domingo, 19 de junio de 2011

Profeta en su tierra

IÑAKI URLEZAGA

Tras su gira por Europa, en donde cosechó elogiosas críticas, el bailarín platense regresa a su ciudad para ponerle un broche final a su exitosa versión para ballet del clásico de Giuseppe Verdi, "La Traviata" 

Por María Virginia Bruno

"Si hay un lugar donde un profeta es despreciado es en su tierra, entre sus parientes y en su propia familia", dice el Evangelio según San Marcos, de donde surge aquel dicho que a muchos artistas y famosos se les adjudica. Pero siempre hay alguien que rompe la regla. Iñaki Urlezaga, a sus 35 años, puede volver una y otra vez al lugar de sus orígenes y hacerlo con gloria. Como ahora.

Tras un exitoso paso por Europa, en donde junto a su compañía "Ballet Concierto" recorrieron durante casi dos meses los teatros más importantes del Viejo Continente con su original versión para ballet de La Traviata, el primer bailarín regresa a La Plata para ponerle un broche de oro a esta exitosa producción. Las funciones serán el sábado y el domingo próximo en la Sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino, 51 entre 9 y 10, un teatro que lo vio crecer.

Sobre esta puesta, adaptación de la que Verdi compuso a partir de "La dama de las camelias" de Alejandro Dumas, Iñaki aseguró, en diálogo con EL DIA, que fue "un antes y un después en mi carrera". Una decisión que lo posicionó en otro nivel artístico y profesional y que lo llevó nuevamente a los escenarios más importantes del mundo, ahora, como coreógrafo.

"Las cosas surgen solas -sostuvo Iñaki-. Esta idea la tenía en el inconsciente. Fue una fantasía hecha realidad porque no sabía si podía llegar a ser posible. Cuando hablé con Luis Gorelik y le conté mi idea ya no era un solo loco, éramos dos. Y me dijo que si yo me animaba, él me acompañaba. Y después comenzó a sumarse gente y a formarse este equipo impresionante de profesionales que es el que yo busqué y con el que un artista siempre sueña trabajar".

En relación a la adaptación, un proceso que llevó alrededor de dos años de preparación, la pieza lleva la música original de la ópera aunque con algunas modificaciones, en las que el maestro Gorelik trabajó, pues hubo que reestructurar la partitura para reemplazar las voces cantadas por instrumentos que "hablaran" por ellas. Un proceso arduo del que, sin embargo, salieron airosos.

La estructura del ballet, dirigido artísticamente por Lilian Giovine, se logró dividiendo la obra en dos actos: el primero incluye la primera fiesta, cuando se conocen Violeta y Alfredo, y luego las escenas en la casa de campo. En el segundo acto se incluyó la segunda fiesta y después la escena de la muerte.

Iñaki, además de ser el coreógrafo, responsable de la puesta en escena y director general, tiene a su cargo el rol de Alfredo y es acompañado por su incondicional bailarina Eliana Figueroa, en el rol de Violeta.

UNA GRAN PRODUCCION

Cuando Iñaki comenzó a definir cuáles eran los elementos escenográficos y de vestuario con los que quería trabajar, no tuvo en cuenta el presupuesto. De hecho, los nombres de Daniel Feijoo, Miguel García Lombardo, Victoria de la Canal e Iaia Cano figuran en su equipo. Su deseo era mostrar una producción esplendorosa, a la altura de las grandes producciones como las de la época dorada del Teatro Colón y de las que había visto en los escenarios internacionales.

"No hago las cosas pensando para el afuera. Lo hago por deseos personales y artísticos. Y este proyecto lo hicimos con mucho entusiasmo. En la actualidad las producciones son cada vez más acotadas. La tendencia actual es volcarse a la tecnología y alejarse de la orquesta en vivo. Pero esa no era nuestra idea, a pesar de que conocíamos muy bien los riesgos a los que nos exponíamos", agregó.

La puesta, en todas las presentaciones que tuvo desde su estreno, llevó a 150 artistas en escena, entre bailarines, músicos y figurantes. Y así será también en La Plata y la Orquesta, dirigida por Gorelik, incluirá a integrantes de la Estable del Teatro Argentino.

Estrenada en noviembre de 2009 en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, esta ambiciosa producción permaneció en cartel durante 30 días consecutivos en el Teatro Alcalá de Madrid y a principios de este año emprendió un largo recorrido por Europa donde se fortaleció y se hizo más grande. Ahora, en su cúspide, es tiempo de dejarla descansar.

HASTA LUEGO

"Tengo pensado no hacer 'La Traviata' por un largo tiempo. Después, quién sabe. Pero ahora siento que es tiempo de darle un cierre porque la hemos rodado mucho. Casi dos años de presentaciones y con la mayoría del elenco original. Es un momento muy lindo de la obra, está muy prolija, y me parece que hay que dejarla aquí para que no se desgaste", afirmó el Etoile Internacional sobre la despedida de su querida versión verdiana.

Para él, no hay nada más lindo para un artista que poder mostrar lo que él hace y obtener una respuesta de los espectadores. "Cada público se manifiesta de una manera distinta. Y lo bueno de un artista es poder constatar todas esas devoluciones. Hay gente a la que no le gusta el arreglo musical, a otros la versión... y está perfecto. Me parece que lo importante es tener la posibilidad de ofrecer algo propio y dejarlo al libre albedrío".

Así, con esta propuesta, Iñaki regresa a su lugar. Una ciudad que lo reconoce y que lo hace sentir profeta en su tierra. El, con la humildad de los grandes, minimiza los elogios y entre sonrojos aclara: "si me quedara más tiempo... creo que sería diferente". Sin embargo, el cariño es recíproco. Es un eterno agradecido de su suerte: "Siempre tengo a La Plata presente. Es un público incondicional. Siempre me han avalado, como artista y como ciudadano. Y por eso me llena de felicidad volver. Porque es mi casa y es en donde yo elijo estar".

Fuente: http://www.eldia.com.ar/edis/20110619/profetatierra-revistadomingo54.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario