viernes, 31 de mayo de 2002

La Comedia está de estreno

Roberto Cesán, director artístico

Con una obra de Moliere, El cornudo imaginario, la Comedia de la Provincia de Buenos Aires iniciará oficialmente mañana a las 20.30 su Temporada 2002. Así se lo manifestó a este medio su nuevo director artístico, Roberto Cesán, quien de ahora en más ocupará las funciones que antes desempeñaba Daniel Suárez Marzal, ahora director general del Teatro Argentino.

Las principales propuestas para los próximos meses son un Festival de Teatro para Niños (del 14/6 al 21/6) con elencos de varios países, un ciclo de teatro para pequeños (los domingos en la sala Discépolo), un Ciclo de cine de embajadas y las obras Según Sicka, Fogonazos del ‘30, Ifigenia en Aulis y Jue Pucha con el Mandinga. “Además, habida cuenta del bajo presupuesto que tenemos y de la deuda que la Comedia mantiene con varios actores (N. de la R.: 450 mil pesos), hemos decidido armar dos planes que subsidien a los elencos provinciales.

Uno para La Plata y el Conurbano bonaerense, mediante el cual se les comprará obras a los elencos independientes para que las realicen en las dos salas que poseemos aquí en la ciudad. Y un plan similar para elencos de la provincia, que en este caso se presentarán en distintas regiones provinciales”, explicó Cesán, quien agregó que las obras deben ser de autores nacionales, tanto para grandes como para chicos.

Continuando con los planes para este año, Cesán agregó que: “También estamos lanzando el Festival Provincial de Teatro que comenzará en el mes de julio, tendrá ocho sedes, dos equipos de jurados y seguramente culminará en Luján en el mes de octubre”.

Por último resaltó que: “El sábado, previo a la función, haremos un pequeño homenaje a Carlos Carella, un personaje emblemático del teatro nacional”.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/31/pdf/22.pdf

"Cuerpos A banderados" El nuevo lenguaje de Beatriz Catani

Autor: Massuh, Gabriela

Año de publicación: 2002

Artista: Beatriz Catani

Obra: Cuerpos A banderados

Fecha de incorporación a la web: 25/02/2009

Referencia bibliográfica:

Theater der Zeit (mayo 2002).

Justificar a ambos ladosTexto:

La escritura dramática de historias se vuelve particularmente clara en las obras de Beatriz Catani. En toda su producción, ella juega dialécticamente con el pasado y el presente. No teme personalizar a la muerte con veracidad, y en ese caso no habla sólo acerca de la fuerte simbología de los cuerpos desaparecidos durante la dictadura militar, sino también de la muerte universal, que marca toda la historia argentina como un pecado original.

Cuerpos abanderados trata sobre dos hermanas y un cadáver, que es restituido a su pueblo natal luego de una ausencia de años. Este cadáver es la prueba de los sucesos ocurridos en el país, pero al mismo tiempo es una ofrenda. Con esta referencia al terrorismo de Estado no se hace mención sólo a la época de la dictadura militar, sino sobre todo al terror, que hace imposible la vida en el seno de las instituciones y asfixia aquel tipo de democracia desde sus comienzos. De este modo, no sólo el lenguaje no es, en el seno de la obra, un medio de acuerdo. Es puesto en cuestión, sobre todo su carácter de medio de comunicación: ¿de qué modo el hombre deberá utilizar el lenguaje, cuando el lenguaje de los medios, que es el discurso que debe ser particularmente abierto, consiste en mentiras y en un tipo de relación ficcional?

Las obras de Catani constituyen una respuesta oportuna a la búsqueda de Diedrich Diederichsens de una demarcación contemporánea entre la comunicación estética y política. En la medida en que ella inventa biografías abstrusas, monstruosas, que podrían surgir de una aguafuerte de Goya, está proyectando la representación de la moderna decadencia de la maldita Babel. Catani se ocupa –como ninguna otra de las escritoras de su generación- con mitologizaciones de la crueldad, que van más allá de las alusiones al régimen militar. En Todo crinado ella construye una figura femenina, que acompaña toda la obra con comentarios casi inentendibles, al modo de los coros de las tragedias griegas. Se trata de una antigua vecina, una mujer india que está siempre embarazada, y es violada por el dueño de casa, un general del siglo XIX. Encerrada para siempre en una especie jaula para gallinas, gime con florida retórica, que se vuelve crecientemente inteligible: ella cita las palabras de los héroes de la historia argentina, que son impresas en negrita en los libros escolares. Los salvajes sórdidos y gimientes constituyen figuras horribles: gauchos modernos, en quienes se reconocen las estructuras de lo que actualmente ha explotado.

El trabajo de Catani de la mitología constituye un juego tenebroso con referencias al pasado y al presente. En medio de estas alusiones locales pueden esconderse imperceptiblemente citas de Ofelia, Lady Macbeth o Antígona. En Ojos de Ciervo Rumano se trata de una relación padre-hija bizarra. El escenario simula una plantación de naranjas, en la cual los frutales están apestados por una extraña enfermedad: la así llamada tristeza de los cítricos. El intento del padre de emprenderla contra esta inexplicable enfermedad, es puesto a prueba en primer lugar en la hija: de este modo no se transgrede tan sólo aquella lógica botánica, sino ante todo las reglas de las relaciones familiares. El padre ejerce un poder cruel sobre la niña, quien deja pasivamente que se realicen todos los experimentos sobre ella. En esta relación surge la perversión perfecta de un infanticidio, una alusión a Ifigenia en Aulis, quien se dirige a la muerte voluntaria y alegremente, para salvar la vida del adulto descarriado. En la obra de Catani se trata del padre que ofrenda sus hijos sin futuro, o que hace de sus hijos una ofrenda a la falta de futuro: el destino moderno de los no-productivos, de los ineficientes.

El potencial político de las obras de Catani consiste en el ciframiento de mensajes, que intencionalmente exigen al público demasiado esfuerzo. Paralelamente a la lengua hablada, cada movimiento, cada juego con las manos, cada mínimo gesto significan un aporte para el horror que crece a través del malentendido. El mismo horror que todo el pueblo del país despilfarra diariamente. Una crisis de representación en el teatro de un país cuya vida política se ha vuelto una tragedia.

El teatro más joven de Buenos Aires es un triste y renovado juego sobre el eterno retorno de lo mismo. En esta tierra sacudida por la crisis el teatro gira más que cualquier otro género artístico sobre una “supervivencia en el límite del escándalo”. Del mismo modo que ocurre con la desesperación en El Dios de las cosas pequeñas, de Arundathi Roy: “en la tierra de la que ella proviene todo lo que ocurre siempre es peor”.

Fuente: http://artesescenicas.uclm.es/

lunes, 27 de mayo de 2002

“Tenemos que empezar a mirar para adentro”

ENTREVISTA A MAXIMILIANO GUERRA

El notable bailarín, que mañana a las 20.30 se despide de La Plata con el célebre ballet El Lago de los Cisnes, habló del difícil momento que atraviesa la Argentina

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/27/pdf/18.pdf

viernes, 24 de mayo de 2002

Se estrena "Impulsos" con Daniel Freire

http://www.youtube.com/watch?v=6A1NQszIcH0

Para (Ana Risueño) es una violinista que solo vive porque no tiene valor para matarse. Jaime (Daniel Freire) es un profesor de escuela que no reprime sus instintos homicidas. En un andén del metro, un empujón, una muerte, una mirada testigo, una reacción y las vidas de ambos se verán irremediablemente unidas.

Director: Miguel Alcantud Intérpretes: Ana Risueño, Daniel Freire, Walter Moreno, Miquel García Borda Título en VO: Impulsos País: España Año: 2001. Fecha de estreno: 24-05-2002 Duración: 87 min. Clasificación: Mayores 18 años Género: Thriller Color o en B/N: Color

Fuente. http://www.fotogramas.es/Peliculas/Impulsos

Agenda del fin de semana: Teatro

Un clásico del ballet

El Ballet Estable del Teatro Argentino que dirige Oscar Araiz, con la participación como invitados de los primeros bailarines Maximiliano Guerra y Gabriela Alberti, ofrecerá hoy a las 20.30 ($20), el domingo a las 17 y el martes a las 20.30 (éstas últimas a $16 y $12) en la Sala Alberto Ginastera la versión integral del célebre ballet “El Lago de los Cisnes”, con música de Piotr I. Tchaikovsky y coreografía de Mario Galizzi, basada en los originales de Petipa, Ivanov y Carter.

Ultima función de Telarañas

El Bestiario presentará por última vez en La Plata -el domingo a las 20 en La Fabriquera- la
obra Telarañas, de Eduardo Pavlovsky. Se trata de una obra de tiempo universal, que presenta
al hombre como exponente de una civilización desalmada y absurda. Una obra que habla de las miserias de una vida en crisis, los mitos, la homosexualidad, el fascismo, la humillación, la violencia encubierta inadvertida. Una obra que nos permite asimilar pequeñas realidades cotidianas.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/24/pdf/18.pdf

jueves, 23 de mayo de 2002

A la medida de una heroína juguetona

Edición Jueves 23.05.2002 » Espectáculos

NATALIA OREIRO ESTRENO KACHORRA, POR TELEFE

Como en Muñeca Brava, esta telenovela con mucho de comedia encuentra a la protagonista en dos personajes. Abundan mohínes y disfraces.

video

© Telefe Contenidos - Argentina

ADRIANA BRUNO

Una actriz se adapta a distintos personajes. Cuando esa actriz es, además, una estrella de telenovela, son los personajes los que deberán adaptarse para que la dama siga siendo siempre, básicamente, ella misma. Porque la que gusta es ella. Esta Kachorra (Telefé, a las 13) que acaba de estrenar Natalia Oreiro sigue decididamente por ese camino.

Más volcado por ahora a la comedia de situaciones que a la telenovela clásica, el producto, aunque previsible, resulta tan ágil y simpático como la propia heroína. Aquí ella es Kachorra, una chica de barrio humilde y afectos sólidos, inculta pero muy avispada. Encarcelada por un crimen que por supuesto no cometió, escapa de la cárcel y —usurpando la identidad de una psicopedagoga— termina trabajando y viviendo en la mansión de los Moravia. En esa casa ella será Rosario Achával, una mujer excéntrica, de más edad y mucho más peso, cuya ropa obligará a nuestra arriesgada Kachorra a vivir casi disfrazada. Así Natalia apuesta otra vez las dos personalidades, como ya lo hizo en Muñeca brava, cuando Cholito se transformaba en Milagros, o viceversa.

El galán ahora es Pablo Rago, a cargo de la empresa familiar y de dos hermanos a los que la temprana orfandad llevó a "inconductas" varias. A falta de conocimientos, Kachorra-Rosario, como tantas "niñeras" de la TV, los conquistará con el afecto y la autenticidad que les falta. No todo será sencillo. Es fácil imaginarla, en breve, tironeada entre el amor incondicional de Germán (Pepe Monje), su novio del barrio, y el que vaya naciendo, teñido de imposible, hacia el dueño de casa. Que, además, tiene una novia tan bonita como frívola (Betina O''Connell) y una tía distinguida y amargada (Verónica Llinás).

El elenco, todavía con poco lucimiento, se completa, entre otros, con María Rosa Gallo —en una dupla que promete con Gino Renni como empleados de la mansión—, Osvaldo Santoro y María Rosa Fugazot (los padres de Kachorra), Jazmín Stuart (la amiga), Peto Menahem como el gerente de la empresa Moravia y María Leal como la monjita buena que atiende el hogar para chicos carenciados que tampoco faltó en Muñeca brava.

La historia, de Gustavo Barrios y Diana Segovia (Campeones) deja lugar para los apuntes sociales y de coyuntura: una amenaza de despidos, una huelga, o frases del estilo: "¿Importar de Malasia? ¿No tenemos arroz acá?" o "Tenemos que ayudarnos entre todos. Hoy en día es la única manera de salir adelante".

No muy lejos de Muñeca brava, que debutó en noviembre del 98 con 19,8 puntos de rating, el estreno de Kachorra marcó 16,3 puntos y subió a 17,1 el martes. Con 11, 6, El noticiero de Santo no tuvo una fuga de espectadores significativa. Es que las novelas de la 1 son para seguir soñando.

Fuente: http://edant.clarin.com/diario/2002/05/23/c-00401.htm

sábado, 18 de mayo de 2002

“El trabajo me pasa por el placer interior”

ENTREVISTA A JUAN LEYRADO

Antes de su presentación de hoy en el Teatro Argentino con Los dos fígaros, habló de su trabajo como actor, de la crisis social, y de su creación más popular: Héctor Panigassi.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/18/pdf/18.pdf

viernes, 17 de mayo de 2002

Agenda del fin de semana: Teatro

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/17/pdf/18.pdf

miércoles, 15 de mayo de 2002

Jornada artística

Hoy a las 20 el violinista Alberto Lysy ofrecerá un concierto gratuito para violín y piano en la sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino, que contará con la participación del solista Fernando Pérez. Previamente, a las 14, brindará una masterclass destinada a jóvenes músicos y docentes.

Informes al 4291796. Las entradas se pueden retirar en la oficina de informes, a partir de las 10
y hasta agotarse. Auspicia la Cámara de Dip. de la Pcia. de Buenos Aires.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/15/pdf/20.pdf

domingo, 12 de mayo de 2002

Vuelve Doctor Peuser al Galpón

Vuelve Doctor Peuser al Galpón

A pedido del público y ante el éxito obtenido, la Comedia de la Provincia de Buenos Aires volverá a presentar esta noche a las 20, en el Galpón (49 entre 3 y 4), uno de los espectáculos más exitosos del momento y que fuera premiado en el 2001, en el género unipersonal, con el Premio ACE (Asociación Cronistas del Espectáculo).

Se trata de “Doctor Peuser”, interpretado por el conocido actor Carlos Belloso (el Vasquito, de la tira televisiva Campeones y el sordomudo de Culpables, de Canal 13). Dirigido por Enrique Federman, Carlos Belloso -de quien son los libretos- brinda una propuesta original, con una galería de personajes del mundo bizarro donde el desquicio y la locura encuentran terreno
fértil.

Las entradas para dicho espectáculo son promocionales: $3 y $5.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/12/pdf/23.pdf

Atrapadas sin salida en el callejón de los espejos

TEATRO CRITICA / EL OJO EN LA GRIETA

Esta obra dirigida por Siro Colli se está presentando, con total éxito, todos los sábados en El Almacén El Obrero (17 y 71). Se trata de un perturbador y oscuro drama basado en Las Criadas, de Jean Genet

Por Ana M.Tótoro
Especial para Hoy

Siro Colli es un destacado actor platense que incursiona en la creación de un texto dramático y en la dirección (con asistencia de Liliana Iglesias) de la puesta en escena del mismo. No es la primera vez que Colli aborda la tarea de dirección, ya que hace unos años coordinó junto a Marcelo Demarchi una recordada versión de El Reñidero de De Cecco.

Diferentes textos (El burdel de Goldar, La mutual de los rufianes de Brá y la tesis de Lacan) se entrelazan sobre la estructura de Las criadas de Jean Genet (1947) para dar origen a El ojo en la grieta. Predomina sobre las diferentes voces el sello de Genet, escritor marginado por la sociedad francesa a principios de este siglo, ya que se preocupó por desentrañar la psicología de la delincuencia y presentar a la rebelión como un acto teñido de nostalgia y anhelo, que no se expresa como protesta sino como rito.

Las dos mujeres protagonistas son judías polacas traídas a la Argentina por organizaciones de traficantes, que las someten a una situación de esclavitud. El rito consiste aquí en querer destruir a la madama del prostíbulo (la señora). Los personajes han descubierto un mecanismo momentáneamente liberador: practican una ceremonia -un ritual- que les permite ser la imagen que las fascina y a la que odian. Pero las criadas están atrapadas.

Cada una de ellas es “la imagen en el espejo” de la otra. En el juego desenmascaran el verdadero sentido del vínculo amo-esclavo, los resentimientos contenidos y la falsa bondad. Pero estas mujeres fracasan en sus intentos y la muerte aparece como la única alternativa auténticamente liberadora .

Una plataforma circular construida en distintos niveles determina el espacio escénico en el que se desarrolla la acción. Una serie de espejos enmarca este espacio y acompaña a la pileta central y a las perchas con vestidos de la señora. Estos elementos escenográficos aparecen cargados de valor simbólico, que se refuerza con el color del vestuario y los efectos de la iluminación. La sobriedad de la música, en tanto, contribuye a la transmisión del mensaje.

Una mención especial merecen las dos actrices que asumen el desafío de interpretar diferentes roles, para lo cual deben realizar un esforzado trabajo corporal y vocálico. Acertadas marcaciones de dirección contribuyen a que superen, con creces, esta difícil propuesta.

Ficha técnica:
Obra: El ojo en la grieta.
Autor: Siro Colli (basado en textos de Genet,
Golder, Brá y Lacan).
Intérpretes: María Ibarlín y Adriana Sosa.
Escenografía e iluminación: Claudio Paco
Suárez y Julieta Sargentoni.
Vestuario: Julieta Sargentoni.
Música: Luciano Guglielmino.
Dirección: Siro Colli y Liliana Iglesias.
Lugar: Almacén El Obrero (17 y 71).
Funciones: Todos los sábados a las 21 hs.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/12/pdf/23.pdf

viernes, 10 de mayo de 2002

Agenda del fin de semana: Teatro

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/10/pdf/18.pdf

jueves, 9 de mayo de 2002

Memoria

Esta noche a las 21 en el Teatro Coliseo Podestá (10 e/46 y 47) se realizará un encuentro artístico organizado por Memoria Activa. Entre los artistas que participarán en este evento se encuentran Ignacio Copani, Marilina Ross, Sandra Mihanovich, Darkeinu Danza, Inti Quilla, Pablo Asnaghi, Uriel Fleicher, Federico Beleison, Coro Clim, Los Farabutes del Adoquín, Coro Juvenil de la UNLP y la compañía teatral La Cuarta Pared, entre otros.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/09/pdf/20.pdf

miércoles, 8 de mayo de 2002

La temporada lírica no podía haber empezado mejor


LUISA MILLER EN EL TEATRO ARGENTINO

Enmarcada dentro de un programa estrictamente austero, el domingo último se estrenó en nuestra ciudad la ópera Luisa Miller, de Giuseppe Verdi. Las funciones continuarán este fin de semana y el próximo. Precios populares

Por Carlos Sacanel
Especial para Hoy

Es de imaginar que una temporada lírica que cuenta con numerosos títulos se paseará a lo largo del año por diferentes piezas del repertorio operístico, algunos fuertes (especialmente al comienzo de temporada), y otros, si no más débiles, poco transitados o menos demagógicos en cuanto a la llegada al público. Por el contrario, al contar con pocas obras, se esperaría que las seleccionadas fueran todas, o la mayoría de ellas, de gran envergadura o, mejor dicho, de gran poder de convocatoria.

Ninguno de éstos es el caso del comienzo de esta nueva temporada lírica del Argentino, ya que si bien se programó a uno de los compositores más populares del género, lo que se ejecutó fue un estreno -al menos en La Plata-: Luisa Miller, de Giuseppe Verdi.

El libreto de dicha obra fue confeccionado por Salvatore Cammarano y basado en Kabale und Liebe (algo así como “intrigas y amor”), obra de Friedrich Schiller, considerada como la primera tragedia burguesa, la primera obra que exalta a la burguesía, al contrario de las antiguas obras en las cuales las hazañas eran sólo dignas de dioses o aristócratas.

Si bien el texto utilizado por Verdi para la ópera no es tan completo ni detallado como el de Schiller, la sustancia queda: Luisa Miller y su padre son personas de pueblo de esta clase social próxima a emerger, que luchan contra el mundo de los poderosos,de los corruptos; historia digna de imaginarse en estas tierras, y en estos tiempos.

En cuanto a la puesta, y como denominador común de lo que fue la temporada pasada, la escenografía de Jorge Ferrari, puede contarse entre uno de los muchos aciertos de este estreno, junto con la iluminación a cargo de Nicolás Trovato, que no sólo acompañaron la escena, sino que generaron otros focos de atención y por lo tanto enriquecieron la llegada al público de la obra, embelleciéndola.

Otro gran acierto, dentro del reparto, fueron los cantantes Juan Barrile y Teresa Mussacchio (Luisa y Wurm, respectivamente), ofreciendo los momentos más destacados de las ejecuciones vocales de la noche, pero sin desmerecer tampoco las excelentes dotes del barítono Luis Gaeta (el más ovacionado al final), y del tenor Juan Carlos Vassallo.

De todos modos, las partes más dignas de mención no tuvieron que ver con los solos de los cantantes, sino con la precisa ejecución de las arias grupales, en especial el dúo entre Rodolfo y Federica (Alejandra Malvino), cuando él le dice que ama a Luisa, en el primer acto; o el cuarteto del acto segundo cantado a capella por Luisa, Federica, el Conde y Wurm.

También la orquesta y el coro estable (éste último con sus filas notablemente menguadas a causa de la baja de los cantantes contratados) manejó la partitura con extrema fineza bajo la batuta de Alvarez, demostrando como ya lo viene haciendo hace tiempo, que la crisis no tiene por qué implicar la falta de grandes exponentes en el campo de la cultura.

Todos estos elogios deben multiplicarse, si pensamos que toda la producción escénica fue realizada en el Teatro Argentino, con intérpretes nacionales, lo cual debe haber abaratado ampliamente los costos con respecto a la temporada 2001 y, además, agregando que los precios (de por sí económicos) tuvieron el 50% de descuento para estudiantes y jubilados.

En tiempos difíciles, las urgencias pueden pasar por otros lados, pero un pueblo que todavía siente la necesidad de arte o cultura, aún no ha perdido todo.

Ficha técnica:
Evento: Luisa Miller, música de Giuseppe Verdi, libreto de Salvatore Cammarano.
Reparto: Teresa Mussacchio (Luisa Miller), Juan Carlos Vassallo (Rodolfo), Luis Gaeta (Miller), Gui Gallardo (Conde), Juan Barrile (Wurm), Laura Cáceres (Federica), Celina Torres (Laura), Carlos Iaquinta (Contadino).
Cuerpos: Orquesta y Coro Estables del Teatro Argentino.
Director: Fernando Alvarez.
Próximas funciones: viernes 10 y 17 y domingos 12 y 19.
8 Puntos

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/08/pdf/19.pdf

Bella y sintética puesta para "Luisa Miller", en el Argentino

Miércoles 8 de mayo de 2002 | Publicado en edición impresa LA NACION

La joven soprano Teresa Musacchio y el tenor Juan Carlos Vasallo Foto: Teatro Argentino

Opera "Luisa Miller", de Giuseppe Verdi, sobre libreto de Salvatore Cammarano, basado en Schiller. Elenco: Teresa Musacchio (Luisa), Juan Carlos Vasallo (Rodolfo), Luis Gaeta (Miller), Ariel Cazes (Walter), Juan Barrile (Wurn), Alejandra Malvino (Federica), Celina Torres (Laura). Director de escena: Daniel Suárez Marzal. Director de coro: Eduviges Picone. Escenografía y vestuario: José Ferrari. Orquesta y coro estables. Director de orquesta y concertador: Fernando Alvarez. Sala Alberto Ginastera. Teatro Argentino, La Plata.
Nuestra opinión: Bueno

Tuvo carácter de estreno para La Plata la representación de la compleja y significativa "Luisa Miller", de Verdi. Indudablemente, fue una determinación artística riesgosa, en razón de las exigencias vocales del autor a los intérpretes de sus personajes.

A ello debe sumarse una buena cuota de audacia (sin ella no sería posible avanzar y crecer en el arte) al formar el elenco con artistas nacionales, un aspecto altamente beneficioso para el futuro del arte lírico nacional, pero que en este caso concreto, y tratándose de "Luisa Miller", abre un tema para el debate, relacionado con el nivel posible de lograrse desde el punto de vista del canto y la seguridad musical.

Por un lado, la necesidad de favorecer a los cantante con una distribución de partes acorde con sus posibilidades naturales; por el otro, la responsabilidad de defender el patrimonio del aparato de fonación de cada artista y, por fin, la medición del rendimiento sonoro para abordar una ópera de fuste que reclama voces adecuadas, en este caso de la clase denominada "verdiana", escasa en nuestro medio y también en la actualidad mundial, salvo contadas excepciones.

De todos modos, y mas allá de la evaluación de la faz vocal de los cantantes en su conjunto, quedan varios aspectos positivos, la mayoría de ellos reconfortantes. Por un lado, la apertura de la temporada en un momento tan complejo del país y el amor y la dedicación con que se llevaron a cabo el montaje escénico, en el que tuvo decisiva importancia el talento teatral de Daniel Suárez Marzal, que sin nada creó un espectáculo sintético, despojado, pero plásticamente bello.

Por el otro, también fueron aspectos elogiables la entrega y pasión del director Fernando Alvarez para dar con el estilo de un lenguaje tan definido como el de Verdi y la eficiente labor de Eduviges Picone en la preparación y de todos los integrantes del coro, al lograr los pasajes de mayor calidad musical de la representación.

La versión musical fue fiel en el aspecto estilístico como se dijo, pero fue una lástima que a partir del segundo acto se advirtiera una lenta, pero paulatina pérdida de calidad de sonido, detalle que quizás esté vinculado con la cantidad de ensayos llevados a cabo.

La joven soprano Teresa Musacchio encarnó al personaje protagónico exhibiendo buena disposición para avanzar en una carrera que se encuentra en sus primeros pasos. De voz clara y lírica, todavía (es lógico y natural que así sea) sin la necesaria zona central robusta que reclama Verdi, tuvo la suficiente capacidad e inteligencia como para resolver los pasajes más comprometidos de la manera menos perjudicial a sus medios.

Otro cantar fue el del tenor Juan Carlos Vasallo, también de voz liviana y agradable, que fue desbordado por el tono dramático de su personaje. En este caso, el artista puso una vez más en riesgo su patrimonio, ya que no es la primera vez que se comete el error de incluirlo en roles de tenor spinto.

Por su parte, un cantante de los merecimientos de Luis Gaeta, al que debe ubicarse entre los mejores barítonos de la actualidad en nuestro medio, se enfrentó con la tesitura y la inflexión dramática de Miller padre, y sólo por su experiencia y su reconocida musicalidad, fue convincente en el canto y en su actuación.

Del resto del elenco se destacó notoriamente la solvencia musical del bajo Ariel Cazes, en el personaje del Conde Walter, que, evidentemente, cualquiera que sea su papel y grado de importancia, demuestra inclinación por el canto bien fraseado sin ampulosidad ni efectos de dudoso gusto. Decepcionaron Alejandra Malvino y Juan Barrile.

Una luz musical fue aportada por la soprano Celina Torres, en el breve personaje de Laura, así como el coro, especialmente el sector femenino, por su buen empaste sonoro y segura afinación, virtud imprescindible que en líneas generales fue otros de los puntos débiles de la primera función.

Acertada estética

Daniel Suárez Marzal aplicó un sabio axioma del teatro armando un espacio despojado, pero bien iluminado, donde la imaginación del espectador completa todo aquello que falta. Al mismo tiempo, utilizó los elementos que todo teatro debe tener en su mínima expresión y los dotó de doble funcionalidad, tal el ejemplo de un telón de tul con la posibilidad de crear una imagen de sugerente belleza por su transparencia y utilización plástica de los dos planos escénicos así logrados. Lógicamente, contó con el buen criterio del escenógrafo Jorge Ferrari.

Quizá faltó un trabajo más riguroso de tipo actoral y una mejor distribución del coro y los personajes en alguna de las escenas de conjunto, para evitar cierta sensación de estatismo y de ausencia de convicción en la composición de los personajes.

Claro que "Luisa Miller" marca una transición conceptual en Verdi en relación con la definición de los caracteres de los personajes y el drama, virtud del maestro que llegará más tarde. De ahí que la versión escénica, realizada en este momento tan lleno de sinsabores y escasos recursos, se trasformó en un motivo más que positivo y reconfortante, porque es un ejemplo del empuje y la fuerza que debe prevalecer en todos nosotros.

Habrá otras funciones de "Luisa Miller", pasado mañana, con Marina Biasotti en el personaje central y Laura Cáceres, como Federica; el viernes 17 y los domingos 12 y 19, con entradas a precios accesibles.

Juan Carlos Montero
Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=394765

domingo, 5 de mayo de 2002

Agenda La Plata: Teatro

OJOS DE CIERVO RUMANOS Hoy a las 19 en La Hermandad del Princesa (diag. 74 e/3 y 4). $5.

Fuente:http://pdf.diariohoy.net/2002/05/05/pdf/24.pdf

El Argentino inaugura su temporada lírica

SE ESTRENA HOY A LAS 17 LA OPERA LUISA MILLER

Con la presencia del Coro y la Orquesta estables de la institución, se producirá el inicio de la temporada en el máximo coliseo platense. Las entradas tienen un valor de $10 y $16

Hoy a las 17 se iniciará la temporada lírica en el Teatro Argentino, con el estreno de la ópera Luisa Miller de Giuseppe Verdi, un melodrama trágico en tres actos sobre el libreto de Salvatore Cammarano, basado en el drama Kabale und Liebe, de Friedrich Schiller.

La orquesta estable estará dirigida por Fernando Alvarez, el director escénico será Daniel Suárez Marzal, mientras que el coro estable responderá a las órdenes de Edugives Picone.

El elenco estará compuesto por Teresa Musacchio (Luisa Miller), Juan Carlos Vasallo (Rodolfo), Luis Gaeta (Miller), Ariel Cazes (El Conde Walter), Juan Barrile (Wurm) y Alejandra Malvino (La Condesa Federica). En tanto que la escenografía y el vestuario estarán a cargo de Jorge Ferrari, el diseño de luces corresponderá a Nicolás Trovato y se desempeñará como asistente del director escénico Andrea Chacón.

Como suele suceder en cada una de,las óperas, Luisa Miller ofrecerá nuevas funciones los viernes 10 y 17 de mayo a las 20.30 y los domingos 12 y 19 a las 17, con un elenco renovado que incluirá a Marina Biasotti, Carlos Pizzini, Enrique Gibert, Gui Gallardo, Oreste Chlopecki y Laura Cáceres.

Las entradas, que tienen un valor de $10 y $16 (con un 50% de descuento para jubilados y estudiantes), pueden adquirirse en las boleterías del teatro durante todo el día de hoy de 10 a 20
hs. Para mayor información se puede llamar al 4291732/3.

En tanto, desde la Casa de la Provincia de Bs.As. (Callao 235, Capital Federal), saldrán colectivos a las 14.40 hs. a un valor de $8 ida y vuelta. Los mismosm, micros saldrán los viernes a las 18.

Opera y ballet

Organizado por el Area de Extensión Cultural del Teatro Argentino, continuará mañana a las 17 en el Salón de Actos de la Dirección de Bibliotecas de la Provincia (47 nº510 e/5 y 6) el ciclo Opera, ballet y concierto en video. En esta oportunidad el Prof. Leopoldo Bossano presentará un programa integrado, en la primera parte, por el Concierto en si menor para cuatro violines y orquesta de Vivaldi, por los violinistas Shlomo Montz, Gil Shaham, Maxim Vengerov y Menahem Breuer, con la orquesta dirigida por Zubin Metha.

En el complemento se ofrecerán fragmentos de las óperas Carmen, de Bizet y Otello, de Verdi.
La entrada es libre y gratuita.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/05/pdf/22.pdf

sábado, 4 de mayo de 2002

A todo Verdi, la ópera regresa a La Plata

Sábado 4 de mayo de 2002 | Publicado en edición impresa LA NACION

Daniel Suárez Marzal sigue la partitura de 'Luisa Miller' en la moderna sala de ensayos del Teatro Argentino de La Plata, que reproduce las dimensiones y el foso orquestal del escenario principalFoto : Teatro

Mañana, el Teatro Argentino de La Plata iniciará su temporada lírica 2002 con el estreno local de “Luisa Miller”, de Giuseppe Verdi.

En sintonía con los tiempos que corren, la sala platense también se suma al “compre nacional”, ya adoptado por su par porteño, el Teatro Colón.

En este caso, se trata de una apuesta doble, ya que la producción no sólo será completamente “hecha en la Argentina y por argentinos”, sino que, para los papeles protagónicos, se decidió incluir a dos debutantes, que han pasado por el Coro del Teatro: la veinteañera Teresa Musachio y el treintañero Juan Carlos Vasallo.

Daniel Suárez Marzal, responsable de la régie de la ópera de Verdi con la que además abre su gestión como director general del Teatro Argentino, lo toma, precisamente, como un símbolo y como una especie de declaración de principios.

“Yo asumí la contradicción de este año. Es un año complejo por las dificultades económicas por las que atraviesa el país, pero que por esta razón te permite cierto sinceramiento y modificar cosas que tardaron mucho tiempo en cambiar en la Argentina.”

Según Suárez Marzal, este momento es ideal para “armar una ópera nacional. Habernos encontrado con cantantes, escenógrafos y régisseurs en nuestro país nos da la pauta de que había un semillero muy grande. Creo que éste será un año de grandes cambios para todos los teatros”.

Otro punto clave para Marzal es la captación de nuevo público. Para el director teatral el objetivo principal es incorporar público nuevo y más joven.

“Para ello –asegura– tenemos la política de ofrecer nuestros espectáculos con precios muy bajos. Hoy, la entrada más cara de ópera cuesta 16 pesos. La de ballet, 12.”

Suárez Marzal es consciente de que abrir el año con dos debutantes es riesgoso, pero dice que encontró más pros que contras para tomar esta decisión.

“Entre los pros se cuenta darle posibilidad a una gran cantante, no ya como potencia sino como una realidad. Es gente a la que sólo le falta la experiencia de pisar el escenario con más frecuencia. Teresa Musacchio tiene todas las condiciones para lograrlo. Va a ser una de las grandes cantantes argentinas del futuro”, sostiene esperanzado Suárez Marzal, que asumió la dirección del Teatro Argentino platense este año.

Musacchio va a alternarse con Marina Biassotti y Mónica Ferracani, dos cantantes también jóvenes, pero con más experiencia. Pero en tren de aportar un símbolo fuerte es que la debutante será la primera en cantar en las cinco funciones programadas.

Es que, para sostener con los hechos la política de dar oportunidad a los artistas nacionales, Suárez Marzal adoptó como norma las puertas abiertas: "Todo el mundo hace audiciones en el Argentino", asegura.

Elogio de la convención

Según Daniel Suárez Marzal una temporada de ópera no puede no incluir al menos un título verdiano. Y el régisseur eligió la decimocuarta ópera de Verdi, una tragedia basada en el drama "Kabala und liebe", de Schiller, un obra de "la primera época de Verdi, que es la exaltación de la convención -sostiene-; y que es algo que amo, porque antes del filtro del siglo XIX, que nos llevó al naturalismo, el teatro nunca fue tan parecido a la vida como se lo creía hacer".

Suárez Marzal dice que a este período verdiano "lo siento mucho más cercano al cine, en tanto Verdi es un tergiversador del tiempo y el espacio". Marzal amplía su idea: "Un aria o un concertato pueden durar una enormidad como si fueran un zoom o una cámara lenta que nos demora. La caja del teatro es mucho más rica que la del naturalismo, el espectador debe ir a recoger los elementos que el compositor le da y muchísima más libertad".

La convención en tanto artificio supone una decisión en cuanto al modo en que se lo presenta, la ironía, la relectura. Suárez Marzal piensa en las convenciones de hoy, "por ejemplo, utilizo el espacio vacío de Peter Brook, que hoy también es una convención o la síntesis de medios. Pero si Verdi hizo una manipulación del tiempo y del espacio, la respeto no la tomo ni como un defecto o una carencia de su lenguaje. Por el contrario, profundizó en eso".

El recorte del original de Schiller que realizaron Verdi y su libretista Cammarano dejó de lado la cuestión política puntual. Sin embargo, Marzal sostiene: "Hay un mensaje político muy fuerte. Es bueno recordar que la obra de Schiller es de 1784, cinco años antes de la Revolución Francesa, y por eso se dice que ésta es la primera tragedia burguesa. Lo interesantísimo de esto es la oposición de clase que aparece en el mundo de la ópera con un burgués que por primera vez es un protagonista de una ópera" , concluye.

Las funciones

Después de la de mañana, habrá cuatro funciones más de "Luisa Miller", los viernes 10 y 17, a las 20, y los domingos 12 y 19 del actual, a las 17. Participarán la orquesta y el coro estable del Argentino, dirigidos por Fernando Alvarez. Las entradas, de entre 10 y 16 pesos, tienen descuento del 50% para estudiantes y jubilados. Para mayor información llamar por el 0800-666-5151.

Martín Liut

Suárez Marzal

  • “Con la idea de incorporar nuevo público al teatro definimos una política de precios muy bajos. Hoy, la entrada más cara para la ópera cuesta 16 pesos, y para el ballet, 12.”

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=393708

viernes, 3 de mayo de 2002

Los tangos de Ballesteros

Mañana y todos los sábados de mayo a las 20.30 la actriz Sandra Ballesteros presentará su espectáculo cabarutero denominado Tangos cochinos en la Sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino (51 e/9 y 10).

Las entradas, cuyos precios varían entre los $ 10 y los $ 5 (con un descuento del cincuenta por ciento para estudiantes y jubilados), se pueden adquirir en la boletería del teatro (4291732/33), de martes a domingo de 18 a 20.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/03/pdf/19.pdf

Agenda del fin de semana: Teatro

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/05/03/pdf/18.pdf