martes, 29 de enero de 2002

Nuevo director en el Argentino

En una ceremonia realizada ayer en el despacho de la Dirección del Teatro Argentino, asumió como director general y artístico del organismo Daniel Suárez Marzal. El nuevo funcionario fue puesto en su cargo por la Subsecretaria de Cultura de la Provincia, Arq. Cristina Alvarez Rodríguez.

Este platense vinculado con el quehacer lírico y teatral, se venía desempeñanado como director general de la Comedia de la Provincia. Señaló su coincidencia con los objetivos trazados por la Subsecretaría y afirmó que su intención es realizar una expansión hacia todos los géneros y apostar a la mayor difusión social. “No tengo plata pero sí la libertad para desarrollar un programa”, declaró.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/01/29/pdf/23.pdf

lunes, 28 de enero de 2002

Sofía Gala Castiglione: Polémica y sexy a los 15




GENTE ONLINE | 28/01/02 | Sección Archivo | Edición N° 1906

"Me gusta que los hombres me sorprendan. Yo soy muy romántica y busco a mi príncipe azul"

El 24 de enero cumplió quince años y los festejó en Mar del Plata. Para celebrarlo, Moria le cedió por una semana el chalet que alquila en Playa Grande y se recluyó en el Hotel Sheraton junto a su nuevo novio, el peluquero Fabio Cuggini. Sola en casa, Sofía recibió a sus invitados, entre ellos Gustavo Massud -ex de su madre- y Alejandro Antón, el médico de 39 años con quien se dice que vive una historia de amor. Hubo asado y dos tortas, una con la cara de Rodrigo y la otra en forma de corazón. Sofía estaba feliz, más calma que nunca.

-¿Es la fiesta de quince que soñabas?

-No, esto es apenas un adelanto. Desde que soy chiquitita planeo mi fiesta de quince. Siempre soñé con ponerme un vestido largo y es por eso que en marzo me voy a dar el gusto y la voy a hacer. Yo no soy como las demás chicas que sueñan cumplir quince años para hacerse las lolas o irse de viaje. Yo pienso en otras cosas, soy una chica muy soñadora. 

-¿Cuáles son tus sueños? ¿Casarte y formar una familia con muchos chicos, como sueñan la mayoría de las chicas de tu edad?

-No. Todo el mundo anda diciendo que yo me voy a casar el año que viene. Pero no es así, yo me quiero casar joven porque soy muy Susanita. Esos deseos los heredé de mi bisabuela, que se casó a los catorce y vivió muy feliz.

-¿Te creés diferente del resto de las chicas?

-No sé, porque yo no sé cómo piensan las demás. Con la gente de mi edad nunca hablo de mi vida privada, siempre me ven como una chica divertida, pero nunca pude sentarme a hablar tan serio como con vos o mi mamá.

-¿Estás enamorada?

-No. Para mí el amor es un sentimiento que no tiene mucha explicación. Pero yo amo cosas de mi vida, como mi libertad, mi independencia, a mi papá, al Potro Rodrigo, a mis amigos y la relación que tengo con mi mamá.

-¿Y cómo definirías la relación que tenés con tu madre?

-Es brutal. Mi mamá es mi mejor amiga, a la primera que le cuento cada cosa de mi vida, como el primer beso, la primera salida con un chico. No sé si es mejor o peor que seamos tan amigas, pero nuestra historia es diferente y a mí me gusta. Yo la amo a esa mina que me dio la vida

-¿Es cierto que te fuiste a vivir sola?

-No, no estoy viviendo sola, ahora tengo un cuarto más grande. No puedo irme a vivir sola porque no sé cocinar, pero sí sé planchar, lavar, barrer el piso, hacer mi cama de dos plazas. Por eso el hombre que quiera estar conmigo tiene que saber cocinar o tener una rotisería cerca para que pueda comprar todo antes de que llegue.

por Pablo Procopio
fotos: Christian Beliera y Matías Campaya
peinó: Andrea Meggetto. Maquilló: María Dematteis
(Agradecimientos: Hotel Sheraton, Ossira Mar del Plata, 
Ricky Sarkany y Mirador Waikiki)

sábado, 26 de enero de 2002

Letras de Medianoche

Producción Cultural

26 de enero / 02
______________________________________________________________

LETRAS DE MEDIANOCHE


Ciclo destinado a la difusión de textos y autores de escasa difusión en los ámbitos tradicionales. Textos literarios diversos, teatro leído y semimontado


24:00 es la hora / entrada libre y gratuita

Poesía, Mirta Miranda
Con: Mirta Miranda

Poesías, Eduardo Rezzano
Con: Eduardo Rezzano

Ojos Ajenos, Mariano Pensotti / Dramaturgia
Con: Patricia Ríos y Roberto Tetamantti

La Piedad, Alejandro Urdapilleta /Poesía
Con: Ernesto Meza

Sueltos, Roberto Tetamantti
Con: Eduardo Campo

Simulacro, Jazmín García Sathicq / Dramaturgia
Con: Cecilia Pradal y Jazmín García Sathicq


YAPA X 2
________________________________________________________________
Sobre Poesías de Oliverio Girondo
Con: Ratón Losada

Sobre "La Flor de mi secreto" Pedro Almodovar
Con: Delia Aguinaga


Especial Danza
______________________________________________________________________
(Hasta que haga agua)
Coreografía e interpretación: Ariel Martínez Barbieri
Asistencia de dirección y técnica: Eduardo Campo

Coordinación: Patricia Ríos

tragos / música / comidas
La Fabriquera, calle 2 Nº 477 / Te 4212575
e-mail: fabriquera@sinectis.com.ar/
http://usuarios.advance.com.ar/fabrique/

viernes, 25 de enero de 2002

Del Obelisco a Hannover

Catani logró con sus trabajos interesar a los programadores de festivales internacionales. Foto LA NACION / Martín Lucesole

Con la obra "Ojos de ciervo rumanos"

La talentosa Beatriz Catani, en un estreno de sabor especial

Viernes 25 de enero de 2002 | Publicado en edición impresa

"El pasado se repite en una dimensión reducida, en una escala infinita. Marco asfixiante. Los personajes (Padre-Dacia-Benya) nunca saldrán de escena. No hay salida. No hay afuera. Sus encuentros, hasta la última escena, son fragmentos que podrían suceder en este orden o en cualquier otro. Ininterrumpidamente se encuentran y se pierden."

El párrafo pertenece al prólogo de "Ojos de ciervo rumanos" (sic), la obra de Beatriz Catani que se estrena hoy en el Teatro del Pueblo. Catani es la misma directora y dramaturga que años atrás conmovió al panorama del teatro alternativo local con "Cuerpos A banderados" (sic, otra vez). Y, como en aquel magnífico trabajo, todo indica que la asfixia volverá a estar presente en este montaje que interpretan Paula Ituriza, Blas Arrese Igor y Ricardo González.

"Pero en este caso la asfixia está dada por una repetición permanente. El texto tiene la estructura de un disco rayado que obsesivamente vuelve a empezar. Es más: para acentuar esa tensión tampoco hay cambios de luz, como atentando contra cierta teatralidad. No hay acumulación de datos, no hay crecimiento; todo apunta al agobio", sostiene esta directora platense, integrante del Grupo de Teatro Doméstico, el mismo colectivo teatral que, a partir del mes próximo, repondrá "Perspectiva Siberia", un inquietante trabajo basado en diversos textos de Fedor Dostoievski.

Pero volvamos a "Ojos de ciervo rumanos". "La trama es muy compleja -apunta la autora y directora de este montaje-. Hay dos vínculos fundamentales: el del padre y la hija, y otro entre la hija y su hermano. El primero apunta a la idea de que todo se está secando, de que cualquier intento por hacer funcionar algo culmina en el fracaso. El otro vínculo tiene que ver con la búsqueda que entablan estos dos hermanos, entre quienes se establece una relación erótica, por conocer a la madre. En ese doble juego, Dacia se transforma en el nexo entre esos niveles que poseen ciertas referencias míticas."

El gran salto

Catani comenzó los ensayos en febrero, aunque el elenco final sólo se completó en junio, luego del viaje que realizó al Festival de Viena. Allí presentó "Cuerpo A banderados". Y si bien la directora es una fiel habitante del Río de la Plata, la empresa de transporte que une los 50 kilómetros entre La Plata y Buenos Aires, desde hace un tiempo saltó a la escena mundial. Tanto es así que durante el III Festival Internacional de Buenos Aires muchos programadores se tomaron un ómnibus hasta su estudio para presenciar un ensayo de esta pieza, que hará funciones los viernes y sábados, a las 23.

Entre ese grupo de hambrientos por nuevas formas teatrales estaba la directora del Festival de Hannover, Verónica Kaupkau-Hasler, que terminó coproduciendo el espec- táculo junto al Teatro San Martín. Por ese motivo, en junio el elenco partirá para Alemania para presentar la obra en el Theaterformen, de Hannover, y luego Catani hará funciones de "Cuerpos A banderados" en el marco del Festival Teatro del Mundo, que coordina el dramaturgista Mathias Lilienthal, una figura ya conocida en estas tierras. "Es muy alentador contar con ese interés, porque acá es muy duro trabajar", apunta esta mujer tímida y alejada de toda pose.

Y si del acá se trata, esta vez Catani dejó al circuito alternativo porteño para presentar su nueva obra en el Teatro del Pueblo, histórica sala que coordina la Fundación Somigliana, conformada por autores representantes de una generación teatral alejada de los códigos estéticos que maneja la platense.

-¿Cómo es la experiencia de trabajar en este teatro, que posee mecanismos de producción tan distintos de los que estás acostumbrada?

-Tuvimos que adaptarnos bastante pero, de todos modos, contamos con una actitud muy comprensiva por parte de la gente de la Fundación Somigliana. Usar una sala tan grande y haberla reducido a un espacio con capacidad para 30 personas es más que un gesto. Por otra parte, me interesaba trabajar en un lugar como éste, aunque no sé si voy a seguir pensando lo mismo (se ríe). Es cierto que entre la nueva camada hay una tendencia a salir de las salas tradicionales, pero en esta oportunidad sentí que debía usar un espacio convencional. Me atrajo la idea de llevar este texto a un lugar teatral y, desde allí, plantear el juego de ficción y realidad.

"Toda la obra -continúa- está en una especie de borde. Por un lado hay plantas reales, jugos, naranjas. Por otro lado, el argumento mismo está muy ficcionalizado. Por ejemplo, hay unos tubos de neón que dan la sensación de estar más en un frigorífico que en un escenario. Esas contradicciones me parecen interesantes, y son uno de los riesgos de este espectáculo."

-Tanto "Cuerpos..." como "Todo crinado", el trabajo basado en el Museo Criollo, tenían un humor muy especial.

-También está esa cuerda, pero muy por debajo del relato central. Si bien la relación entre el padre y la hija es muy siniestra, el texto está trabajado con un humor latente. Diría que todo está atravesado por la idea de lo patético y de lo gracioso. Me parece que para que se instale lo siniestro casi tiene que estar bordeando lo ridículo.

Entre un límite y otro. Entre una ficción con anclaje en diversos mitos y una realidad argentina que estalla. Y por esas cosas de cumplir las pautas formales del subsidio del San Martín, Catani tuvo que hacer una función el 22 de diciembre, en plena crisis política y a pocos metros del Obelisco.

-En medio de ese contexto, ¿no te dieron ganas de largar todo?

-No (se ríe). Si bien es cierto que tuve ganas de dejar todo, por otro lado pensaba: qué bueno es estar haciendo esto. De alguna forma, es una alienación que uno elige para poder subsistir. Es algo que también está presente en la obra porque los personajes, como nosotros, son sobrevivientes. De todos modos, me costaba concentrarme, y todo esto sigue como en un gran desequilibrio permanente.

Por suerte, los amantes del buen teatro disfrutan de ese desequilibrio, de ese borde entre lo patético y lo gracioso que Catani maneja con gran maestría.

Alejandro Cruz

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/369110-del-obelisco-a-hannover

domingo, 20 de enero de 2002

Fitocircus

Todos los domingos de enero yfebrero se presenta en la Plaza Moreno, a las 18, gratis y a la gorra, el espectáculo infantil ideado por el payaso Adolfito. A lo largo de la obra, el personaje cuenta cómo se hizo payaso y lo que tuvo que aprender. Humor y rutinas circenses en un show que disfrutan grandes y chicos.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/01/20/pdf/24.pdf

sábado, 19 de enero de 2002

"Sólo a veces" de Cecilia Fallesen

Fotógrafo: Mario Ruiz
Editoria Stalker, 2001

Cecilia Fallesen

...es tan cruel esta impotencia
es tan ácida
es tan quemante
que la confundo con la tristeza
a veces
pocas
me internaría por las tormentas

(del libro de poemas "Sólo a veces")

Fuente: http://www.editorialstalker.com.ar/autores.htm

sábado, 5 de enero de 2002

Murió ayer Ada Falcón

Sábado 05 de enero de 2002 | Publicado en edición impresa

La Emperatriz del Tango, de 96 años, vivía en Córdoba

 Ada Falcón se retiró a los 37 años y no volvió a aparecer en público.

La prestigiosa cantante de tangos Ada Falcón, que en 1942 dejó las tablas para ingresar en un convento, falleció ayer en un centro geriátrico de la localidad de Molinari (Córdoba), tras un paro cardíaco. Tenía 96 años. Sus restos fueron trasladados ayer a esta capital y serán sepultados hoy en el panteón de la Sociedad de Autores y Compositores (Sadaic), en Chacarita.

* * *

Luego de la irrupción de los tangos cuplés, de comienzos de siglo, con Flora de Gobbi, Lola Candales, Pepita Avellaneda, Linda Thelma y Lola Membrives, llamadas entonces "cancionistas", las mujeres del tango alcanzaron desde los años veinte un protagonismo que perduró por décadas. El modo cupletista, "a la madrileña", había dejado atrás los pocos vestigios de lo afro.

Llegó entonces, tras Contursi-Gardel y el primer tango, "Mi noche triste", el tango-canción con las actrices Iris Marga, María Esther Podestá, Manolita Poli y Olinda Bozán, entre otras. Se daban la mano el teatro y la primera música ciudadana a través de la revista porteña, que alentaron César Amadori, Ivo Pelay, Manuel Romero y Bayón Herrera, con atractivas coristas, con sketches atrevidos y tangos teatrales. En esa instancia surgió una generación de jóvenes mujeres para protagonizar todo un proceso de estilos como actrices de teatro y cine. Estamos a mediados de los años veinte, que fueron los de la irrupción de Agustín Magaldi, "la voz sentimental de Buenos Aires".

Otra vez fueron mujeres las que se constituyeron en voceros de la canción ciudadana: la trágica Azucena Maizani, la lírica Libertad Lamarque, el espíritu humorístico de Sofía Bozán, el desenfado de Tita Merello, la melancolía de Rosita Quiroga, la delicadeza de Mercedes Simone, la sugestiva e intensa voz de Ada Falcón.

Ellas fueron estrenando en teatros como el Maipo y el Sarmiento aquellos tangos a los que imprimirán un sello indeleble por su finura o garra al transmitir ritmos, versos y melodías.

Entre ellas emergieron tangos que atravesaron los tiempos, como "A media luz", "Julián", "Atorrante", "De mi barrio", "Yo soy milonguera", "Mama yo quiero un novio", "Pipistrela", "Arrabalero"... ¿Quién no recuerda aquellos versos que cantaba la Maizani: "Paseás por Corrientes, paseás por Florida/te das una vida mejor que un pashá.../ Pero yo sé que metido vivís penando un querer/que querés hallar olvido, cambiando tanta mujer"?

Era la época de De Caro y los jovencitos Pugliese, Vardaro, Baralis, Troilo, Goñi, Gobbi, donde se entremezclaban músicos, poetas, cantores y bailarines que asoman como la generación de 1925. Muchos apuntaban a renovar la música ciudadana -cada cual a su modo- a partir del modelo del sexteto de Julio de Caro, y tras el protagonismo de músicos como Fresedo, Delfino, Cobián, Ciríaco Ortiz y Pedro Maffia, por lo que se producían desencuentros con los tradicionalistas.
A los 11, en el Apolo

Ada Falcón, que había nacido el 17 de agosto de 1905, había dado muestras, desde pequeña, de condiciones artísticas poco comunes. Tenía apenas 11 años cuando accedió al teatro Apolo para cantar tonadillas.

Pero sería el tango el vehículo de su arte. Con él emprendió una trayectoria de éxitos que debió compartir con las cantantes Azucena Maizani, Rosita Quiroga, Tita Merello, su hermana Adhelma, Sofía Bozán y Mercedes Simone.

Con su registro de mezzosoprano supo transmitir con devoción y a veces con una dosis de dramatismo los tangos que formaron su repertorio a partir de aquéllos que grabó en el sello Victor en 1925 (acompañada por Osvaldo Fresedo): "Oro y seda" y "Pobre chica". Después registraría otros tangos en la compañía Odeón, acompañada por la orquesta de Francisco Canaro; cantaría a dúo con Ignacio Corsini y compartiría roles con el pianista Enrique Delfino.

Su carrera artística no se detendría en las tablas. En 1919 debutaría en cine en la película muda "El festín de los caranchos". Más tarde, en 1934, participaba en la película "Idolos de radio", dirigida por Eduardo Morera, actuando como coprotagonista junto a Ignacio Corsini, Olinda Bozán, Dora Davis y Tita Merello. Su estilo identificatorio quedó plasmado en temas tales como "Tres esperanzas", "Envidia", "Destellos", "Corazón de oro", "La pulpera de Santa Lucía", "Caminito" y "Cambalache", pero, sobre todo, en "Yo no sé qué me han hecho tus ojos", tema emblemático del que ella misma fue musa inspiradora.

La consagrada Emperatriz del Tango, que había alcanzado la cima de su fama en los años treinta, decidió de pronto abandonar los escenarios, en 1942. Su determinación no hizo sino rubricar el misterio en que se desenvolvió su vida. Una vida junto a su madre, de amistad con Enrique Santos Discépolo y con Carlos Gardel, y de intensas tribulaciones en su relación sentimental con Francisco Canaro, un enamorado que, loco por sus ojos verdes -y seguramente por su atractiva figura-, había compuesto aquel vals perdurable, "Yo no sé qué me han hecho tus ojos".

Ada fue un ser especial. Refinada y pulcra en su palacete de Palermo Chico, tímida y hosca al cantar por radio (no lo hacía frente al público), solía escapar de sus admiradores. Prefería internarse para rezar, como devota cristiana, en la iglesia de Pompeya. Eso mismo explica que en 1942 partiera para Córdoba, acompañada por su madre para hacer una vida recoleta.

La última y fugaz aparición de Ada Falcón fue en la película que lleva el título del vals de Canaro. El crítico de cine y guionista Sergio Wolf y la laureada realizadora Lorenza Muñoz emprendieron el año último la filmación de un documental sobre su vida en el convento de las sierras cordobesas.

La película -no estrenada aún- es un homenaje a la vieja diva olvidada y a aquellas voces sepultadas por la vorágine de fin de siglo XX y comienzos del XXI. Hoy es difícil encontrar en disquerías siquiera un trozo de aquellos doscientos discos grabados en su fugaz pero intensa trayectoria.

René Vargas Vera

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/357056-murio-ayer-ada-falcon

Ada Falcón fue un mito del tango

Edición Sábado 05.01.2002 » Sociedad »

MURIO AYER EN CORDOBA, A LOS 96 AÑOS

Su nombre estuvo siempre asociado a grandes como Gardel o Canaro. Un día decidió dejar de cantar en público. Se retiró muy joven y la leyenda sobrevoló su historia hasta la hora de su muerte.

Sibila Camps. DE LA REDACCION DE CLARIN

Ayer murió un mito. Ada Falcón, "La Emperatriz del Tango". La amiga y compañera artística de Carlos Gardel y Enrique Santos Discépolo. La de la irresistible mirada verde que, dicen, inspiró a Francisco Canaro en Yo no sé qué me han hecho tus ojos, el vals que ella hizo célebre. Con 96 años, llevaba más de dos décadas pidiéndole a Dios que se la llevara de este mundo. El otro —el de los escenarios y los admiradores, el de los lujos y la fama—, lo había abandonado de golpe a los 35 años. Fue en 1942, y desde entonces la sobrevivían las leyendas.

La primera es su origen. Ada Elsa Aída Falcone nació el 5 de agosto de 1905 en pleno centro porteño. "No conocí a mi pa dre. Soy hija de Miguel Nazar Anchorena. El se enamoró de mi madre, la robó, y ella ya estaba embarazada cuando él partió a Francia porque estaba muy enfermo. Falleció de cáncer. Todo lo que sé de él es por lo que me contó mi madre".

Una madre de la que no pudo separarse ni un instante desde que nació hasta que la enterró, con más de 90 años. Una madre que la ató a sus dos hijas mayores —Amanda y Adhelma—, acortó el apellido en Falcón, y armó un número vivo de tonadillas para la varieté del cine Excelsior. "A los 4 años le expresé a mi madre: ''Yo voy a cantar'', y al otro día debuté en la Sociedad de San Vicente de Paul. Las damas vicentinas me llamaron ''La Joyita Argentina''".

Tenía 14 años cuando participó en la película muda El festín de los caranchos. Fue afianzándose en varietés y en cuadros de revistas, hasta que el 15 de julio de 1925 alcanzó la sala de grabación de RCA Víctor, acompañada por la orquesta de Osvaldo Fresedo.

No hacía mucho que las mujeres llegaban al disco. En 1923 habían sido Azucena Maizani y Rosita Quiroga. Después de Ada Falcón, en 1927 grabaron Mercedes Simone y Tita Merello. Ya por 1930 lo hizo Tania. Para 1929, el compositor Enrique Delfino la había hecho firmar con el sello Odeón; él mismo la acompañó al piano en catorce temas, junto con el guitarrista Manuel Parada. Entonces se la definía como cancionista. Con un registro de mezzosoprano, se distinguía de las voces agudas y finitas que estaban de moda.

El 24 de julio de 1929 ató su carrera al hombre con quien sería tan famosa como desgraciada: Francisco Canaro. Empezó apenas grabando el estribillo del tango La morocha, y en los 30 llegaría a grabar con su orquesta hasta quince discos por mes. Ese fue su gran año: debutó en Radio Cultura y desde entonces fue la gran estrella de emisoras como Stentor, Splendid, Argentina, Prieto, Belgrano y El Mundo.

¿Por qué dejó de actuar en teatros? Nunca lo explicó. Canaro estrenaba cada año una comedia musical, pero la Falcón que actuaba en ellas era su hermanastra Adhelma. Gracias a la radio, Ada tenía una audiencia inmensa que se derretía al escucharla cantar Destellos, Madreselva o Tus besos fueron míos. Sus cachets eran los más altos del ambiente. Vivía en un palacete de Palermo Chico, con paredes forradas en tafeta y un garaje donde guardaba dos autos "de media cuadra".



En las revistas

Las tapas de las revistas Sintonía y La Canción Moderna mostraban su melenita oscura o el muestrario de sombreros y turbantes. La sonrisa bien delineada. Las sandalias hechas a mano calzadas en un pie de Cenicienta. Los tailleurs de buena puntada que moldeaban el cuerpo grácil. Las pieles rutilantes. El despliegue de joyas (la leyenda incluye un anillo de brillantes obsequiado por el marajá de Kapurtala).

Y los ojos verdes. "¡Qué ojos! Usted no se imagina lo que era yo —recordó a Clarín en 1995—. Bastaba con mirarme los hoyitos de las mejillas, los dientes, las piernas. Decía Discépolo de mí: ''Es tan divina, que hace mal mirarla''".

Eran grandes amigos. Ada le grababa Secreto, Confesión. Con Ignacio Corsini había compartido la filmación de Idolos de la radio, la única película sonora en la que intervino. Con Gardel se turnaba en los estudios de grabación. "A veces llegaba más temprano, para escucharme a mí". Ada nunca dejó de recordar una cena compartida con él y con Canaro en el Tuñín de la Boca: "Más tarde, Carlitos me llevó caminando por la costa y nos alejamos. Cuando estábamos solos, me besaba los ojos y me decía: ''Piba, piba preciosa... enseñame a cantar Yo no sé qué me han hecho tus ojos. Me aseguraba que los hombres más poderosos de la Argentina estaban enamorados de mí"

En 1935, cuando los artistas morían por actuar en el auditorio de cualquier emisora, Ada Falcón decidió que sólo cantaría sin presencia de público. Se había convertido en una diva, y Radio El Mundo accedió a habilitarle una sala más pequeña. El 28 de setiembre de 1938 concluyó su relación laboral con Francisco Canaro.

Sus actuaciones comenzaron a hacerse esporádicas. Hacia 1940 terminó escondiéndose de sus propios músicos y cantando detrás de un cortinado. Sus admiradores se conformaban con agolparse en la calle, para verla entrar y salir. Después se subía a su auto rojo, llegaba al palacete, clausuraba las puertas para todos y liberaba el misterio.

Los reportajes de la época la muestran mística antes que religiosa, visitando iglesias o hablando con la Virgen. En 1942 grabó el tango Corazón encadenado y el vals Viviré con tu recuerdo, ambos de Canaro e Ivo Pelay. Fue el último disco. Poco después repartió casi todos sus bienes entre sus allegados, compró una casa feúcha en Salsipuedes, en las sierras de Córdoba, y se recluyó con su madre.

Eso se supo mucho después, ya que durante años la leyenda dijo que se había metido a monja. Que la había empujado un desengaño amoroso. Que el mal de amores tenía que ver con Canaro. Retazos del misterio comenzaron a develarse a partir de 1982, cuando excepcionalmente concedió algunos reportajes. Afirmó, por ejemplo, estar purgando un pecado. Otras confesiones, en cambio, abrieron nuevas incógnitas. Ada Falcón ya estaba viviendo en el hogar de ancianos que las hermanas de San Camilo atienden en Molinari, a 5 kilómetros de Cosquín.

Alguna vez acusó a Adhelma de cantar por los pueblos haciéndose pasar por ella y firmando autógrafos con su nombre. Fue más difusa al asegurar que "durante treinta años cobró otra persona todos mis derechos; fue una venganza de una persona muy poderosa que ya murió, que me dijo que me iba a hacer morir de hambre".

Le habían robado sus propios discos, casi todas las fotos, las cartas que durante 15 años le había escrito José Mojica, aquel cantor peruano que tomó los hábitos franciscanos. También sus Memorias. Acusó a Odeón de no querer reeditar sus discos, cuando lo cierto era que ella no lo permitía. No es ya leyenda que estaba en la miseria y sin cobertura social, aunque sus antiguos admiradores no tenían modo de saberlo. La pensión graciable le llegó pasados los 80, cuando algún periodista la espió en su ostracismo.

"En plena juventud tuve riquezas y belleza, tuve una visión maravillosa del Señor y no vacilé un instante en dejarlo todo y recluirme en las sierras con mamita, en un convento franciscano, y vivir con humildad", escribió a Clarín en marzo de 1982. El año anterior había perdido a su madre. "Desde que nací, dormí junto a mi madre, y su muerte me destrozó".

En algún rincón habrá quedado la nueva versión de sus Memorias, que había decidido reescribir. Pero sus propios recuerdos quizá también hayan desteñido por el roce con las leyendas.

Fuente: http://edant.clarin.com/diario/2002/01/05/s-04501.htm

jueves, 3 de enero de 2002

Anteojito, otra víctima de la crisis nacional

DEJO DE EDITARSE LA TRADICIONAL REVISTA INFANTIL, CREADA EN 1964

Por razones económicas, la creación de Manuel García Ferré ya no se publicará más. En el recuerdo de los chicos (y grandes) quedarán Hijitus, Pelopincho, Cachirula, Calculín...

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/01/03/pdf/21.pdf

miércoles, 2 de enero de 2002

Fito en el país de los pobres corazones

PAEZ EN EL COLISEO PODESTA

Con un extenso recital, el cantautor y reciente cineasta recorrió sus clásicos y le rindió un homenaje a sus admirados y respetados Spinetta y García. Fue una noche de un cálido reencuentro con su gente. Demostró que goza de la calidad artística que le permite conservar su lugar de privilegio.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2002/01/02/pdf/21.pdf