miércoles, 26 de enero de 2011

Falleció "Pipe" Herscovich, un símbolo del teatro en La Plata

Una enorme tristeza causó en ámbitos artísticos locales y nacionales la muerte, a los 80 años, de Pedro "Pipe" Herscovich, reconocido empresario teatral de dilatada trayectoria que estuvo al frente, durante casi veinte años, del Coliseo Podestá. Sus aportes al quehacer cultural platense le valieron la distinción de Ciudadano Ilustre.

"Pipe" había nacido en la ciudad de Córdoba, el 1º de octubre de 1930. Huérfano muy pequeño, de niño se mudó a la capital federal al amparo de familiares. Su fascinación por el arte dramático surgió cuando todavía era un adolescente. A los 14 años daba sus primeros pasos como actor entre los elencos independientes porteños y aunque viró después la actividad hacia la promoción de espectáculos y la administración de salas, lo hizo guiado por la misma pasión: el teatro.

A la Ciudad -que quiso entrañablemente y eligió para desarrollar su carrera y formar una sólida familia de elevados principios- llegó a los 20 años, atraído por la movida del teatro independiente local, que en esa época comenzaba a despegar para consolidarse tiempo más tarde como una de las más relevantes alternativas culturales. De origen judío, no practicó la religión pero sí se preocupó por preservar la cultura hebrea y se incorporó, ni bien tocó suelo platense, al grupo actoral de la biblioteca Max Nordau.

Trabajó un tiempo como viajante de comercio y vendió repuestos de automotores hasta que instaló su propio comercio de baterías. Mientras tanto, el teatro seguía en su mira y fue desde Max Nordau donde pegó el salto a la promoción de espectáculos. Director del Opera durante una veintena de años, trajo a esa sala a las compañías que tras la temporada porteña salían de gira por el país; y el pivot era "el teatro de Pipe", como todos llamaban al espacio de la calle 58.

Asumió como director del Coliseo Podestá en noviembre de 1986, cuando el teatro reabrió sus puertas tras años de abandono. Fue, además, uno de los principales responsables de la recuperación de la sala y bajo su conducción el tradicional escenario recibió a las principales figuras del país y también a artistas de renombre internacional que visitaron La Plata.

Con casi cuarenta años como empresario artístico, "Pipe" fue amigo de China Zorrilla, Luis Brandoni, Carlos Rottemberg, Federico Luppi, Miguel Angel Solá, Pepe Soriano, Alejandra Boero y numerosos artistas, pero, en rigor, conquistó el reconocimiento unánime de los integrantes del mundo teatral y fue querido y respetado por actores, dramaturgos, directores, público, y hasta por sus pares.

En uno de los tantos homenajes que recibió por su trayectoria, Brandoni dijo de "Pipe": "ha abierto sus teatros a los actores de un modo incondicional, aún en épocas difíciles en las que otras puertas se cerraban. Aquí no. Los actores sabíamos que en La Plata teníamos un lugar para trabajar".

SU RETIRO

En 2005, cuando se retiró de la actividad, en un emotivo acto que se realizó en el Coliseo, "Pipe" se despidió con una sentida frase: "me voy, pero siempre estaré dispuesto a colaborar con quienes sigan en el teatro". Y con esas palabras volvió a mostrar su gran sentido de la generosidad.

Berta, su esposa por más de cincuenta años, fue uno de los motivos que lo retuvo en La Plata para siempre. Con ella, que supo acompañarlo incluso en la terquedad que le despertaba su amor por el teatro (se negaba a abandonarlo aunque su salud ya le pedía un descanso), tuvo tres hijos: Carlos y los mellizos Sofía y Guillermo. "Pipe" fue abuelo de 9 nietos.

Los restos de Herscovich serán trasladados hoy, a las 9, desde Vda de Boccia e hijos, 57 entre 5 y 6, al cementerio Parque Iraola.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/edis/20110126/espectaculos24.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario