sábado, 22 de enero de 2011

En el sur del Conurbano crece el circuito de teatro independiente

Off Corrientes - Off Buenos Aires

Publicado el 22 de Enero de 2011

Por Elisabet Contrera

En la zona ya se abrieron más de 25 salas, a las que se suman bibliotecas, universidades, centros culturales y escuelas que ofrecen espectáculos dramáticos y cursos. La importancia de la Ley del Teatro para subsistir.

Avellaneda, Lanús, Banfield, Lomas de Zamora, Temperley, Monte Grande, Adrogué, Longchamps no son sólo nombres de estaciones que unen los ramales ferroviarios de la ex línea Roca. Son, también, lugares donde es posible encontrar un circuito de teatros independientes que creció paulatinamente durante las últimas dos décadas. Un espacio alternativo donde la autogestión, el trabajo colectivo y la vocación son claves para el movimiento.

Patricia Devesa conoce bien el área. Junto a Gabriel Fernández, crearon el Centro de Documentación del Teatro del Conurbano Sur (Doc/Sur), dedicado a la investigación del circuito independiente que funciona en la zona, pero que se encuentra “invisibilizado”. “La idea es dar cuenta de la enorme producción que de manera constante e ininterrumpida surgió en la región y colaborar con la preservación y la difusión de las artes escénicas”, explica Devesa a Tiempo Argentino. De esa manera –agrega– “contribuimos en la construcción de la historia y de la memoria de vastas zonas que son excluidas de las ‘historias del teatro’”.

Según sus relevamientos, en el sur del conurbano bonaerense funcionan más de 25 teatros independientes. “A estos se suman –aclara Devesa– otros espacios que también producen teatro o dan lugar a la representación de obras, como centros culturales, espacios tomados, escuelas y hospitales.” La mayor cantidad de salas se concentra en el municipio de Lomas de Zamora. “Es probable que se deba a la existencia de una Escuela Provincial de Teatro que formó a muchos que decidieron quedarse aquí”, analiza Devesa.

Uno de los espacios con más trayectoria es el Galpón de Diablomundo (Almirante Brown 3589), que funciona a pocas cuadras de la estación de trenes de Temperley y cuenta con una compañía de teatro que desarrolla producciones dramáticas, circenses y de danza. Leila Kancedolsky se sumó en 1994 cuando asistió a las actividades que el Galpón desarrollaba en una plaza cercana. “Los más de 25 años de historia y de trabajo continuo nos ubican en un lugar de referencia en la región”, remarca. Unas 300 personas pasan por semana por allí para ver las obras o participar de sus talleres (para más información: http://jicarateatro.blogspot.com/).

A pocas cuadras funciona el Teatro de Las Nobles Bestias (14 de Julio 142). Nació en 1994, impulsado por un grupo de actores que buscaba crear un espacio de enseñanza, investigación y producción escénica. Algo más lejos, del otro lado de las vías, el Centro Cultural Libremente (Avenida Meeks 1044), que tiene sala propia.

Uno de los grandes reconocimientos que lograron “las Bestias” fue participar en 2001 del décimo Festival Internacional de Teatro de La Habana, Cuba. El espacio ofrece talleres de teatro, comicidad, fotografía y expresión corporal (para averiguar más: www.teatronoblesbestias.com.ar ).

El circuito se bifurca al bajar en la populosa estación de Lomas de Zamora. Allí está el Teatro de Las Memorias (Saenz 277), que todas las vacaciones de invierno organiza un festival de títeres para chicos y chicas.

Un poco más alejado del centro comercial está Banfield Teatro Ensamble (Larrea 350). Ciclos de cine, música y obras teatrales caracterizan al espacio. Silvina Linzuain, artista y encargada de comunicación del Ensamble describe este espacio nacido en 1996. “Es uno de los centros independientes más grandes de la zona sur. Tiene shows de café concert, escuela de arte, resto bar y un festival de jazz. Además, cuenta con una sala principal, dos secundarias y una galería para exposiciones de arte. Por fin de semana, asisten 500 personas.”

A 15 minutos de Constitución se encuentra Disparate (Sitio de Montevideo 1265, Lanús Este). Surgió hace siete años como una compañía de teatro. Hoy, no sólo presenta obras en su sala, sino que recorre la zona sur con ciclos de teatro en las escuelas (tiene http://espaciodisparate.blogspot.com).

Claudio Rissi es una cara conocida en el ambiente del teatro y la televisión. Un día, hace 15 años, decidió dejar la urbe porteña para instalarse en Monte Grande. Allí, hace 9 años, decidió crear el teatro Brancaleone junto a Mariana Agüero. Las 15 cuadras que lo separan del centro de la localidad (9 de abril 935) no son excusa para que 60 personas lo visiten cada fin de semana. Cree que ser “mediático” colaboró con su proyecto, pero que todavía falta difusión y recursos económicos para que el teatro independiente se sostenga. “La tendencia es que se hace para los amigos, pero yo no concuerdo, porque quiero vivir de esto”, critica. “Para eso hay que crear una nueva generación de espectadores”, remarca. Además de las obras, se brindan talleres de teatro para todas las edades.

Un poco más alejado se encuentra el espacio Superarte, en Longchamps (Belgrano 1705). Surgió en 2004 de la necesidad de contar con un centro de formación y expresión artística en el barrio y, ni bien se abrió, empezó a ofrecer talleres y a brindar espectáculos los fines de semana. Rápidamente, se convirtió en un espacio común para los vecinos de la zona. “Hoy ya está consolidado. Cuenta con talleres, compañía teatral propia, genera y produce espectáculos para festivales y escuelas. Recorren el barrio, el municipio y la provincia”, remarca Ulises Castañeda, que fundó el espacio junto a Aníbal Dinaro. Unos 250 alumnos participan de los talleres (más información: ).

UNA LEY A FAVOR DEL TEATRO INDEPENDIENTE

Tras años de lucha social y reclamos, en septiembre de 2009, la Legislatura bonaerense aprobó la Ley de Teatro Independiente, que otorga un fondo especial de tres millones y medio de pesos para promover y proteger estas propuestas alternativas.

Hasta entonces la actividad recibía sólo el respaldo nacional, a través del Instituto Nacional del Teatro, que no alcanzaba para solventar los gastos. A más de un año de la aprobación de la ley, los teatros de la zona sur ya recibieron algunos recursos.

“Este año (por 2010) se otorgó por única vez un monto por región, hasta que se delineen los ejes de subsidios y los requisitos para peticionarlos”, contó Devesa, del Centro de Documentación del Teatro del Conurbano Sur. “En zona sur se decidió no repartirla para cada sala o grupo y presentar proyectos que sirvan a toda la comunidad teatral y que atiendan a las necesidades comunes: difusión, público, capacitación”, explicó. “Tener recursos implica poder concentrarse y producir en forma constante. Lo importante es que quienes viven en la zona puedan acercarse a más posibilidades artísticas”, concluyó.

Fuente: http://tiempo.elargentino.com/notas/sur-del-conurbano-crece-circuito-de-teatro-independiente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario