sábado, 28 de agosto de 2010

La Argentina tendrá su Cinemateca Nacional


Se llamará Cinain

Espectáculos / 28.08.2010 | El lunes próximo la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, firmará el decreto que reglamenta la Ley 25.119 para preservación y archivo de su producción cinematográfica. Será un organismo autárquico dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación.

La Argentina tendrá su Cinemateca Nacional para preservación y archivo de su producción cinematográfica cuando el lunes próximo la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, firme el decreto que reglamenta la Ley 25.119.

Promulgada en 1999 por el Parlamento pero nunca reglamentada, la Ley 25.119 establece la creación de la Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional (Cinain), un organismo autárquico dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación para conservación y preservación de los materiales audiovisuales creados en el país.

"La Cinemateca Nacional es al cine lo que la Biblioteca Nacional a los libros. El lugar donde se preserva una parte esencial de nuestro patrimonio cultural, para que las generaciones presentes y futuras puedan pensar el país, en este caso, desde el audiovisual", destacó el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), en un comunicado difundido ayer.

El Instituto aseguró que con esta reglamentación "el Estado argentino empieza a saldar una vieja deuda con el cine".

Promovida por Fernando "Pino" Solanas, un grupo de críticos e investigadores y aprobada en ambas cámaras del Congreso, la ley que se reglamentará el lunes establece la creación de una cinemateca con autoridades elegidas por el Poder Ejecutivo entre un quinteto de postulantes elegidos por concurso público.

El organismo, que dependerá de la Secretaría de Cultura de la Nación, deberá contar con un presupuesto suficiente para cuidar y preservar -en las condiciones de temperatura y húmedad necesarias- el archivo fílmico argentino.

En este sentido, se estipuló que el 10% del presupuesto del Incaa, excluido el dinero de subsidios al fomento a la producción, será destinado el primer año al funcionamiento de la Cinemateca mientras que a partir del segundo año este porcentaje se reducirá al 6 por ciento.

La nueva ley permitirá, una vez entrada en vigencia, buscar, cuidar y preservar la memoria fílmica nacional, algo que hasta el presente sólo se hacía en forma inorgánica a través de arrestos individuales o emprendimientos particulares sin el compromiso estatal.

De hecho, cada nueva película que se estrene en el país deberá entregar una copia final y un negativo o matriz de la cual se puedan sacar copias a la Cinemateca para resguardo y preservación.
El realizador Hernán Gaffet, delegado del Incaa para la formación del Cinain, indicó a Télam que la reglamentación de la ley "es algo para celebrar".

"Esta reglamentación llega 12 años después de aprobada la ley, que en su momento fue vetada por Carlos Menem y que nunca se puso en funcionamiento", destacó Gaffet.

Director de películas como "Ciudad en celo" y "Argentina beat", Gaffet consignó que "la ausencia de una cinemateca es la causa principal de que hayamos perdido el 90% de los registros fílmicos mudos realizados en el país y el 50% de los sonoros".

"La Cinemateca -apuntó- va permitir también un acceso a las películas por parte del público y los especialistas como objeto de estudio y va a ser materia prima para la producción cinematográfica".

La futura Cinemateca funcionará en un edificio a designar, donde se deberá montar toda su infraestrucuta, con un depósito especialmente acondicionado, y una sala cinematográfica, ya que entre sus funciones estará también la de programar ciclos cinematográficos.

Su director y vicedirector permanecerán en el cargo por cuatro años y serán nombrados por el Ejecutivo de entre cinco candidatos elegidos por un consejo asesor a través de un concurso público de antecedentes y proyecto.

Por su parte, la directora del Museo del Cine de la Ciudad de Buenos Aires, Paula Félix Didier, señaló a Télam que "es un gran logro que exista un archivo público nacional que tenga como misión particular preservar y cuidar el cine argentino".

"El hecho de que haya un flujo de recursos para la preservación y conservación -subrayó- viene a cerrar un círculo a través del cual el Instituto de Cine que subsidia la producción audiovisual ahora va a poder cuidar los materiales que ayuda a crear".

Fuente: http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=104408

No hay comentarios.:

Publicar un comentario