martes, 24 de noviembre de 2009

María Abadi: dueña de una belleza y una madurez admirables


"Ciega a citas ya es un programa de culto"

María Abadi trabaja en la tira de Canal 7 y asegura que se siente orgullosa de estar en el proyecto por más que tenga 2 puntos de rating. Así es su vida después de "Montecristo".

María Abadi tiene sólo 24 años, pero su cara es más que reconocida en el público por su actuación en “Montecristo”, la tira que protagonizó Pablo Echarri en el 2006 y que llegó a marcar 30 puntos de rating. Hoy, interpreta a Irina en “Ciega a Citas”, la comedia que va de martes a viernes a las 23 por Canal 7 con la producción de Gastón Portal y Dori Media Group.

Pero desde aquella actuación en “Montecristo” hasta hoy, la actriz reconoce que ha pasado mucha agua bajo el puente y que su vida cambió.“Después de 'Montecristo' me costó mucho encontrar una tira que me gustara, tuve propuestas, pero prefería seguir estudiando y hacer teatro hasta que llegara algo que realmente pudiera disfrutar”, dice María cómodamente ubicada en la casa paterna del barrio porteño de Palermo, de donde piensa emigrar el año que viene.

Antes de comenzar a contar los detalles de su personaje, aclara que volver a estar en la pantalla chica le causó un inmenso placer. “Tenía muchas ganas de volver a trabajar en televisión porque quería ver cómo era usar las herramientas que fui adquiriendo en estos años de estudio, y la verdad es que ahora me siento mucho más cómoda. Siento verdaderamente que ahora sí estoy capacitada para grabar una tira diaria y afrontar varias escenas en un mismo día”, reflexiona la joven actriz, que desde muy chica descubrió que su verdadera vocación estaba en el escenario.

Durante estos años de ausencia en la tevé, que no fueron una ausencia completa porque participó de varios unitarios, María, hija y nieta de psicoanalistas (los famosos José y Mauricio Abadi, respectivamente) sufrió varios cambios en su vida, y el más importante fue la pérdida de su madre, Corinne Sacca, una curadora de arte que murió en un accidente de tránsito en mayo del año pasado.

Después de haber superado momentos muy tristes, se atreve a contar algunos detalles de cómo fue pasar por un momento tan doloroso. “Una de las cosas que aprendí en este tiempo es que no hay que proyectar tanto en el futuro, porque de repente ocurren cosas que no esperabas y ahí tus planes se desvanecen. Cuando sucedió lo de mi madre me apoyé en mis amigos, en mi psicoanálisis y, por supuesto, en mi familia.

Lo importante es tratar de aprender y llevar esas cosas a un lugar creativo o a un lugar donde nazca algo para contraponer la muerte”. Con la misma serenidad que cuenta los aspectos más íntimos de su vida, Abadi reflexiona sobre las diferencias de estar en una tira de 30 puntos de rating y una de 2. "A mí, cuando me avisaron que iba a salir por Canal 7 me pareció buenísimo. Primero porque lo masivo está bueno, pero también está bueno que no te persigan con el tema del rating todo el tiempo y que al otro día no tengas 30 mil personas opinando sobre tu trabajo.

De esta manera se trabaja más tranquila y siento que estamos haciendo un programa de culto". María, de novia desde hace cuatro años con un joven llamado Lisandro, acepta la propuesta de hacer un paralelo entre ella e Irina."Bueno, Irina es un poco tonta y básica, pero al mismo tiempo manipuladora. Por mi parte, yo no me defino así. Lo que tenemos en común es lo de admirar a nuestra hermana. Yo admiro a las dos que tengo. Y las dos somos un poco aniñadas a veces", concluye María, dueña de una belleza y una madurez admirables.

Fuente: http://quelodesmientan.blogspot.com.ar/2009/11/ciega-citas-ya-es-un-programa-de-culto.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario