jueves, 16 de octubre de 2008

Levantaron la temporada lírica del Argentino

Escándalo sobre tablas

16-10-2008 / Cruce polémico entre los trabajadores de los cuerpos estables y las autoridades.

El Coro Estable del Teatro Argentino confirmó que se encuentra en estado de asamblea permanente y quite de colaboración, pero responsabilizó a las autoridades del Teatro, el Instituto Cultural y al propio gobernador Daniel Scioli por la suspensión de la temporada lírica.

“Si el gobernador atiende nuestros reclamos, podemos reprogramar tranquilamente lo que resta de la temporada. Tenemos la obra Nabucco lista y podemos estrenarla en cuestión de días”, afirmó Hugo Ponce, delegado del Coro.

Poco antes de que fuera suspendida la temporada, los delegados de los cuerpos artísticos habían dado a conocer un comunicado en donde advertían que “las autoridades han amenazado con suspender el resto de la actual temporada, hecho que conspira contra la verdadera función de esta casa”.

En el comunicado, la comisión intercuerpos del Teatro ennumeró los reclamos que mantienen desde marzo: que todos los cuerpos trabajen la misma cantidad de horas semanales, bonificaciones para cada cuerpo y la formalización de los planteles básicos, lo que solucionaria el hecho de que, por el mismo trabajo, los contratados cobren el 30 por ciento menos que los estables.

Los delegados confirmaron a Diagonales que faltaron a los últimos ensayos porque estaban en estado de asamblea permanente, aunque confiaron que la ópera Nabucco ya está preparada y podría estrenar sin problemas. Ponce afirmó que de no mediar una invitación de las autoridades, los trabajadores esperarán al martes 28, fecha pautada para la próxima reunión en el Ministerio de Trabajo. El delegado se mostró poco confiado en que la solución llegue por otras vías: "Tuvieron todo el año para resolver el conflicto pero no lo hicieron. Esto se podría haber evitado".

La situación del Coro, indicó, es más grave porque “padeció la cesantía de un grupo de compañeros, en lo que se constituyó como un acto discriminatorio".

Parecía que los conflictos llegaban a su fin en el mes de julio, porque "una paritaria resolutiva selló los acuerdos por los reclamos antes puntualizados". Pero esos "acuerdos no se materializaron".

A decir de los delegados, el conflicto se profundizó con la suspensión de la programación oficial, en septiembre, "causada por una producción privada: El musical Eva, de Nacha Guevara, espectáculo que se pagó con fondos públicos y que se realizó a expensas del levantamiento de un programa que involucraba al ballet y orquesta estables de nuestro teatro".

Fuente: http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=10962

No hay comentarios.:

Publicar un comentario