viernes, 24 de junio de 2011

“Salvo ser músico, lo demás fue accidental”

De etiqueta, Mex en Pasión Inútil
A las 21, en el Teatro (43 entre 7 y 8)

24.06.2011 | Espectáculos / Un mano a mano con Mex Urtizberea y sus pasiones inútiles

Siguiendo las reglas de lo políticamente correcto para presentar el personaje corresponde enunciar sus logros más sobresalientes. Pero estamos hablando de Mex Urtizberea, el hombre que sube al escenario para hablar de sus pasiones inútiles. Esas iniciativas que ocuparon gran parte de su tiempo y que lo llevaron a la inevitable conclusión de que a veces menos es más.

Cuando en el 2005 Mex sacó el disco Que la besen, probablemente habrá pensado que sólo se trataba de otra historia de desventuras de un antihéroe que sufre por amor al mejor estilo latino.

Pero las canciones vuelven en este show acompañado junto a temas nuevos como “Mua” y “Las trompetas del amor” para entrelazarse con momentos de humor y las artes del maestro de ceremonia Américo DuPont, interpretado por Marcelo Chirinos. Y como Mex afirma no ser un hombre de teatro sino de escenarios por la música, armó un espectáculo que conjuga las dos cosas “guiado por esas pasiones que no llegan a buen puerto pero a las que uno le dedicó mucho tiempo. Cuando uno se va haciendo más grande directamente no se pone a hacerlas porque ya conoce el camino, intenta evitarse una pasión inútil. Pero en el haber tengo cantidad de programas, ideas que surgen de charlas con un amigo que te parecen brillantes pero nunca se concretan.

Porque uno se mata trabajando y el destino es el que le dice sí o no. Normalmente por desconocer el futuro uno le deja un juego de llaves al vecino para tener la seguridad de que si pierde el suyo, le tocás el timbre y vas a poder entrar a tu casa. Pero ese día el vecino no está o descubrís que el vecino se robó todo. Uno ocupa mucho tiempo y energía para anticiparse, intenta ser precavido pero con el tiempo te das cuenta que es inútil. Uno se agota y finalmente se suelta un poco más”.

Para esto pasaron alrededor de cincuenta años pero no se percibe remordimiento o un tono de queja. Simplemente curiosidad por esas pasiones que “uno para seguir viviendo olvida. Uno recuerda los emprendimiento que salen, pero no los que fracasan. Por ejemplo se me vino a la cabeza una de mis pasiones inútiles de cuando era pequeño. A mí me gustaba hacer pozos en vez de chozas. Y un día conseguí un terreno donde pensé en hacer no sólo una casa sino una con pasillos y varios cuartos, una especie de hogar bajo tierra. Me costó mucho hacerlo porque tenía que trabajar en silencio para que nadie se diera cuenta luego lo tapaba con unas chapas, le agregaba arriba tierra con pasto para que pareciera que ahí no había pasado nada. Me llevó mi buen tiempo hacer eso pero a los días llovió y se inundó todo. Lo que había hecho no sirvió más para nada. La cantidad de cosas que hace uno tratando de poder anticiparse a lo que va a suceder en el futuro que siempre resulta ser otra cosa”.

En esta carrera contra el futuro, Mex rápidamente dejó atrás sus inicios en el MIA (Músicos Independientes Asociados) junto a Lito Vitale para dedicarse al free jazz y a mediados de los ´80 de vuelta de buscar suerte en París abandonar el tema de los géneros para siempre. Luego recaló en el Parakultural ya rebautizo New Border en la época que actuaban también Alfredo Casero, Carlos Belloso, Diego Capusotto, Marcelo Mazzarello, Mariana Briski y Valeria Bertuccelli. De la mano de Casero pegará el salto a la teve en el ‘92 con De la cabeza y luego Cha, cha, cha el resto de la historia es conocida. Mex afirma que de toda su historia mediática “no tiene videos ni siquiera de Magazine For Fai, no soy de volver a ver los programas. Me aburre un poco el pasado y tiendo a ir para adelante. Desde chico me dediqué a la música, todo esto de la tele y actuar, incluso lo de escribir y hacer radio, apareció accidentalmente de la mano de Alfredo Casero que me llevó a la tele. Si no hubiera sido músico o humorista, creo que habría sido hotelero. No dueño de hotel sino el que lo maneja, conserje por ejemplo”. Esas pasiones inútiles que no llegaron a buen puerto pero hablan del hombre.

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-145479-medios-122-Salvo-ser-musico-lo-demas-fue-accidental.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario