viernes, 29 de abril de 2011

“Me criticaban por cantar con la camisa afuera”

CARACOL

29.04.2011 | Este sábado, el platense regresa a los escenarios de su ciudad

“No me gusta la utilización del nombre artístico: si un carpintero hace su trabajo con su nombre ¿por qué un cantor no? Pero justo a mi nombre, le pusieron Caracol y bueno… Raro para un cantante de tango… Tampoco usaba la ropa usual, el uniforme de tanguero, porque no me gustan los uniformes. Aunque no solo soy un cantante de tango. Pero fui muy vapuleado: los ortodoxos decían que era impresentable porque cantaba con la camisa afuera. Ahora muchos cantan así. Me parece que voy a ponerme traje”. Desde su apodo, Roberto Paviotti, ha sabido distinguirse del común de los cantores del género. Desde su repertorio hasta su presencia certera y su voz robusta pero dócil, con un fraseo que parece arrastrarse con cadencia propia… como un caracol. Sin embargo -y lejos de cualquier interpretación cargada de romanticismo o complejo simbolismo- el alias de Roberto Paviotti: “El apodo viene de una tontera. De chico tenía una novia, nos peleamos y se fue enojada a la casa… al otro día decidí ir a buscarla, y ella también arrepentida se volvió en un tren y nos cruzamos en el camino. Cuando llegué la barrio, un amigo me dice ‘¿qué haces caracol? Arrastrado, baboso y cornudo’ (risas). Y así quedó en el barrio”.

Este artista platense con más de tres décadas de trayectoria regresará este sábado a los escenarios de la ciudad, más precisamente en el bar Mil Nueve Once (12 y 71), a las 21.30. “Hace mucho que no toco acá, y es raro que esté en La Plata -comentó sobre su “retorno”-. No soy convocado normalmente, pero seguramente me va a gustar porque voy a encontrarme con amigos de otros tiempos. Yo viví toda mi vida, me críe acá y luego hice mi carrera en Buenos Aires y también parte en Europa”. Pero… ¿por qué dicen que me fui…? “Fíjate que cuando fui convocado a algunos festivales en Europa en el 2009, los pasajes fueron pagos por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires… y yo tengo residencia en La Plata. Es como si no fuera platense… yo vivo acá, pero no sé…”.

Refiriéndose al show en sí, Caracol comenta que recorrerá buena parte de toda su discografía, pero “nunca se como termina mi show. Ni siquiera si es exclusivamente de tango. Además participo y hablo mucho con la gente, cuento anécdotas”.

En escena será acompañado por “un chiquito de 18 años, muy talentoso”: Nehuén Ercoli. “Es que yo creo que esto es una escalera humana -explica-. No me gusta la gente que se quedó en lo antiguo del tango. Si yo le sirvo de escalón para subir a lograr algo, me encanta… y de hecho me ha resultado, todos los que han tocado conmigo, por lo general trabajan muy bien, muchos quedaron en Europa”.

Como señalamos, su modo de cantar no se ajusta a los cánones usuales del tango. ¿De dónde viene? “Fue fácil. En el barrio se escuchaba tango. Y escuchaba a mi vieja sencillamente, que afinaba y cantaba muy bien… y a la gente que pasaba silbando. Pero no tengo referentes… me interesaba el Paya Díaz, que no lo conoció nadie, pero que el propio Polaco dijo que fue su maestro… El flaco Morán… no hubo mucho más…”, confiesa el hombre que comenzó de niño, a los tempranos seis años, con la Orquesta Infantil Favero, apadrinado por Fidel Pintos. Y su principal arma, sin dudas, es el fraseo: “El fraseo es como que vino conmigo, es una cosa muy natural, tengo grabaciones... En un disco mío, hay un fragmento del ‘Caminito’ que estoy cantando a los 7 años y ya estaba fraseando. No sé por qué. Creo que por acentuar correctamente. Hay que separar bien las frases, hay comas que no se respetan… hasta la ‘h’ tiene que sonar…”.

“Vamos en montón, bien alienados/ todos mezclados, todos mezclados, todos mezclados”. En su afán de acentuar y destacar las palabras, recuerda los versos de Eladia Blázquez para aseverar que “hay gente que parece que a la noche se acuesta y al otro día dice ‘ahora soy artista’. Se nace artista y no es nada lindo. Yo no tuve una vida linda… ni lindo ni feo, ni sos mejor ni sos peor, nacÉs con eso…”. Así lo dice y lo siente Caracol, siguiendo su propio paso y su propio camino, queriendo ir más allá del montón.

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-136684-medios-122-Me-criticaban-por-cantar-con-la-camisa-afuera.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario