viernes, 16 de julio de 2010

La ópera infantil El pequeño deshollinador, una buena alternativa para los chicos

16-07-2010 / En el Teatro Argentino, con dirección escénica del tenor Rubén Martínez

“Hace mucho tiempo tenía ganas de adaptar esta obra porque la temática es sobre un niño deshollinador que trabaja en Inglaterra en el siglo pasado y yo le di un giro para incorporar actualidad, porque los niños siguen siendo explotados”, fue lo que contó Rubén Martínez, a Diagonales, responsable de la adaptación de la pieza de Benjamin Britten titulada El Pequeño Deshollinador, y que será la que dará inicio a la temporada de vacaciones de invierno del Teatro Argentino durante este fin de semana.

El primer Coliseo Bonaerense (51 entre 9 y 10, Sala Astor Piazzolla) inaugurará así la programación para los chicos, este sábado 17 de julio desde las 15, (la otra función será el domingo 18 de julio a la misma hora) con este espectáculo que tiene "sus momentos de diversión, de tristeza y de reflexión" y según recordó Martínez es "la primera ópera para chicos que se hace después de 10 años, porque creo que se hizo El arca de Noé. Pero yo vengo luchando, desde hace dos o tres años, para poder instaurar la ópera para niños en el Teatro o, mejor dicho, en la sociedad".

–¿Cuál cree que es la importancia de que los chicos se vinculen con el género desde tan temprana edad?


–Esta ópera, particularmente, es muy especial, porque más allá de la temática, tiene mucha coreografía, es casi un musical. El lenguaje musical es difícil de entender, porque Britten es un compositor contemporáneo, pero los niños están tan abiertos a todo tipo de música que lo reciben con toda naturalidad. Es más, termina muy rápido y quieren seguir escuchando, es una obra de 50 minutos de duración, que empieza y hasta que no termina no se baja el telón.

–¿Qué tuvo en cuenta a la hora de adaptar una obra que está dirigida al público infantil?


–La obra ya estaba escrita, yo la adapté al castellano, gran parte de los diálogos que tienen que ver con que los niños no tienen que trabajar y tienen que ir a la escuela. La música también fue adaptada un poco, la traducción no es mía, la hizo en 1950, el argentino César Romero. La vuelta que le doy yo tiene que ver con los niños de la calle, la puesta en escena es mitad de época y mitad del día de hoy. Porque creo que por más trabajo de las Naciones Unidas y de Unicef, que colaboran para solucionar el problema, todavía hay niños en el mundo entero y en nuestro país -lo vemos todos los días en la calle- que siguen trabajando. Yo ya hice la obra en el año 2007, en Capital, pero acá en el Teatro Argentino, se incorporó el Coro de niños, que lo trabajé como los niños de la calle y a los niños solistas como los niños de época. Acá es un desafío más grande, porque tengo 46 niños, más los mayores, más la orquesta y también el vestuario, luces, escenografía, peluquería…

Rubén Martínez, que desde hace tiempo se encarga de la difusión de la música clásica en la región -a fines de junio estrenó junto a su esposa Paula Almerares el espectáculo El día que Schumann conoció a Chopin- es el director escénico de esta puesta de El Pequeño Deshollinador, mientras que Darío Domínguez es el encargado de la dirección musical y María Teresa Del Río de la coreografía. También interviene en la pieza el Coro de Niños del Teatro Argentino, que dirige Mónica Dagorret. La preparación de los solistas adultos le correspondió a Luz María Suárez Pepe y Miguel Cagliani se encargó de los niños

Estas son las únicas dos posibilidades de presenciar la ópera -aunque la idea del tenor es volver a presentarla en el Teatro o en otro escenario- por lo cual Rubén Martínez recomendó asistir a ver El pequeño deshollinador "no porque yo sea el director, pero la obra es muy divertida, hay un lindo vestuario, los chicos y los mayores cantan muy lindo y realmente no parece una ópera, que muchos consideran aburrida. Es un musical de 50 minutos donde se baila y se canta y es muy divertido para padres e hijos, para toda la familia".

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-98894-medios-122-La-opera-infantil-El-pequeno-deshollinador-una-buena-alternativa-para-los-chicos.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario