jueves, 21 de julio de 2011

Muestra de la burbujeante música rossiniana

Pasaje de la ópera “Il viaggio a Reims”, de Rossini, en el Teatro Argentino

IL VIAGGIO A REIMS

Por MARIO F. FIVINO

Il viaggio a Reims. (Estreno sudamericano). Música de Giaocchino Rossini. Libreto de Luiggi Balocchi. Elenco: Paula Almerares, Nidia Palacios, Marisú Pavón, Victoria Gaeta, Francisco Brito, Alessandro Luciano, Luis Gaeta, Ricardo Seguel y Luciano Motto. Orquesta Teatro Argentino. Dirección: Sergio Monterisi. Dirección escénica original: Emilio Sagi. Repositora en Teatro Argentino: Elisabetta Courir. Escenografía: Daniel Blanco. Funciones: 17, 23, 24, 30 y 31 de julio de 2011.

En el albergue "El Giglio dóro" de Plombiers, una cabalgata policromática de personajes nobles y plebeyos se prepara para viajar a Reims y participar de la coronación del Rey Carlos X de Francia. Ese figurado episodio permite a Rossini presentar una de sus preferidas composiciones de música "espumante como el champagne". Todo sucede en ese ambiente con los concebibles contrasentidos, contratiempos, y angustias - alegrías. La liviandad del libreto no impide que diversos arquetipos humanos se presenten con su carga de ansiedades, torpezas, debilidades y grandezas que -dentro del tono irónico y jocoso de la música y las palabras- permiten detectar cuan grande es el abanico de las manifestaciones humanas en apenas un día.

La puesta escénica, que sitúa al albergue a orillas del mar y aprovecha la división de la obra en dos actos para vestir a los personajes con salidas de baño en el primero y ropa de gala en el segundo cuando se decide la autocelebración de la coronación real, resulta clave para que la concertación entre orquesta y elenco, alcance un altísimo grado de interrelación, que en este tipo de obras es siempre uno de los aspectos más complejos; aquí fue la nota destacada, lo que amerita grandemente la labor del debutante Director italiano Sergio Monterisi. Tal logro, unido a la calidad individual de los intérpretes, permitió la estupenda actuación del amplio elenco, que entona diversas arias y a su vez compone coros según las circunstancias, mostrando alta dosis de histrionismo y magnífica conjunción.

Difícil destacar entre tantos aciertos, algunas performances, pero aún con temor a ser parco en la ponderación, Paula Almerares compuso una fascinante Corinne -su aria final "Allómbra amena" produjo una explosión de aplausos y vivas y la confirmación del barítono chileno Ricardo Seguel (el año pasado deslumbró en el Leporello mozartiano) que como Don Profundo dio una verdadera lección de canto y actuación. Por mucho tiempo se recordará su "Io, Don Profundo", parodiando con enorme gracia a sus ocasionales compañeros de posada. Sencillamente paradigmático. Todo el elenco mantuvo un gran nivel.

Este viaggio -que no es tal puesto que la acción se desenvuelve exclusivamente en el albergue- se convierte en un particular acierto en la programación de la temporada.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/edis/20110721/muestra-burbujeante-musica-rossiniana-espectaculos27.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario