miércoles, 31 de diciembre de 2008

Los responsables oficiales analizan la gestión 2008

La deuda pendiente de la cultura

Termina diciembre y la mayoría de los espacios culturales y salas teatrales de la ciudad cierran sus puertas o, en el mejor de los casos, las mantienen abiertas para el paseo del público ocasional, pero sin espectáculos que ofrecer. La actividad cultural platense parece que recuperará el movimiento recién a partir de marzo, cuando se inaugure la temporada 2009.

El Teatro Argentino, La Comedia y la Municipalidad de La Plata (a través, principalmente, del teatro Coliseo Podestá, el Pasaje Dardo Rocha y el Centro Cultural Islas Malvinas), son los principales referentes oficiales de la cultura de la ciudad. Las gestiones de quienes llevan adelante estas instituciones, sumadas a los recursos humanos y materiales con que cuentan, además del empuje de productores y artistas, lograron que el año 2008 presentara un amplio abanico de propuestas de música, artes plásticas, danza y teatro. Pero, claro, los platenses quieren más. Si se espera que los responsables de la seguridad, la economía y la política den más de sí, no es ilógico que también se pretenda más de quienes están al frente de lo que pasa en materia cultural.

En el Coliseo Podestá se representaron gran cantidad de obras de teratro y espectáculos de música, de todos los géneros y para distintos tipos de público. Estuvieron los más comerciales, que llegaron después de su paso por la calle Corrientes, hasta los que se ofrecieron a precios populares o, incluso, muchos de ellos con entrada gratuita.
El Pasaje Dardo Rocha albergó gran cantidad de conciertos, incluido el Festival de Jazz. También fue el ámbito para muestras de arte y para el ciclo Voces de la Cultura. El cine tuvo allí su espacio y fue sede del Festifreak.

El Centro Cultural Islas Malvinas fue sede del FESAALP (Festival de Artes Audiovisuales de La Plata) y del ciclo Cuatro Ficciones, además de presentar muestras de distintos artistas.
El Teatro Argentino, más allá de los conflictos gremiales que se generaron, mantuvo una destacada programación de ballet y ópera. Y allí se estrenó Eva, el musical.

Desde la Comedia de la Provincia de Buenos Aires se impulsó la reapertura de la Sala Discépolo, además de presentar varios títulos teatrales para chicos y adultos.

La actividad cultural fue reflejada vastamente en las páginas de esta sección a lo largo del año. Hoy Diagonales preguntó cuál era la deuda pendiente de las distintas gestiones. No para hacer una crítica sino para observar lo que faltó para que no sea parte también del saldo deudor del póximo año. La idea siempre es apuntar a estar mejor. Por eso, se invitó a los responsables de las distintas gestiones oficiales a reflexionar sobre lo hecho y a plantear la apuesta para el 2009. Después de las palabras, a partir de marzo, el resultado de sus trabajos se empezará a vislumbrar en los distintos escenarios de la ciudad.

Fuente: Diagonales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario