viernes, 25 de noviembre de 2011

Filosofía de Bar en La Plata

24 noviembre, 2011 Turismo interno

En los años ´90, una serie de bares formó un circuito para los rockeros platenses, bares que marcaron la historia de la escena local. Ya hablamos de El Tinto, de El Bar y también de El Cafetal. Este círculo no se cierra sin Coronado: una rockería en donde sonaban los Stones y en el que confluían los músicos de la ciudad.


Por Ana Clara Bórmida

Durante los años ´90, el circuito de los rockeros de La Plata comenzaba en la esquina de 49 y 9, en donde se ubicaba uno de los lugares más emblemáticos de la escena de aquellos tiempos: El Tinto a Go Go, luego rebautizado El Tinto Bar. Siguiendo por calle 49, se encontraban con El Cafetal, otro de sus templos. Por la calle 47 estaba El Bar, sitio de largas noches musicalizadas por bandas locales. Pero el círculo aún no puede cerrarse. No sin mencionar a otro de los espacios en los que rockeros platenses estacionaban sus guitarras para escuchar clásicos del género luego de sus recitales: Coronado.

Coronado funcionaba en el primer piso de un edificio que estaba ubicado sobre diagonal 74, entre las calles 8 y 45. Cuando cerró, en el año 1997, se inauguró allí una discoteca llamada Gitana, que aún así no perdió su espíritu inicial. Pero Coronado fue una rockería que supo albergar a los amantes del rock de los ´90. “Se trata de un bar que ha contribuido mucho a esa cultura rock que tuvo la ciudad de La Plata. Sin dudas, fue un lugar tradicional del rock local de esos años”, asegura el músico Nacho Bruno.

No se trataba de un bar en el que tocaran bandas, pero si era un espacio en el que coincidían los músicos de rock de ese momento: Guasones, La Canoplas, por ejemplo. “Era un lugar bastante tóxico, con una terraza que daba a diagonal 74 en la que podía pasar cualquier cosa”, describe Nacho Bruno. Y continúa: “Después de un tiempo empezaron a tocar bandas, pero Coronado abrió como un boliche de rock, abundaban los músicos de la escena local, principalmente, pero yo ahí me he encontrado con Juanse. Siempre nos quedábamos hasta altas horas de la madrugada, era un lugar donde entrabas tarde y salías temprano, ese era el espíritu de Coronado”.

Allí se escuchaba rock del clásico: The Rolling Stones, The Doors, AC/DC. En la escena principal predominaban los jóvenes de jeans oxford y botas de cuero. Sus dueños rara vez le negaban la entrada a alguien, y para ingresar había que sobrepasar la ardua prueba de la escalera, que a la llegada era fácil, mas no a la salida. “Era un tugurio muy marcado por una tribu urbana que en los ´90 predominó mucho en La Plata que fue el Stone, el elegante Stone, no el rollinga de la actualidad, sino el Stone de jean y botas”, recuerda Bruno.

En el ´97 este bar cerró sus puertas como tal. Pero sin lugar a dudas, dejó una fuerte impronta en la historia de la escena rock local. “Coronado formó parte de un círculo de bares que en los ´90 tenían esa marca de rockerías netas: El Cafetal, El Bar, El Tinto, eran todos muy parecidos, eran ambientes muy musicales, donde las noches pasaban entre personas de un mismo palo. Nunca no te dejaban entrar, era refugios de almas trasnochadas, que deambulaban por la ciudad y sabían que su estación que los iba a acoger era este tipo de lugares. Hoy no he visto a ver lugares así, con esa filosofía de bar”, concluye Nacho Bruno.

Fuente: http://degarageweb.com.ar/site/?p=2050

No hay comentarios.:

Publicar un comentario