viernes, 23 de octubre de 2009

Los riesgos de la automedicación, en escena

Diario Hoy, viernes 23 de octubre de 2009.

Teatro para concientizar

El grupo de teatro El tranvía sale esta mañana a escena con una obra que apunta a concientizar a jóvenes de escuelas secundarias sobre las contraindicaciones de medicarse por vía propia, sin recurrir a un médico. Una temática emparentada con las adicciones

Una mujer de alrededor de 40 años, de clase media, que presionada por el trabajo y las obligaciones se contractura, sufre estrés y cansancio. ¿Qué decide para aliviar su estado? Probar con distintas medicaciones, ingerir diversos yuyos y soluciones teóricamente “naturales”. ¿El resultado? Un cuadro médico aún peor que el descripto. La historia -común y real en el actual ritmo de vida- será representada hoy por el grupo El Tranvía a partir de las 11 de la mañana en el Teatro Coliseo Podestá (10 e/ 46 y 47).

La obra, representada a través de títeres, estará dirigida casi con exclusividad para alumnos de escuelas secundarias y Polimodal. Es que por detrás de la representación dramática urge la necesidad de extender mecanismos de concientización para jóvenes con respecto a la automedicación y las adicciones que ello genera. Como explicó a Hoy Cristina Demo, directora de la obra ¡Ay Dolores!, “el teatro es una herramienta básicamente de comunicación, y por eso la utilizamos como medio para llegar a los jóvenes”.

El grupo El Tranvía trabaja desde 1992 vinculado al teatro con la educación, trabajando en temáticas afines a la salud, el medio ambiente y la sociedad. Además de su directora -dramaturga, profesora de Teatro y de Lengua- el grupo está conformado por Inés Mogilmer, doctora en Física, y Mariana Gobelián, docente de Teatro. “En esta oportunidad fuimos convocadas por la cátedra de Farmacología Básica de Medicina, como parte de un proyecto de extensión sobre automedicación en la vida”, explicó Demo. Para realizar esta obra con títeres, contaron también con la colaboración de Nahuel Torras y Gonzalo Monzón, para la escenografía.

“El tema de la medicación está muy emparentado con las adicciones y repercute en las condiciones de la persona y en sus conductas”, opinó la directora de la obra. “Hay adicciones, inclusive, que están aceptadas socialmente, como lo son el alcohol y el cigarrillo, pero que tienen que ver con la destrucción de los vínculos de la sociedad, la falta de oportunidades, de proyectos, modelos, la poca expectativa de futuro en la cual los jóvenes están inmersos”, agregó.

A través de la obra, la propuesta será trabajar y debatir estas temáticas para facilitar la llegada de los alumnos a los docentes con sus inquietudes sobre la medicación. “El mensaje de la obra se completa con los chicos, que se convertirán en partícipes activos”, apuntó Demo. Para la dramaturga, los jóvenes están particularmente ligados a la temática, por el peligro que significa en el ambiente adolescente la ingesta de medicamentos con alcohol, así como la de bebidas energizantes que albergan efectos contraindicados. “A su vez -advirtió Demo- los mensajes televisivos que promueven la ingesta de yogures, productos para tránsito lento, y relajantes, entre otros, vincula a los jóvenes con el riesgo de automedicarse”.

El grupo El Tranvía ya participó de emprendimientos lanzados desde la Facultad de Medicina, concretamente con la Cátedra de Salud y Sociedad con temáticas vinculadas a la violencia. La concientización, para estas aficionadas al teatro, es una vía más que apta para representar problemáticas en los escenarios.

Fuente: http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-51097-titulo-Los_riesgos_de_la_automedicacin_en_escena

No hay comentarios.:

Publicar un comentario