miércoles, 30 de noviembre de 2011

El origen del teatro independiente

Un movimiento fundamental de la Buenos Aires de hoy

Publicado el 30 de Noviembre de 2011

Por Mercedes Méndez

La jornada se instauró en homenaje al legendario director Leónidas Barletta y la fundación del Teatro Del Pueblo, el 30 de noviembre de 1930 en Corrientes al 400. Por su escenario pasaron cerca de 300 piezas en casi 50 años.

Cuentan que un rato antes de que empezara la función, Leónidas Barletta se paraba en la puerta del teatro y tocaba una campana. El escritor, director, actor y teórico teatral no quería dar misa ni repetir las formas en que la aristocracia puede llamar a una mucama: sus campanadas eran para convocar a la gente y avisarle que en un rato, en ese lugar, tenían la posibilidad de suspender sus vidas cotidianas e ingresar al mundo de la ficción. 

El 30 de noviembre de 1930, Leónidas Barletta fundó el Teatro del Pueblo. Hoy se cumplen 81 años de aquel gesto que significó, para esa época, la experiencia de teatro popular más importante en la historia de la dramaturgia argentina. Por eso, el 30 de noviembre quedó marcado, con una ley de la Legislatura porteña, como el Día del Teatro Independiente. Barletta murió el 15 de marzo de 1975; no pudo conocer las rupturas artísticas que se dieron en la Buenos Aires de los años ochenta, ni el surgimiento de los directores que rompieron con la hegemonía de ciertos dramaturgos durante los ’90, pero probablemente nada de esto hubiera sucedido sin la existencia de su espíritu creativo e impulsivo.

La primera sede del Teatro del Pueblo fue en Corrientes al 400. En este espacio, Barletta se paró frente a sus compañeros artistas, muchos de ellos escritores del grupo de Boedo, y declaró al espacio como una “agrupación al servicio del arte” y tuvo como lema la frase de Goethe: “Avanzar sin prisa y sin pausa, como una estrella”. El Teatro del Pueblo inauguró su primera temporada en 1931, y a mediados de la década el gobierno municipal le cedió un predio sobre Corrientes 1530. De todos modos, Barletta y su gente del teatro experimental argentino continuaron llevando sus obras a cualquier espacio donde pudieran expresarse y por todo el país.

El Teatro del Pueblo alcanzó sus propias publicaciones y durante casi 50 años estrenó cerca de 300 piezas. Se representaron obras de Sófocles, Plauto, Shakespeare, los más importantes autores contemporáneos y los narradores argentinos. Leónidas Barletta no sólo pasó a la historia como el generador del movimiento teatral independiente en la Argentina sino porque supo reconocer el potencial de Roberto Arlt –el escritor cuestionado por la academia– y le dio un lugar clave en su movimiento para que escribiera su teatro.

Fue Barletta, también, el que ideó las primeras representaciones al aire libre. Durante los veranos de la década de 1930 presentó en los lagos de Palermo una puesta de “Myrta”, el poema de Pedro Calou y sobre el tablado de una feria, la pieza de Arlt, La isla desierta.

El golpe de Estado de 1943 significó el fin del permiso por parte de la municipalidad del predio del Teatro del Pueblo sobre la Avenida Corrientes. A Barletta y todos sus compañeros los tuvo que sacar la policía de esta sala en la que estaban haciendo historia. Pero enseguida encontraron un nuevo lugar: así llegó la nueva sala en Diagonal Norte al 900, donde actualmente se encuentra el teatro.

Barletta dejó por escrito sus ideas sobre el quehacer teatral en tres libros: Viejo y nuevo teatro, Manual del actor y Manual del director. Se preocupó por hablarle a los jóvenes actores, con frases como: “Principiante: yo puedo hacer de usted un actor, pero sólo de usted depende llegar a ser un artista.” También se refirió a cuestiones de la vida cotidiana de los intérpretes, como técnicas de maquillaje, el cuidado que hay que tener para afeitarse y la importancia en los camarines, de que “la ropa de escena esté colgada al revés, para que se airee”. Cada intento de ruptura, cada nueva forma de expresión que un artista decida indagar en la Argentina quedará signada, para siempre, por la figura inquieta y propulsora, hace más de 80 años, de Leónidas Barletta.

Fuente: http://tiempo.infonews.com/notas/origen-del-teatro-independiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario