domingo, 29 de enero de 2012

Preocupación sobre el futuro del INT

Domingo 29 de enero de 2012 | Publicado en edición impresa

Teatro / ¿Sigue Brambilla?

A la continuidad, o no, de su actual director se le suman varios conflictos internos

Por Alejandro Cruz | LA NACION

Raúl Brambilla, director ejecutivo del INT, todavía no fue ratificado en su cargo.

Como sucede ante un cambio en el Ejecutivo Nacional, los directores generales deben presentar sus renuncias. En el marco de los organismos teatrales que dependen de la Secretaría de Cultura de la Nación, así sucedió con Rubens Correa, director del Teatro Nacional Cervantes. Correa fue ratificado en su cargo por Jorge Coscia, encargado del área cultural. Sin embargo, en el Instituto Nacional del Teatro (INT) -a más de un mes y medio de haberse iniciado el segundo mandato de la presidenta Cristina Kirchner- su situación es, por lo menos, dudosa en lo que se refiere a su conducción. Sumado a eso, algunas situaciones internas generan preocupación tanto dentro de la estructura del organismo como en aquello que podríamos llamar "comunidad teatral".

El miércoles integrantes del MATe (Movimiento de Apoyo al Teatro) se reunieron con Raúl Brambilla, director del INT. Roberto Cossa asistió a dicho encuentro. Es el dramaturgo y también director de Argentores el que cuenta los pormenores de esa charla: "Escuchamos a Brambilla que es una persona que, creemos, ha hecho una buena tarea. Pero más allá de su suerte, que Coscia decidirá, lo importante es el INT, lo importante es mantener una línea coherente. El informe que nos presentó es verdaderamente preocupante y algunos nombres que suenan para reemplazarlo no son tan representativos del quehacer teatral".

-Hay que tener en cuenta que ustedes fueron los que, hace ocho años atrás, propusieron a Torcuato Di Tella, ex secretario de Cultura, el nombre de Brambilla como director del INT.

-Claro, varios de nosotros pensamos en él y no nos equivocamos.

-Desde el conflicto en el Teatro Nacional Cervantes, que fue en 2006, el MATe no tiene participación activa en temas de política teatral.

-Cierto. Nos vamos poniendo viejos y tenemos muchas actividades. Ahora vamos a tratar de recuperar el espacio.

Desde su creación, el MATe tuvo una participación clave cada vez que el secretario de turno de Cultura de la Nación debía nombrar a los responsables máximos del Instituto Nacional del Teatro y del Cervantes. De hecho, Rubens Correa llegó a la conducción del Cervantes avalado por el MATe.

Sobre el conflicto en el INT, desde el mismo organismo creado por fomentar la actividad escénica de todo el país se llaman al silencio. Algo similar sucede en la Secretaría de Cultura de la Nación.

Algunas fuentes indican que en estos días se sabrá el nombre del próximo director del INT o si Coscia, finalmente, ratifica a Brambilla. Más allá de ese dato, la supuesta creación de una estructura paralela (y enfrentada) a la actual dirección del INT llama la atención de varios teatristas ya que comprometería el accionar del mismo organismo. Claro que otras voces son las que sostienen que esa misma estructura fue creada ante los ojos (y complicidad) del mismo Raúl Brambilla.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1444210-preocupacion-sobre-el-futuro-del-int

No hay comentarios.:

Publicar un comentario