sábado, 28 de agosto de 2010

Retazos de una historia que es la de todos

Alejo García Pintos y Jorge Graciosi vuelven a la ciudad que los vio nacer para cerrar la gira de la obra de David Viñas “Rodolfo Walsh y Gardel”

Todo un universo de significados, a primera vista casuales, se entrelazarán esta noche en el escenario del Teatro La Lechuza cuando, Alejo García Pintos, un actor surgido de esas tablas, eche a rodar la historia “Rodolfo Walsh y Gardel”, basada en un texto de David Viñas, que relata la última hora de vida del autor que, en esta misma ciudad, recibió el dato inicial para escribir una de sus obras más reconocidas: “Operación Masacre”.

Con dirección de Jorge Graciosi, platense también, será la última oportunidad de disfrutar de una
puesta en escena donde el intimismo y la certeza de la tragedia final son dos ingredientes inevitables. “Si bien el personaje es Rodolfo Walsh, caracterizado con sus anteojos clásicos y conocidos, la historia tiene que ver con la de cualquier argentino que en la década del ‘70 estuvo comprometido con un modelo de país distinto. Eso es lo que quiere contar Viñas y que nosotros, obviamente, respetamos”, grafica García Pintos.

Conocido también por encarnar a uno de los sobrevivientes de La Noche de los Lápices en la película con ese mismo nombre, los tempranosaños ‘70 vuelven a encontrarlo en el rol de un personaje que, en esta ocasión, no corrió la misma suerte.

Sin embargo, desde entonces hasta ahora, sólo transcurrieron 35 años. “Ha pasado mucha agua bajo el puente, y la militancia de los años ‘70 no tiene nada que ver con la de este siglo XXI.

Estamos frente a un texto que trascurre hace apenas 35 años pero que parece que se tratara de la prehistoria. Y, sin embargo, es gente de ahora. Todavía hay muchísima gente viva de esa época y ahí es donde se produce la dicotomía de sentir que estamos viviendo en un país que no tiene nada que ver con ese, y sin embargo pasó hace tan poco”, reflexiona.

Estrenada en 2009 en el Teatro Nacional Cervantes, tras seis meses de gira por el interior, Alejo García Pintos se da el gusto de ponerle el moño a este ciclo en el mismo lugar donde todo comenzó. “Yo me propuse hacerla en el teatro donde empecé a formarme, donde aprendí el oficio este de actuar. Y cuando se dio la posibilidad de hacerla en la Plata insistí mucho para que se pueda hacer en mi amado teatro La Lechuza.

Primero, porque es un espectáculo muy íntimo, para una sala chica. Y para mí es un doble placer poder hacerlo en lo que yo considero mi casa pese a que hace 27 años que me fui de La Plata”, remató.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2010/08/28/pdf/cuerpo.pdf

No hay comentarios.:

Publicar un comentario