miércoles, 22 de octubre de 2008

Febe Chaves dirige en La Comedia

Teatro en La Plata

22-10-2008 / La obra Des(H)echos plantea una mirada paródica ante los artistas y la creación.

Desde su nombre, la obra presenta una propuesta de doble significado. Soledad, amor, género, arte, muerte, son algunas de las palabras que se deshacen, se descartan y se escurren entre los cuerpos de dos hombres y una mujer que, azarosa o predestinadamente, se encuentran en un baño público.

Palabras, más o menos: ésa podría ser la sinopsis de la nueva obra de teatro de la dramaturga platense Febe Chaves que trata sobre vivir, ser y crear. La obra en cuestión se llama Des(H)echos y estará en la cartelera del nuevo teatro de la Comedia de la Provincia de Buenos Aires, en calle 12 entre 63 y 64, los días 24, 25, 26 y 31 de octubre, y el 1 y 2 de noviembre.

Ya desde su nombre, la obra presenta una propuesta de doble significado: desechos por basuras, despojos, sobras o escorias. Deshechos por desarmados, desmenuzados, desbaratados o desmoronados. "Juega con el doble sentido haciendo de dos palabras una", describe Chaves.

En la antigua casona en la que da clases de teatro, la docente, dramaturga y directora –y también actriz, aunque no actúa desde 1996– habló con Diagonales sobre esta nueva creación que cuenta con los trabajos actorales de Alejandra Bignasco, Gustavo Portela y Luciano Guglielmino y tiene como protagonistas a dos hombres y una mujer que se encuentran en el sector de mingitorios de un baño de bar.

"La obra juega con los desechos biológicos, que es lo que se impone desde lo visual, la acción de hacer pis. Básicamente, la idea fue trabajar sobre los desechos vitales, los emocionales y la idea de estar deshechos", cuenta Chaves.

El baño parece ser en estos tiempos una obsesión de varios autores. Verona, de Claudia Piñeiro (premio Novela de Clarín 2005); Un impostor (revista para baño), de Guillermo Cacace (2007), y Mujeres en el baño, de Mariela Asensio (2007): las tres obras trabajaron sobre el encierro en un baño, lo que para Chaves no es más que una casualidad. "Creo que fue azaroso", se excusa.

Des(H)echos esconde varias cuestiones. Según su autora, "tiene algunos temas más explícitos y otros más velados. Y hay en la obra como un gesto paródico hacia el arte, en particular sobre la pregunta qué es el arte y la idea de que uno puede crear a partir de sus desechos. Al mismo tiempo, las acciones tienen otro significado, lo que se ve no es lo que es. La obra está contando otra cosa todo el tiempo".

Además, cada uno de los personajes tiene una historia oculta que se va develando a través de la obra. "Aunque sus discursos adquieren sentido en la medida que se imprimen en el cuerpo y rotan de un personaje a otro, hay un hombre muy instalado en el vivir, una mujer en lo que es el ser y el otro en el crear", explica Chaves.

Para crear sus obras, la dramaturga parte de un texto hipótesis, convoca a los actores (que en este caso son de la Comedia de la Provincia de Buenos Aires) e improvisa a partir del texto. "Los actores lo resignifican a partir de su trabajo, van iluminando el texto. Los actores aportan mucho y yo confío en ellos para abrir un proceso dialéctico sumamente interesante a partir de su creatividad. La obra se crea, así, a partir del colectivo que cuenta con un actor no como reproductor, sino como artista. Una vez que terminan de crear empiezan a representar, pero la obra siempre se construye desde el presente y por eso se dice que está viva", dice Chavez que, a pesar de ser actriz, prefirió quedarse con esa otra mirada, más integral, totalizadora, que le da la dirección. Ahí están sus obras, que hablan de ella, y de todos.

Fuente: http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=11752

No hay comentarios.:

Publicar un comentario