lunes, 21 de junio de 2010

Una Atracción para grandes y chicos en el Pasaje Rodrigo

Los fines de semana

21-06-2010 / La obra se realiza en un espacio no convencional

La propuesta está planteada en un "espacio no convencional" de tres pisos como lo es el Pasaje Rodrigo (51 entre 4 y 5). Tres también son los directores de la pieza (Ricardo Ibarlín, Claudio Rodrigo y Julián Howard) y la misma cantidad de funciones son las que cuatro actores realizan los sábados y domingos, a las 17, 18 y 19, para "sorprender a un público que no es el que frecuenta el circuito teatral", según coinciden los intérpretes de Atracción.

El Señor Dardo (Ricardo Pérez Sbrascini) baja las escaleras de la planta baja del Pasaje y comienza a dialogar con el Señor Campos (Edgardo Desimone) , ante la mirada de los presentes, que estaban paseando por el lugar. Poco a poco se reúne más y más gente, que se ve "atraída" por esta obra de "creación colectiva" que interrumpe el silencio y ofrece una alternativa para divertirse y aprender.
Más tarde aparecen Carlo Luigi Spegazzini (Néstor Ponze) y Vander Kruger (Félix Aloe), en el tren que por primera vez llegó al Pasaje Dardo Rocha de La Plata. Los personajes saludan a los presentes, que se mezclan con la escenografía y participan de las conversaciones.

"Es una pieza que es bastante inusual, un espectáculo que va a ocurrir con el público, es decir, con los que estén paseando o comprando en el Pasaje Rodrigo. Una especie de happening, direccionado hacia distintos puntos que tienen que ver con La Plata, ciertos hechos y ciertos personajes de la ciudad", le había contado a Diagonales Ibarlín, antes del estreno de Atracción (en mayo de este año).

Sigue. Durante todo el mes de junio esta propuesta –de la cual, aunque suene trillado, no se puede despegar el calificativo de original– continuará desarrollándose para que los platenses puedan disfrutar de una "evocación de la historia", según dijeron los protagonistas, en la cual se mencionan: el cruce que realizaron unos acróbatas desde la Catedral hasta la Municipalidad, o las ideas que trajo el botánico Spegazzini y el Café Martínez, entre otras cosas.

Aunque hay un guión y escenografía, los cuatro actores improvisan porque de manera constante interactúan con el público que acepta la propuesta con mucho entusiasmo.

"Es una alegría y satisfacción formar parte de este elenco y utilizar un espacio no convencional para atraer a la gente", dijo Félix Aloe tras la finalización de la primera de las tres funciones que se desarrollaron ayer. Su compañero Pérez Sbrascini agregó que es "un oportunidad de llegar a un público que está en un paseo de compras" y los cuatro intérpretes concordaron en que cada uno de los directores les aporta, "desde sus propias experiencias y desde su conocimiento", algo particular para el espectáculo: Claudio Rodrigo, acerca del manejo de los títeres; Julián Howard, en cuanto a la puesta en escena y Ricardo Ibarlín, "un integrante más" porque siempre presencia las obras y "capta lo que va pasando" y luego les transmite sensaciones.

Una de las premisas de Atracción es "ser amables con la gente y respetarlos, porque de alguna manera es una propuesta invasiva". Pero, aunque al principio el público se sorprende, cuando termina la función "están todos sonriendo y aplaudiendo".

Fuente: Diagonales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario