viernes, 15 de abril de 2011

“Hay que recuperar al público de ballet”

PROYECTO GALIZZI PREFIERE GASTAR EN UN SÓLO COREOGRÁFO IMPORTANTE.

Entrevista Mario Galizzi. Con 50 años dentro del mundo de la danza, hoy asume como director del Ballet de La Plata.

15.04.2011 | Por Laura Falcoff

Un rápido repaso por la larga trayectoria de Mario Galizzi (“¡cincuenta años en la danza!”, dice incrédulo) debería remontarse a sus comienzos como estudiante de ballet a los trece años de edad y luego detenerse en algunos hitos: integró el primer Ballet Contemporáneo del San Martín y luego bailó siete años en Europa; al volver a Buenos Aires ingresó al Ballet del Colón, del que años más tarde sería director, y más o menos para esa época comenzó a dedicarse apasionadamente a la enseñanza. Esta actividad lo viene llevando por un buen número de compañías de ballet en Chile, México, Puerto Rico, Brasil y Perú y Estados Unidos. Una larga lista de tareas profesionales que hizo y hace Galizzi quedan afuera en este repaso; ahora hablamos de su asunción como director del Ballet del Teatro Argentino de La Plata que hoy comienza su temporada 2011 con la reposición del ballet Espartaco .

Fuiste ya director del Ballet del Argentino. ¿Por qué te fuiste y por qué regresaste? Mi alejamiento, después de dos años, fue consecuencia de un cambio en la dirección general del teatro. ¿Y por qué volví? La oferta del Teatro Argentino volvió a tentarme por la posibilidad de enriquecer el repertorio, de traer coreógrafos importantes actuales, que monten obras de peso. Creo que después del ballet modernista, quiero decir hasta los años ‘50, no vino a la Argentina ningún creador importante. Casi sólo se muestran los grandes ballets del siglo XIX, que ciertamente tienen que estar. Pero unos pocos títulos por año bastarían; y después darle a la gente lo que se ve en el mundo hoy; estamos realmente atrasadísimos respecto de lo que ocurre.

¿Qué coreógrafos te interesaría invitar? Gente como Mauro Bigonzetti o Angelin Preljocaj; también querria poner alguna obra de Maurice Béjart, a quien sigo admirando mucho. Les dije a los directores del Teatro: “No gastemos dinero en el repertorio clásico, trayendo repositores de afuera, si podemos hacerlo nosotros mismos. Hay que invertir en coreógrafos actuales, con obras importantes. Y también habría que invertir en aquellos grandes maestros internacionales que podrían, en el caso, por ejemplo de una reposición de Lago de los cisnes , enseñar no los pasos sino el estilo.

¿Y vas a contar con esas posibilidades? Asumí un poco abruptamente y conservé, haciendo algunos pocos cambios, la temporada que ya estaba armada. El director general Marcelo Lombardero es una persona muy abierta a lo contemporáneo. El gran problema de un teatro oficial -incluyo al Colón- es que si a la compañía de ballet se le dan pocos títulos en el año, y uno de ellos tiene que ser un ballet clásico, queda poco margen. Por eso insisto en que es mejor hacer un gasto importante en un solo coreógrafo del exterior e ir familiarizando al público con nuevas perspectivas. Recuperar a ese público de ballet que se ha perdido. Al menos, ese es mi pensamiento.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/recuperar-publico-ballet_0_463753733.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario