miércoles, 16 de junio de 2010

La señorita Julia de Strindberg adaptada al humor platense

El grupo hierba roja teatro

Yo no quiero ser la señorita Julia llega el próximo sábado al Pasaje Dardo Rocha

Un personaje entra a escena sin saber por qué, ni para qué. A lo largo del espectáculo, tendrá que develar cuáles fueron las razones que la llevaron hasta allí, dándose cuenta que no desea ejecutar el destino que el autor dispuso para ella. Así resume la sinopsis de la obra Yo no quiero ser la señorita Julia, el grupo Hierba Roja Teatro que continúa presentando basada en La señorita Julia de August Strindberg. En su cuarta presentación, llegará el próximo sábado 19 de junio y el 26 del corriente a la sala B del Pasaje Dardo Rocha, en el horario de las 21.30.

Pero a diferencia de las otras piezas que este elenco platense venía ofreciendo en la ciudad, esta vez, es la propia directora, Carolina Donnantuoni, quien se sube a escena y es dirigida por una de sus alumnas, Ayelén Dias Correia.

–¿Hubo un cambio de roles de dirección y actores?

–Exactamente. Ahora yo actúo y me dirigen. Estamos rotando dentro del grupo, empezando a intercambiar los roles. Ya el año que viene estamos viendo que alguien más dirija dentro del elenco, que no sea yo la única que lo haga.

–¿Cómo es adaptarse a ese cambio de roles desde ambas partes?

–Esta es la primera vez que alguien adentro del grupo me dirige. He sido dirigida por otros directores pero siempre por fuera del grupo HierbaRoja Teatro, en otras actividades y de más joven. Pero es muy interesante porque nosotros compartimos mucho en entrenamientos y varios de los compañeros son docentes; todos por supuesto, actuamos pero en lugar de salir a buscar a alguien que nos dirija por fuera del grupo, pensamos en cambiar de rol.

–¿Cómo se siente Ayelén (Días Correia, la directora) en este nuevo rol?

–Al ser una creación colectiva creo que es más fácil. Igualmente yo intento alejarme del rol de directora. Intento, lo que no significa que me salga, pero las decisiones las tomó ella. Es la primera vez que dirige una obra de punta a punta. Es la primera vez que toma todas las decisiones. Yo me sentí muy cómoda trabajando con ella y espero que ella también se haya sentido cómoda conmigo.

–¿A qué se debe el título Yo no quiero ser la Señorita Julia?

–Es el título original de la obra se Strindberg que se llama La señorita Julia. Es una obra en tono de humor que reflexiona sobre los personajes femeninos de la historia de teatro. La señorita Julia sale a la obra con una navaja, uno de los personajes la manda a suicidarse. Nosotros tomamos ese momento en que ella sale, pero es cuando se olvida de lo que tiene que hacer. La obra es cómo ella va recordando de qué obra viene y por qué ella está con una navaja en la mano y cuáles son los motivos que la llevaron a tomar esa decisión, en tono humorístico. No es una pieza demasiado extensa, ya que tiene una duración de cuarenta y cinco minutos.

–¿Cuándo la estrenaron?

–El estreno fue el 23 de abril, esta es la cuarta función. La poca continuidad de las presentaciones se debió a la escasez de lugares que ofrece La Plata para todas las piezas que realizamos. Somos un grupo que produce mucho pero no tiene espacio propio, vamos consiguiendo realizar las presentaciones pero alternando las obras.

Fuente: Diagonales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario