determinado tema, sino que abordamos ese tema desde la perspectiva de lo que creemos que tiene un pibe: eso es a partir del contacto que uno tiene con ellos, de lecturas, de construcción también del concepto de niño o niña. Los Limpiaorejas busca una comunión poética más que una comunicación, donde están en juego las sensaciones, las emociones, los afectos y el sentimiento junto a una valoración de la palabra, esa búsqueda conjunta de la palabra. Como los chicos, yo me animo a preguntar lo que no se debe preguntar, a indagar en lo que aparentemente no tiene respuesta pero que también debe ser preguntado. Trato de escapar a cualquier demagogia. En la docencia es exactamente igual, es un peligro que todo docente tiene, el ser un demagogo, como el pibe cuando responde lo que sabe que el adulto quiere escuchar.

En Los Limpiaorejas hemos abordado desde adicciones, abuso infantil, familias heterosexuales y homosexuales y varias incógnitas que tienen los chicos acerca del mundo del adulto, como para acercarnos a temas que escuchan en la escuela desde otro ángulo, temas establecidos para chicos. Como en todo accionar yo procuro que siempre esté presente el amor. Parece una palabra trillada, pero que provoca mucho resquemor también. Cuando con varios pedagogos adherimos a que el fin de toda educación es el amor, nos han sacado carpiendo de la academia.

Y también hay una especie de destino, como dice mi amigo Julio Calvo de Los Musiqueros, de quien aprendí muchísimo de radio. Él dice que si fuera lustrabotas, le estaría lustrando los zapatos y las zapatillas a los pibes... Yo termino siempre pensando y accionando en términos de infancia. Mis poemas o mi actuación en obras o temas para adultos, pasan por la sensibilidad o la mirada de la infancia siempre antes de reescribir para el adulto. El niño, la chica, son los poetas por excelencia.

Un espacio para ocupar. “En mi opinión, la radio dejó de lado al destinatario niños-familia, no trató de adecuarse y continuar la lucha con la tele, como sí lo hizo en otros segmentos como los noticiarios o programas musicales. La radio tiene grandes maestros, gente de la profesión que logró enormes cambios en cómo ofrecer un programa de radio, pero para los chicos no hubo emprendimientos que se sostuvieran en el tiempo, que permitieran reflexionar y con el ejercicio mejorar”, dice Daniel Viola al reflexionar sobre la falta de una programación infantil en radio, tanto en la Provincia como en la Ciudad de Buenos Aires.

–Pareciera que los chicos de hoy son más adeptos a la TV que a la radio, ¿cuál es su estrategia para llamar su atención desde el dial?

–Desde Momusi, siempre buscamos los "cómplices" de la red. Los cómplices que nos ayudaran a construir público, tanto comunicadores sociales, periodistas, como docentes y padres. Ellos son quienes nos ayudan a acercarles las propuestas a los chicos. Momusi tiene sus ciclos y, además, otros grupos de música se presentan por fuera de ellos. Hace 15 años atrás, cuando nosotros decidimos agruparnos, no había espectáculos de música en la cartelera, quedaban algunos grupos dando recitales esporádicos, sin continuidad. Y el público estaba retrocediendo. El huevo y la gallina parecía. Pero nosotros demostramos, gracias a esas complicidades, que había un inmenso público que estaba esperando ansioso los recitales de música y padres que querían que sus chicos escucharan algunas canciones que ellos habían escuchado. Ellos fueron los mejores difusores junto a los amigos en los medios, que privilegiaban la necesidad de contar con la música para niños en los teatros.

Ahora pienso que con los programas de radio para chicos muchos productores o gerentes de contenidos enseguida dicen que no tienen público, entonces no hay programas de radio para chicos. Y si no hay, cómo los pibes van a acostumbrarse a escuchar radio. Si hubiera varios programas entonces el pibe podría elegir, pero desde dónde va a elegir si no se le da la posibilidad de elegir. Nadie puede elegir si no hay opciones. Y AM Radio Provincia es la única emisora que hoy por hoy en Capital Federal y en el Gran Buenos Aires tiene un programa para chicos.

Fuente: http://diagonales.infonews.com/nota-170346-seccion-114&Redirect=false-Radio-Provincia-es-la-unica-emisora-que-tiene-un-programa-para-chicos.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario