domingo, 22 de mayo de 2011

Un final a toda orquesta

CONTRAINTELIGENCIA UNA PUESTA DEL GRUPO LOS GREGORIANOS DE FORMOSA.

Fiesta Nacional del Teatro. En 9 días convocó a 25.000 espectadores. En un nivel des Parejo, lo importante es que hubo funciones en ciudades como Caucete y Chimbas.

22.05.2011 | Por Juan José Santillán

Con un espectáculo de murga y otro de teatro comunitario al aire libre en el Parque de Mayo, se cerró anoche, en San Juan, la 26° Fiesta Nacional del Teatro, acontecimiento que tuvo a la capital cuyana como sede del encuentro federal de artes escénicas más importante del país.

Cada jornada de la Fiesta despuntó a media mañana con talleres, desmontajes y charlas a cargo, entre otros, de Mauricio Kartun, Ricardo Bartís, Paco Giménez, director cordobés y fundador del grupo La Cochera; Víctor Arrojo, director del grupo mendocino Cajamarca y Federico León. Cada jornada desplegó una grilla con cuatro o cinco espectáculos y, por si esto no colmara la ansiedad teatral de los sanjuaninos, que agotaron las entradas para varias obras un día antes del comienzo de la Fiesta, por las madrugadas se abrió un Punto de encuentro amenizado por Osqui Guzmán y el grupo El taller del mendocino Ernesto Suárez. Este circuito de actividades, que incluyó localidades como Albardón, a 15 km de la capital, y otras más lejanas como Caucete y Chimbas, lo disfrutaron alrededor de 25 mil personas en 9 días.

Una de las características de la Fiesta Nacional es que brinda un marco muy concreto para apreciar las cualidades y limitaciones de cada región a través de sus representantes. Esto naturalmente genera una programación con muchos sobresaltos. Y esa diversidad otorga un interesante y necesario sondeo federal de producciones.

De allí que en una misma noche, como la del jueves, convivan tres universos tan disímiles como La idea fija , una propuesta de danza porteña; Contrainteligencia , comedia del grupo Los gregorianos de Formosa, uno de los más emblemáticos de esa provincia bajo la dirección de Lázaro Mareco; y Las obras de las mujeres de Teatro Sin Anestesia, de Santa Cruz.

La idea fija , tuvo su función en el teatro Sarmiento, y sus 850 butacas fueron colmadas en su mayoría por adolescentes y jóvenes. En esa estudiantina hubo quien grabó con el celular escenas de la obra, que gira en torno al cuerpo envuelto en una mecánica sexual desenfrenada. Hubo desprevenidos que fueron con niños y salieron de la sala apenas comenzada la obra. Otro fue el caso de Contrainteligencia , que se presentó en la remodelada sala El Avispero. Esta comedia, que apuesta incluso al absurdo en la composición de sus personajes, planea sobre el secuestro del ministro de Economía por un grupo comando, autodenominado Mártires de Carrefour, que consume en dosis paralelas al Sub Comandante Marcos, los melodramas televisivos y los dibujos de la Warner Bros. El resultado de esa coctelera remite a una suspicacia que instala en escena un todos contra todos con final desopilante.

Las obras de las mujeres , de Santa Cruz, puso en la pequeña sala de la Biblioteca Franklin una extraña situación sobre una asesina profesional contratada por un ama de casa para liquidar a su esposo. Es un espectáculo que no logró conducir su objetivo dramático tamizado por un registro humorístico desparejo. Algo similar sucedió con la versión de La cacería , texto clave en la producción de Eduardo “Tato” Pavlovsky, en una versión de un elenco salteño en el Teatro Municipal.

Una de las propuestas más comentadas por los espectadores locales durante la muestra fue Ala de criados , escrita y dirigida por Mauricio Kartun quien se concentró en un episodio de La Semana Trágica. Kartun desde La madonnita , en 2005, no participaba con una obra en la Fiesta Nacional. En San Juan, además, dedicó dos días para el desmontaje de su espectáculo. “Son encuentros donde comparto herramientas de mi trabajo -comentó-. En esta oportunidad, el público que asistió a las funciones no tuvo un dossier informativo, histórico, como sí lo hubo en Buenos Aires. La obra llegó al espectador de una manera virgen, fue pura experiencia performática y se sostuvo por el gran trabajo de los actores. Para mí la Fiesta Nacional es una cuestión afectiva, porque siempre me encuentro viendo obras de alumnos a los que les brindé cursos en diferentes provincias durante casi veinte años”.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/teatro/final-toda-orquesta_0_485351515.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario