viernes, 29 de julio de 2011

“Un experimento con varios lujos impensados”


Estreno a las 21, en el TACEC (10 y 53)

28.07.2011 | Intermedio, una ópera performance que retoma los variados infiernos que atravesaron al Siglo XX

Figurarse el infierno, esa es la tarea que la régie Claudia Billourou y el compositor Gustavo Basso se propusieron en una “cena con vino”. Sin embargo, la idea no parte de un desvarío sino que toma el descenso de Orfeo al infierno en busca de su amada de la tradicional ópera Orfeo y Eurídice de Gluck. Lo hace como un leitmotiv del cual partir y al cual volver para pensar otros tantos infiernos de los que el hombre es capaz. Todas las formas de traer el calvario a esta tierra.

A pesar que la idea data del 2010, recién en marzo de este año se puso en marcha este experimento que implica distintas variantes y en la medida que fue tomando forma, creó su propio espacio en el Teatro Argentino como en el arte contemporáneo al punto de inventarse su propia nomenclatura. En ese aspecto, la régie Claudia Billourou señala que “en sí la ópera performance no existe pero este proyecto tiene mucho de ópera, de performático, de teatro, todo fusionado. Es importante aclarar que por más que haya retazos de la ópera de Gluck dentro de la obra, no se trata de una reflexión acerca de, sino que Intermedio es una creación novedosa. Tomamos la entrada de Orfeo al infierno en busca de Eurídice, pero en esta búsqueda él se encuentra a sí mismo. No es el infierno de Gluck, sino el que todos tenemos en la imaginación, en la cabeza. La obra la armamos como un collage donde no hay un argumento lineal propiamente dicho, comienzo, un medio y un fin, y en vez de secuencias correlativas el hilo conductor es el tema. Todo lo que el hombre es capaz, desde los exterminios y las tragedias más grandes de la historia hasta el amor, una paleta enorme donde situamos la búsqueda”.

Intermedio presenta tres momentos delimitados por su estructura musical. A cargo de la composición, el diseño de sonido, la música y acústica a junto a Tata Laxague, Gustavo Basso cuenta que “el desafío de la parte musical era cómo integrar una ópera del siglo XVIII con música electroacústica contemporánea. Dos cosas que son completamente diferentes en cuanto a materiales, procedimientos, técnicas. Y lo que encontramos con Claudia fue hacerlo de manera tripartito. Una primera parte que tiene una gran carga de música electroacústica contemporánea con materiales tomados de la ciudad de La Plata: trenes, voces de personas, música de gente que nos gusta que la usamos no como cita sino como material a desarrollar. Luego una parte intermedia donde el material básico es la ópera de Gluck pero solamente la línea melódica del texto cantando con un acompañamiento de clave decostruido, o sea que está desarmado y vuelto a encastrar. Y una tercera parte donde vuelve aparecer la música electroacústica y el drama. Como a nivel técnico es una obra alegórica, tanto en la parte textual como en la musical, refieren o difieren a los leitmotivs que tienen que ver con el infierno, entre otras cosas. Por eso es que los procedimientos musicales son comunes, hay un desarrollo de sistemas de acumulación de sonidos que ocurren en los tres momentos aunque con materiales diferentes”.

Al mismo tiempo gran parte de la instalación sonora descansa en su diseño espacial, pensado a partir de un sistema semicircular de ocho altavoces principales. Basso agrega una particularidad más a tener en cuenta y señala “que en esta obra también intentamos concretar una idea por la que nosotros, quienes estamos en acústica de la Facultad de Bellas Artes, bregamos que es reducir los niveles excesivos que hay de sonido en los lugares donde uno va, por ejemplo en un restaurante.

Entonces en esta obra tratamos de lograr una sonoridad muy profunda, muy impactante, sin grandes decibeles, sin demasiada cantidad de energía acústica que es la que normalmente uno recibe en cualquier espectáculo normal. Fue nuestra meta lograr que tenga profundidad, impacto y potencia musical pero que no sea efectivamente fuerte. El espacio también fue un desafío porque al estar debajo del escenario del teatro argentino comparte la acústica del mismo. Es un espacio particular y hay que adaptarse a él”. Y en ese sentido Gustavo destaca la participación del cantante Flavio Oliver “es una obra que tiene ocho parlantes y sin embargo tanto él como Sonia cantan sin micrófono. Es interesante para ver la integración natural que Flavio hace del espacio. Como estudió todas sus posibilidades y puedo jurar que las usa todas”.

Génesis. Con el guión de Teresa Basile, la ópera es desde la conformación de su elenco experimental porque hay una apuesta a combinar recursos, proceso que se puede reconstruir en www.intermediopera.blogspot.com. Cuenta Claudia Billourou “tenemos el lujo de tener a un contratenor internacional como Flavio Oliver a quien conocí cuando estuvo en este Teatro en la puesta de Ópera Giulio Cesare de Gustavo Tambascio el año pasado. Estamos convencidos que es el único que puede cantar esto como lo hace, de una forma que nunca vas a ver a un cantante lírico cantar. Y lo interesante también de este proyecto es que tenemos cantantes del Teatro Argentino como Sonia Stelman, una actriz que viene de La Comédie-Française, también participan actores del teatro de la Comedia de la Provincia como Fabio Prado, Federico Aimetta y Liliana Ogando. Y dentro del grupo en escenografía vestuario, objetos, filmación y asistencia de régie participan algunos de los que pasaron por la Escuela de Arte y Oficio del Teatro Argentino de la que soy directora. En ese espacio formamos a los chicos desde la teoría y la práctica, pero en serio. Con un diseñador, un compositor de sonido y un especialista de acústica de primera línea como Gustavo Basso, cantantes de primera línea, actores de primera línea les damos la posibilidad de hacer su primer trabajo. Por primera vez el Teatro Argentino toma en serio eso de haber nacido como centro cultural y tanto el Teatro Argentino, la Comedia, el TACEC y la Escuela trabajan todos juntos en un proyecto. Eso es inédito”.

Destacada

"El tema es todo lo que el hombre es capaz, desde las tragedias más grandes de la historia hasta el amor. Ese espectro”. Claudia Billourou - Directora

Las funciones

Intermedio se presenta hoy, el viernes 29 y el domingo 31, a las 21. Las entradas generales son de $ 10 y podrán adquirirse en la boletería del teatro de martes a domingos, de 10 a 20.

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-150646-seccion-114&Redirect=false-Un-experimento-con-varios-lujos-impensados.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario