viernes, 6 de noviembre de 2009

Largo viaje de una noche hacia un día

Un larga duración.Beatriz Catani considera que Insomnio es una versión extendida de Finales, trabajo que estrenó en La Plata, su ciudad natal, y presentará en semanas en Alemania. Foto: Juan Pablo Migliavacca

Beatriz Catani estrenará mañana Insominio

La propuesta que se presentará en el Tacec comienza a las 23.30 y concluye a las 6.30 de la mañana siguiente

Viernes 6 de noviembre de 2009 | Publicado en edición impresa

"Estoy a contra reloj", reconoce la directora y dramaturga Beatriz Catani apenas comienza la comunicación telefónica. La expresión es llamativa para alguien que mañana, en el Centro de Experimentación Creación (Tacec), del Teatro Argentino de La Plata, desplegará un trabajo en el cual uno de sus ejes es indagar cierta idea teatral del no-tiempo. Por eso, apenas escucha el comentario, Beatriz se ríe. "Diría que es una reflexión sobre la duración. Como recién comenzamos a hacer pasadas totales debe ser que andamos como medio mareados. Es todo muy raro", apunta quien mañana presentará, por única vez, Insomnio (capítulos alrededor de una noche) , un trabajo que comenzará a las 23.30 y terminará a las 6.30 de la mañana.

El mundo de la experimentación es algo que define sus búsquedas. De hecho, hace años montó Félix María de 2 a 4, en el cual el espectador acompañaba a una pareja a lo largo de distintos sitios de la ciudad de La Plata en un recorrido que iba desde una plaza a un hotel alojamiento pasando por un restaurante, un hospital y un cine. En Finales , trabajo que en pocas semanas llevará a Munich, el atrapante rito que duraba casi dos horas y media se iniciaba apenas una cucaracha era aplastada.

En muchos sentidos, Insomnio será una versión extendida de aquella maravillosa experiencia que, cuando se estrenó en La Plata, ciudad natal de Catani, el espectador se ubicaba en destartalados sillones en medio de un teatro casi en estado de abandono. Y todo era mágico, cautivante. "Los personajes de Insomnio serán los mismos que en Finales, pero llevados a un extremo", cuenta ella.

La estructura formal de Insomnio es fácil de explicar. La obra comenzará a las 23.30. La primera parte dura una hora y treinta. Como si fuera un viaje que atraviesa la noche y que posee varias paradas en la ruta, luego de ese trecho vendrá la cena (si todo continúa como lo previsto, plato principal: ñoquis). Después de ese break , otra hora y media hasta dar con otro intervalo pequeño, de unos 30 minutos, para estirar las piernas, para mirar por la ventana o para ver a los actores en situación de descanso. De vuelta a ese tránsito vendrá otro trecho de hora y media hasta llegar al momento del desayuno con medialunas y café con leche incluido. Luego de eso, un epílogo de unos 30 minutos.

En ese largo viaje de la noche hacia la mañana siguiente, en juego hay varios aspectos que a Beatriz Catani le vienen inquietando desde hace rato. "Por lo pronto, recién ahora estoy viendo lo que sucede con nosotros en todo este tránsito. Es que con el paso del tiempo hay cosas que se deslizan hacia algo muy placentero y, en otros momentos, lógicamente baja la capacidad de concentración y aparecen cuestiones más de orden de lo fisiológico que a cosas pensadas desde la lógica de la actuación", reconocía la creadora de este proyecto a principio de esta semana cuando los ensayos tomaban forma.

En diciembre de 2003, Emilio García Whebi y Luis Cano leyeron ininterrumpidamente las 668 páginas de Moby Dick a lo largo de casi 24 horas. Aquella experiencia tuvo momentos de una poética maravillosos; Finales , también. Más allá de las diferencias entre una propuesta de carácter performática y otra, como Insomnio , que tiene una de raíz eminentemente teatral (por ejemplo, los actores respetan todo el tiempo un texto y hay un esquema establecido), ambos trabajos exploran los límites de la convención escénica. "A mí ya no me movilizan demasiado las cuestiones de la ficción teatral. Por eso una de las posibilidades de búsqueda fue trabajar con tiempos reales, que el espectador sienta el paso del tiempo, que exista ese punto compartido entre el espectador y el actor", asegura esta talentosa directora que siempre ha intentado poner en riesgo supuestas certezas de la representación.

¿Que pasaba en Finales y qué promete en Insomnio ? Situaciones. Situaciones que se desarrollan casi a la deriva. Cuerpos produciendo actuación en estado puro. Un juego permanente de intensidades. Como en aquella puesta, a los cuatro actores se les sumarán otros que pasan por el espacio como si lo real irrumpiera en ese espacio de ficción. "Pensar al teatro como un lugar de experiencias", dice Beatriz Catani. Pensar y vivir la experiencia transitando varios capítulos alrededor de la noche hasta la llegada del día. Quizá de eso se trate.
Para agendar

Insomnio, con Magdalena Arau, Julieta Ranno, María Amelia Pena, Matías Vértiz, Germán Retola, Juan Manuel Unzaga y Sonia Stelman.

Tacec, Centro de Experimentación y Creación del Teatro Argentino de La Plata (0800-666-5151). Mañana, a las 23.30.

Alejandro Cruz
Fuente: La Nación

No hay comentarios.:

Publicar un comentario