viernes, 22 de octubre de 2010

Las Chicas del After Office

TEATRO

“LAS CHICAS DEL AFTER OFFICE”

El viernes 1º de octubre se estrenó en el Teatro La Nonna, la comedia de Irene Bianchi: “Las chicas del After Office”. Hablamos con su autora y directora.

Irene, ¿qué nos podes contar acerca de tu obra?

La comedia surgió de las columnas que escribo los domingos en el diario El Día, desde hace un par de años. Son un grupo de amigas que se reúnen a tomar una copa y a contarse cosas. La columna está más ligada a lo que sucedió durante la semana, en la ciudad, el país o el mundo. Es más coyuntural. En la comedia, en cambio, tomé temas más generales, como la dificultad para encontrar pareja, el sexo, la infidelidad, la trampa, el levante, la lucha denodada de las mujeres para no envejecer, algún toque político, las diferencias generacionales, pero siempre desde el humor.

¿Por qué elegís el humor para contar esas historias?

Porque me parece una herramienta formidable, que cala hondo, sin sermonear ni pontificar. Detesto la solemnidad y el acartonamiento. Me parece falso, impostado. Creo que se pueden abordar cuestiones profundas sin ponerse en “maestra ciruela”. Chaplin hace reír y pensar. En ese sentido, fue un maestro inigualable. Se le animó a temas muy densos y trágicos, pero siempre desde una comicidad genial, irónica, sarcástica, Coincido en la idea de desdramatizar, de mirar las conductas y las situaciones desde otro ángulo, sin juzgar, desmitificando ciertos tabúes.

¿Quiénes conforman el elenco?

Somos cinco actrices: Pau Verderosa, Magdalena Cabassi, Griselda Actis, Graciela Martínez Christian y yo. Pero, en realidad, los personajes de la comedia son nueve.

¿Por qué eligieron el Teatro La Nonna para estrenar?

Allí hicimos un exitazo hace unos años, “Solas y en La Plata”, durante tres temporadas, a sala llena. Y nos encanta la sala en la que trabajamos, porque permite un acercamiento con el público, un ida y vuelta que enriquece el espectáculo. Una comedia se completa con la risa de los espectadores. Si hacés un dramón, no sabés a ciencia cierta si los espectadores están atentos, enganchados, aburridos, dormidos, o se fueron. En cambio, cuando hacés humor, la respuesta es –o debería ser - inmediata. Y si no se produce, algo está fallando y hay que ajustar el producto.

¿Cómo son los personajes?

No quiero adelantar mucho, porque arruinaría el factor sorpresa. Pero digamos que hay de todo un poco: la mina ganadora, la “loser”, la buscavidas, las chicas jóvenes, con otra cabeza, y los problemas cotidianos con los que se enfrentan. Son mujeres fácilmente reconocibles. Más de una espectadora se va a sentir identificada.

¿Y los hombres?

Ellos están, aunque no estén. Se habla de ellos casi todo el tiempo. Para bien o para mal, forman parte de la vida de estas amigas, haciéndolas felices o infelices, sumando o restando. Te aclaro que no es una comedia sólo para público femenino, puesto que el tema es la pareja.

¿Qué expectativas tienen?

Las mejores. Los lectores de mis “After Office” domingueros, hace mucho que me piden que lleve a esas “chicas” al escenario, y las haga interactuar. Bueno, ahora van a tener la posibilidad de verlas en vivo y en directo, de ponerles rostros a esos nombres y tonos a esos diálogos. Por otra parte, nosotras nos divertimos muchísimo en los ensayos, lo cual es una buena señal. Pero siempre es el público el que dice la última palabra.

Recordános día y hora de función, Irene

Estamos todos los viernes de octubre y noviembre en el Teatro La Nonna, 3 y 47 tel. 4275555, a las 21 horas. Conviene reservar antes porque la sala es chica.

Web: www.irenebianchi.com.ar

Fuente: http://www.aquilaplata.com.ar/destacados/la-chicas.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario