sábado, 28 de mayo de 2011

Cabeza para abajo o patas para arriba

Plaza Ideas

28.05.2011 | La obra circense Viceversa realizará 5 únicas funciones en el Anfiteatro del Lago

“Sorpresa, emoción y humor”: tres imprescindibles a la hora de pensar un espectáculo circense. En ese orden, Gerardo Hochman dio a conocer su podio, el mismo que tuvo en cuenta al momento de diseñar, junto a los integrantes del Programa de Perfeccionamiento del CCPAC (Centro de Creación y Perfeccionamiento en Artes Circenses) la obra Viceversa.

Con cinco nuevas presentaciones (comenzaron ayer y continuarán hoy a las 21, mañana a las 20 y los próximos 3 y 4 de junio) en el Anfiteatro del Lago Martín Fierro (Paseo del Bosque s/nº) esta pieza mostrará lo mejor del circo, con un elenco integrado por 27 artistas y la colaboración del equipo de docentes (que son 6, uno por cada disciplina que se enseña).

Para el director, el espectáculo nace como resultado “del trabajo de todo el primer año del Centro de Creación y Perfeccionamiento en Artes Circenses, que es una iniciativa de la Dirección Artística de la Comedia, que creó este espacio, que funciona en el Anfiteatro, con el objetivo que los artistas de circo tengan un lugar para perfeccionarse, una usina creativa y donde se dicten contenidos artísticos”. Viceversa se estrenó el 1º de diciembre del año pasado, se realizaron 5 funciones y debido a “las grandes satisfacciones que nos dio tanto a nosotros como al público”, según Hochman, se repetirá la experiencia durante este 2011. 

–¿Por qué eligieron titular así la obra? –El nombre es por el lenguaje que usamos. El circo nos permite, a quienes practicamos, ver desde otro ángulo, ya que la mayor cantidad del tiempo la pasamos cabeza abajo. Esta palabra nos servía y nos parecía poética, porque nos da la sensación de que las cosas se puede ver de una manera y, si te ponés cabeza abajo, las ves de la manera contraria. Es como un juego de espejos, pueden ser así o asá y Viceversa, creemos, sintetiza ese concepto.

Conquistando Las clases de técnicas acrobáticas, acrobacia aérea, danza, entrenamiento expresivo y lenguaje musical se desarrollan en el Anfiteatro del Lago, donde los integrantes del Programa de Perfeccionamiento del CCPAC continúan capacitándose. Este lugar fue -como suele denominarse- la “cocina” de la obra, porque allí se creó el espectáculo: “nos inspiramos en el espacio y en los objetos existentes que convivieron con nosotros. 

Utilizamos el espacio en su totalidad, los 3 pisos del Anfiteatro y, además, como el anfiteatro también se utiliza como depósito de escenografía teatral, usamos los trastos escenográficos que se guardan, en vez de esconderlos, para crear las escenas”, recordó el director, para quien haber trabajado en el mismo lugar donde se va a desarrollar el espectáculo fue “una gran ventaja” porque aparte de ser el ambiente inspirador, es el lugar donde se ubica el público: “los espectadores están dentro del escenario, por una cuestión de organización. 

No se van a sentar en la platea habitual, sino que van a entrar en el escenario y convivir en el espacio escénico, en el mismo recinto, donde se colocaron unas gradas”. Viceversa, por si quedó alguna duda, tiene “todos los ingredientes del circo”, precisó Gerardo Hochman, que de inmediato se corrigió: “todo salvo los animales, eso no está. Nosotros trabajamos con seres humanos amaestrados, que hacen acrobacias aéreas, combinan los cuerpos, hay números de manipulación, objetos y malabares, complicidad entre los personajes. Todo eso se fusiona con la danza y el teatro”.

Por todo esto, porque serán cinco únicas funciones, porque la capacidad del lugar es limitada y porque actuarán “artistas jóvenes de La Plata y alrededores muy talentosos”, será mejor no desperdiciar la oportunidad de disfrutar de una propuesta “más que original”.

Los interesados en presenciar la obra podrán adquirir sus entradas con anticipación. La venta será de martes a domingo, en el horario de 10 a 19, en la Sala Armando Discépolo (12 entre 62 y 63). Además, es importante destacar que no se venden boletos en la puerta del Anfiteatro Martín Fierro, y que el espectáculo no se suspende por lluvia.

A la función que inauguró esta temporada 2011 le seguirán las siguientes presentaciones: hoy a las 21, mañana a las 20 y el viernes 3 y sábado 4 de junio, también a las 21.

Por Lucía Zapata

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-141236-medios-122-Cabeza-para-abajo-o-patas-para-arriba.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario