domingo, 29 de mayo de 2011

Fiebre de sábado y museos por la noche

El profesor guía al niño, que, perplejo, ve muchísimo más allá de sus narices: mira el espacio

Día de los Monumentos / Noche de los Museos

29.05.2011 | Una veintena de monumentos y 40 museos de la ciudad abrieron sus puertas, gratis

El aire distendido de un sábado por la noche tuvo, ayer, un pico de éxito difícil de superar en cualquier otro fin de semana del año. Familias, parejas, niños con sus abuelos; ningún platense quiso perderse las actividades alrededor del Día de los Monumentos y Sitios, inmediatamente secundado por la cuarta edición de La Noche de los Museos. Desde las 16 y hasta la medianoche, 25 monumentos y más de 40 museos locales abrieron sus puertas, gratis, la mayoría incluyendo atracciones inhallables entre sus pasillos los 364 días restantes del calendario.

Miles de platenses disfrutaron de la intensa jornada que se dividió en 13 circuitos: la mitad de monumentos y los 7 restantes, de Museos. Entre los primeros, brillaron las propuestas de la Casa Curuchet, el Museo Mariani Teruggi y La Catedral, con su elevador disponible para avistar desde sus alturas y de un pantallazo la ciudad entera.

A partir de las 19, la explanada del Teatro Argentino fue el punto neurálgico de la convocatoria museística. Es que desde allí partieron 25 micros y 15 combis gratuitas para recorrer tanto los circuitos de museos móviles –disponibles cada treinta minutos–, como los fijos –adonde la gente se subía para recorrer ciertos museos con el mismo contigente, hasta volver al punto de partida–.

El destino que más público sedujo fue Ensenada, que sumó a sus habituales encantos la apertura del Astillero a través de visitas guiadas que dejaron hurgar a los transeúntes por entre sus más recónditos sitios, habitualmente colmados de trabajadores y, por ende, cerrados al público curioso.

Los organizadores del evento estimaban al cerrar la jornada que la convocatoria rondó los 10 mil visitantes. Fue una oportunidad inmejorable para conocer un poco más de cerca la oferta de paseos que existe en la ciudad de las diagonales. Y también sirvió para dejar bien en claro que la cultura no es una cuestión escindida de la sociedad, sino, por el contrario, que pertenece e identifica a todos los ciudadanos.

Casa Mariani-Teruggi

Una visita para no olvidar
 El Museo puso en contacto directo a los visitantes con ese trozo de la historia más nefasta del país, esa que ningún ciudadano debiera ignorar.

La Casa Mariani-Teruggi abrió ayer sus puertas como cada sábado, en el que ofrece sus visitas guiadas alrededor de la histórica vivienda. Pero no fue una jornada más: acogió a más gente de la habitual y también atrajo a un público diferente. “Acá, en general, viene gente que leyó el libro ‘La casa de los conejos’, de Laura Alcoba”, comentó a Diagonales Graciela Lorenzo, una de sus encantadoras guías.

Ese libro, cuya autora vivió en la casa antes que Clara Anahí Mariani, se refiere a la fábrica de escabeche de conejos que funcionaba en esta casa devenida en Museo en paralelo a la imprenta de la Revista “Evita Montonera”, que ofició de pantalla a los ojos de los jerarcas de la dictadura, para mantener la actividad política oculta.

Del maldito día en que Etchecolatz, Von Wernich y demás represores cruzaron su cornisa quedó un impactante rastro que ayer muchos conocieron por primera vez: las siluetas de las balas que agujerearon su techo de chapa, testimonio fidedigno del horror.

Casa Curuchet

La numerosa familia Lombardi aprovechó la excusa de ayer para acercarse a la Casa Curuchet con una misión concreta: desentrañar el porqué de la importancia vital de esta casa para la ciudad. “Aprendimos que es la única casa de Latinoamérica que proyectó Le Corbusier, y que es muy moderna”, corearon al unísono al salir los más pequeños de la familia, contentos porque hallaron la respuesta que buscaban al interrogante que les había sembrado su abuelo, de profesión arquitecto.

Además de ellos, por la mítica casa transitaron ayer cientos de visitantes que conocieron en vivo y en directo el increíble diseño materializado por el arquitecto francés que, por cierto, llevó adelante el modelo de esta construcción sin jamás conocer la obra. “Le Corbusier nunca concurrió a este lugar, ni antes ni después de realizarla a pedido del Dr. Curuchet. La hizo íntegramente por fotos”, explicó Carolina, la guía, mientras dirigía a los concurrentes por entre sus recovecos.

La reminiscencia obligada de los que se allegaron ayer a esta vivienda fue, sin dudas, el film de los realizadores Cohn y Duprat estrenado en 2010, “El hombre de al lado”. La película fue filmada íntegramente en esta casa excenta de muros y de abundantes ventanales. Y su estirpe quedó grabada en las retinas de sus espectadores. Tanto, que todo ayer hizo acordar a ella.

Museo de Ciencias Naturales

Un cóctel de emoción y asombro casi en penumbras
El Museo de Ciencias Naturales fue la gran estrella de la noche. De un tirón, recibió a 2.500 visitantes y casi al finalizar la jornada, sus organizadores estimaban que se había superado el récord de 4 mil visitas que registraron el año pasado.

“Los platenses no suelen visitarlo, por eso en este marco las familias de la ciudad se acercan como nunca. Además, está el plus que le dan las salas oscuras, que le imprimen un atractivo extra a la habitual visita”, aseguró a Diagonales Claudia Tambussi, coordinadora del área educativa del Museo.

¿Salas oscuras? La hilera de niños que acompañados por sus padres concurrieron ayer al Museo lo hicieron con sus manos ocupadas: cumplieron, todos, con la consigna de llevar su propia linterna para recorrer las dos salas que exhiben restos fósiles de dinosaurio, que se mantuvieron en penumbras.

El clima que se vivió entre sus vitrinas a media luz fue de pura adrenalina. “El Museo así me da miedo”, aseguró Nico, el más pequeño de la familia Palópoli. “Yo descubro cosas que con la luz no veía, me hace prestarle más atención”, dijo otro. Algunos nenes agarraban a sus padres de la mano más fuerte que nunca, otros no aguantaban la emoción y se deshacían en gritos, varios pidieron upa ni bien pusieron un pie en la sala y, la mayoría, exclamó, se maravilló y no escatimó en onomatopeyas llenas de asombro.

Además de la sala con linternas, el resto de las inmediaciones también fueron recorridas con minuciosidad. Se sacaron muchas fotos, muchos posaron al lado de los animales embalsamados y también cerca de las momias.

“Si a mí me encierran acá te juro que grito”, le comentó Macarena a su amiguita Agustina, señalando la vitrina con los tigres embalzamados. “Yo me subo y los cabalgo”, le contestó la otra, mucho más aventurera, al finalizar la recorrida.

Observatorio

Saturno estuvo cerca
En el Museo de Astronomía y Geofísica cada visita duró aproximadamente 40 minutos e incluyó un paseo por su Biblioteca y también por alguno de sus observatorios. Muchos de ellos no están abiertos habitualmente al público. Se habilitó, por ejemplo, un telescopio que, apuntando al cielo, permitió ver bien de cerca al planeta Saturno, a través de un lente de 43 cm. Un lujo.

Orgullo

Impresiones Diego Retola
Nos ha sorprendido la respuesta a la convocatoria. La gente ha desbordado los lugares; unas 10 mil personas o más se han volcado a transitar por los distintos puntos de toda la región, entre monumentos y museos.

Lo que se vivió en el Fuerte Barragán, donde acudieron unas 6.000 personas, fue algo impactante. Y ver luego a padres recorrer con sus hijos lugares tan disímiles como el Museo de Ciencias o Bellas Artes, o la Casa Curuchet, mientras les van enseñando acerca de toda esa diversidad de patrimonio, es algo que nos enorgullece y gratifica enormemente.

Y es de destacar la actitud y el empeño que pusieron las empleadas y empleados de la Dirección de Patrimonio Cultural, que tomaron el evento como propio, logrando hacer un gran trabajo. A todos, gracias.

Director de Museos, Monumentos y Sitios Históricos de la Provincia de Buenos Aires

Textuales

"Esta es la oportunidad para conocer el Astillero, que de noche debe ser aún mejor.” Emanuel - Estudiante

"Me gusta recorrer museos de otros países, por qué no hacerlo con los de mi ciudad entonces.” Miriam - Docente

"Vinimos de casualidad, veníamos a ver ballet pero nos convenció más ir a Ensenada.” Miguel y Marina - Estudiantes

"Todos a los que guiamos se fueron contentos, nos sorprendió la cantidad de gente jóven.” Rosana, Magalí, Anahí Guías del circuito 1

10.000. Personas peregrinaron ayer por la región. El Instituto Cultural puso una veintena de micros y otras tantas combis. No alcanzaron.

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-141313-medios-122-Fiebre-de-sabado-y-museos-por-la-noche.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario