jueves, 2 de enero de 2003

La resistencia del teatro - Balance 2002

 "La muerte de Marguerite Duras" Tato Pavlovsky
Por Irene Bianchi

Año duro el 2002 (y van ...), signado por innumerables "des-": desgobierno, desconcierto, desasosiego, descalabro, desconfianza, desencanto, desesperanza, descontrol, desatino, descaro, desaliento, deshonestidad, desazón, desamparo, desgaste, desdicha, desconsuelo...

Por suerte el teatro, ese bastión inexpugnable e insobornable, contrarrestó tanta pálida, aportando su propio arsenal de "des-" positivos: deslumbramiento, desenfado, desmesura, desahogo, descanso, desenfreno, desenchufe, despliegue, despertar, deseo. Un buen des-quite ...

Los unipersonales, a la orden del día. "Dr. Peuser", un "capo lavoro" de Carlos Belloso, multiplicado por ocho personajes, a cual más bizarro. "La muerte de Marguerite Duras", otro alarde actoral, en este caso del multifacético Tato Pavlovsky. "No seré feliz pero tengo marido", lograda versión del texto de Viviana Gómez Thorpe, a cargo de Linda Peretz, espectáculo que por estos días agota localidades en Madrid. "Quietito, Pericles", notable composición de Javier Guereña, en una obra escrita y dirigida por Gustavo Vallejos. "Amaterasu", inspirada pieza de Diana Amiama, delicadamente interpretada por la actriz Valeria Pardini. "Me llaman Nelson", reflexión sobre el sentido o sin sentido de la existencia, encarnada por Nelson Segré, bajo la dirección de Hugo Márquez."El Club de los Corazones Subterráneos", rescate y revalorización de los poetas platenses, recopilada por Augusto Denis, recreada por José Luis Schan.

Las propuestas de las compañías locales, ricas y variadas en cantidad y calidad. "Paternoster", de Jacobo Langsner, con dirección de Gastón Marioni, una mirada sobre el autoritarismo, la intolerancia y la discriminación, que indefectiblemente van de la mano. "El Juego", de Mariela Romero, dirigida por Marcelo Demarchi; la eterna dialéctica amo-esclavo. "El ojo en la grieta", de Siro Colli, dirigida por el autor y Liliana Iglesias, basada en la trata de jóvenes polacas judías, importadas por la "Zwi Migdal" en la década del treinta, con dos impactantes trabajos de María Ibarlín y Adriana Sosa. "El Claudicante", escrita y dirigida por Febe Chaves, obra que cosechó elogios y premios, aquí y en otras plazas. "Ifigenia en Aulis", impactante puesta de la tragedia de Eurípides a cargo de Edgar De Santo, al frente de "Enterogrup". "Solsticio de Trigales", escrita y dirigida por Cabe Mallo, la extraña lógica de los sueños plasmada en imágenes enigmáticas, que abren interrogantes sin respuesta. "El Culebrón": divertida adaptación de textos de Fontanarrosa, dirigida por Fabián Andicoechea, que parodia sin maldad los tics más sobresalientes de géneros tan populares como el radioteatro, la fotonovela y el teleteatro. "Buenas gracias, muchas noches": graciosa y ocurrente sucesión de sketches humorístico-musicales, a cargo del grupo "Ridiculum Vitae", dirigido por Marcelo Allegro. "Tres, tres, tres": Diego de Miguel imagina a un trío de hombres que esperan, mas no desesperan, convocados por vaya a saber qué espíritu burlón. "Bernardas en la noche": visceral y audaz lectura del texto de Lorca, en una puesta intensa y voluptuosa a cargo de Carolina Donnantuoni. "La Adaneva": siniestro "ménage a trois", pergeñado por Emiliano Núñez, compuesto por dos hermanos y un afilador de cuchillos, precursores de la clonación humana. "Espérame en el cielo, corazón": creación colectiva del "Grupo Accidental de Teatro", dirigido por Omar Sánchez, que le sacó el jugo al versátil espacio del Galpón de la Comedia, en una puesta que prioriza lo visual y pone en evidencia el riguroso entrenamiento de sus jóvenes y talentosos protagonistas.

De los espectáculos infantiles, destacamos "Príncipe y Mendigo", comedia musical de Gastón Marioni basada en el clásico de Mark Twain; ritmo, ingenio y un muy afiatado elenco. "Los cocineros de la Reina", disparate culinario escrito por Ana Cecilia Alba, dirigido por Rubén Monreal, con muy graciosas caricaturas. "La exposición": la Compañía Teatral Devenir abordó esta obra infantil con el mismo cuidado y rigor que los caracteriza en sus producciones para adultos. Tres gnomos, un burócrata, y un cazador cazado. "El sótano encantado": Hebel Sacomani al frente de una barrita de adolescentes, en una propuesta que resalta valores como la amistad, el trabajo mancomunado y apostar a los sueños contra viento y marea. La frutilla de la torta: "Corazón de Bizcochuelo". La Compañía Artística Integral Teatrotricéfalo, dirigida por Emilia Alvides, presentó esta comedia musical de Enrique Pinti, en una puesta colorida, dinámica y entretenida.

Insoslayable el "I Festival de Teatro y Memoria: Escenas del Pasado Presente", organizado por la Comisión por la Memoria, de la Provincia de Buenos Aires, con una programación de primerísimo nivel que incluyó 28 espectáculos a precios populares, talleres gratuitos, entrevistas, charlas, muestras retrospectivas y homenajes, con una respuesta de público que superó las más optimistas expectativas. En este marco, además de los ya mencionados "Dr. Peuser" y "La muerte de Marguerite Dumas", resaltamos otras "joyitas". "El Fulgor Argentino", deslumbrante clase de historia a cargo del Grupo Catalinas Sur, compuesto por un centenar de vecinos de La Boca, dirigidos por Adhemar Bianchi y Ricardo Talento. "La Huída": el Gran Circo Teatro de Chile sacudió la sensibilidad del público con una desgarradora historia escrita y dirigida por el recientemente fallecido Andrés Pérez Araya, en una puesta de una violencia y crudeza espeluznantes. "El Cerco de Leningrado": clase magistral de teatro a cargo de dos Señoras de la escena: Lidia Lamaison y Alejandra Boero, símbolo (en la vida y en la ficción) de la resistencia del artista. "Copenhague": apasionante obra de Michael Frayn, brillantemente interpretada por Alberto Segado, Juan Carlos Gené y Alicia Berdaxágar, sobre la delicada y conflictiva relación entre Ciencia y Etica.

Otros espectáculos destacados de la temporada: "El desordenado vuelo de las mariposas", presentado por el Teatro Altosf de Venezuela, sutil y conmovedora parábola, bellamente interpretada por Octavia y Luz De Petre, dirigidas por su padre, Juan Carlos De Petre. "Antígona, linaje de hembras", aporteñada versión de la tragedia de Sófocles, escrita por Jorge Huertas y dirigida por Roberto Aguirre; dolorosa reflexión sobre "los muertos sin sepultura" de todos los tiempos. "Según Zicka": interesante obra de Magel Zanotta ambientada hace 2.000 años, cuando un grupo de mujeres transgresoras accedieron a la lectura y- a través de ella - al mundo del conocimiento y la creación. "Trabajos de amor perdidos": una de las primeras comedias de Shakespeare en formato de "pequeño musical", a cargo del grupo "Perdidos de Amor". "Sabina y Lucrecia": la locura, ese infierno tan temido, personificada por Nora Pérez y Corina Leguizamón, dirigidas por Claudio Bellomo, en esta atrapante pieza de Alberto Adellach. "Como si fuera esta noche": obra intimista presentada por el CELCIT, dirigida por Carlos Ianni, que gira en torno a la siempre conflictiva relación madre-hija, y habla de reencuentros, encrucijadas y cuentas pendientes.

Como se ve, y a pesar de todo, el teatro sigue vivito y coleando, y tiene cuerda para rato.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20030102/espectaculos6.asp

No hay comentarios.:

Publicar un comentario