viernes, 30 de junio de 2000

Dolor por Vittorio Gassman

EL GENIAL ACTOR MURIO EN ROMA, A LOS 77 AÑOS

Falleció a causa de una descompensación cardíaca. La capilla ardiente con los restos del actor será instalada hoy en el ayuntamiento de Roma. Gassman se retiró de la actuación en Buenos Aires, en su ultima visita, hace 9 meses

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/06/30/pdf/24.pdf

"Cerrojos": soledad para tres

30 de junio de 2000

"Cerrojos", espectáculo compuesto por tres monólogos: "Luisa", de Daniel Veronese; "La mujer sola", de Franca Rame y Darío Fo, y "El nombre", de Griselda Gambaro. Actriz: María Inés Portillo. Escenografía y vestuario: Analía Seghezza. Ayundante de dirección: Ana Sciommarella. Dirección: Hebel Sacomani. Espacio Teatral Del Juglar, calle 59 entre 12 y 13.

Si existe un denominador común entre los tres monólogos que conforman este espectáculo, ése es la soledad existencial de sus protagonistas. María Inés Portillos encarna a tres mujeres -Luisa, Marta y María-, todas ellas frustradas, dependientes y manipuladas; mujeres privadas de identidad, de libertad de opción, condicionadas y digitadas por los otros, con vidas pequeñas, insatisfechas, mediocres e infelices.

En el texto de Veronese, Luisa va al cementerio a visitar la tumba de su madre. Mientras lustra el florerito, le cambia las flores y emprolija la última morada, Luisa Dialoga (o más bien, monologa, como no podía ser de otra manera) con la difunta, dejando traslucir el tipo de vínculo enfermizo que las unía. Todo indica que esta gris mujer, sin prisa y sin pausa y de modo inexorable, tarde o temprano se convertirá en fiel calco de su progenitora, que Dios la tenga en su santa gloria (y no se le ocurra dejarla ir).

Todavía resuenan en los oídos de la pobre Luisa las sabias y sentenciosas palabras de la dulce viejecita: "Luisa, vos nunca vas a ser feliz. Resignáte y sufrí. Vos vas a ser coo yo". Y Luisa, como una nena obediente, se las ingenia para hacerle caso a su mamá, porque para eso hemos sido criadas las hijas mujeres, para hacer caso: a la mamá, al papá, a la señorita maestra, a la señora directora, al novio, al jefe, al marido, a la suegra, a los hijos, a las nueras a los nietos. Hacerle caso a todo el mundo (menos a una misma, claro está). Hacer buena letra) (gótica, preferentemente), no sea cosa que a una la tilden de oveja negra, y le propinen un chás chás en la colita.

Pero esta vez Luisa va s sorprender a su mamá. Resulta que Agustín, ese muchacho que le arrastraba el ala y que la dejó plantada (como se lo había advertido su agorera mamita), reaparece tras 12 años de misteriosa ausencia. Y si bien no vino para quedarse, le develará un enigma a la pobre Luisa que compensará tanta angustiosa espera.

En el monólogo de Rame-Fo -el más potente de los tres- la protagonista es Marta, una mujer que vive literalmente encerrada en su casa (y no por propia voluntad), aturdiéndose con la música a todo lo que da, siempre con el televisor encendido (cuando más barullo haya afuera, menos se percibe la turbulencia interna, escapándole (aunque no del todo) a la mano larga de su cuñado tullido, hablando sola (por dentor, para que nadie se entere) o con alguna vecina que se asome a la ventana.

Eso sí: su marido -el carcelero- no le hace faltar nada: Marta tiene todos los electrodomésticos habidos y por haber. Es tan considerado el bueno de Antonio que hasta le hace los mandados, para que ella no tenga que salir. La controla por teléfono, no sea cosa que se le dé otra vez por hacer alguna pavada, como tomar pastillas o cortarse las venas. La tiene castigada porque Marta tuvo un desliz, y lo está pagando caro. Pero gracias a esa aventura, ella conoció el éxtasis, y ¿quién le quita lo bailado?. Al menos, por una vez en la vida, paladeó el elixir de amor, que nada tiene que ver con el tetrabrik ordinario que le obliga a tomar su marido.

En el texto de Griselda Gambaro, María Inés Portillo es simplemente María, una muchacha provinciana que trabaja de doméstica, y a quien sus patronas se empecinan en cambiarle el nombre. María es descartable: cuando no se requiere más de sus servicios, se la echa a la calle como a un trapo viejo. Lo malo es que la pobra se encariña con la gente que cuida, ya sean chicos o ancianos. Pero ¿a quién le puede importar los sentimientos de una sirvientita? Bastante que le dan comida y una piecita sin ventana. ¿Qué más quiere? Si termina sola como un perro, desvariando a la intemperie como una demente, la culpa es de ella, por involucrarse. Ahora lo único que le preocupa a María es recuperar su nombre, aquel que perdió cando vino a la gran ciudad. Tal vez el río se lo devuelva...

María Inés Portillo, actriz de enormes recursos, notables ductilidad y fina sensibilidad, compone tres criaturas perfectamente diferenciadas, cada una con su particular perfil psicológico, su actitud corporal, su modo de hablar; cada una con su gestualidad, su andar, su apariencia física, su mundo interior. De la tímida, introvertida y acomplejada Luisa, pasa a la sansual, verborrágica y expansiva Marta, para finalizar con María, la imagen misma del abandono y del desamparo. Entre cuadro y cuadro, mientras la actriz se cambia en escena, se oyen canciones infantiles que -vistas a la distancia- parecen encerrar sutiles mandatos encubiertos: "Déjenla sola, solita y sola"...

La dirección de Hebel Sacomani es una pieza clave para que este engranaje funcione aceitadamente. Eso se percibe en las marcaciones precisas, en los tonos contrastantes, en el dinamismo de la puesta, en el uso integral del espacio, en la alternancia de los climas. Hay un par de escenas en las que la actriz habla de espaldas al público que son un verdadero alarde.

El bien elegido vestuario de Analía Seghezza y los funcionales e ingeniosos elementos escenográficos ideados por Ana María Sciommarella, guardan armónica relación con una puesta en escena deliberadametne despojada, en la que nada distrae de la maratónica labor actoral.
"Cerrojos": tres mujeres cautivas de su historia, de su entorno y de sí mismas.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000630/espectaculos10.html

Dos mujeres enfrentadas por el amor de un hombre

30 de junio de 2000

La obra plantea el enfrentamiento entre dos mujeres por el amor de un hombre, el esposo de una y el amante de la otra. Ellas, dos grandes actrices, fueron en otros tiempos amigas y compañeras de trabajo lo que sin duda acrecienta el conflicto de esta puesta que fue estrenada hace dos meses en capital federal y que tiene la particularidad de realizarse en bares.

"La más fuerte" de August Strindberg, que se presenta mañana a las 21.15 en el Café de los Poetas, 7 entre 39 y 40, a cargo de el Teatro Itinerante Purgando Panaderos ("de los que vuelan") y con la actuación de María José Trucco y Mara Ferrari, transcurre justamente en un bar en el que las mujeres se encuentran y donde las palabras y el silencio juegan como poderosas armas para atacar y defenderse.

"Cuando la esposa entra al bar a encontrarse con su amiga, no está segura de que esta mujer es la amante de su marido, en realidad lo que hace es ir a confirmar sus sospechas. Una habla y la otra no y es interesante ver cómo el silencio juega un papel importante en el diálogo entre las dos", contó María José Trucco.

Según la actriz el proyecto de teatro itinerante surgió "a partir de no contar con una sala donde realizar la obra. Y como vimos que se podía hacer perfectamente en un bar porque la escena trascurre justamente en un lugar así y se trata de una obra corta, fue que decidimos presentarla en distintos lugares".

Así fue como después de haber pasado por "La dama de Bollini" se presentan ahora en Bukowski Bar y llegan a La Plata donde actuarán dos fines de semana.

A lo largo de 30 minutos estas dos mujeres teniendo como excusa un hombre en común transitan por temas como el poder, la hipocresía, el orgullo y las pasiones, para determinar ¿cuál es la más fuerte?

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000630/espectaculos8.html

Agenda Teatro La Plata

30 de junio de 2000

VIERNES

Matando horas.- Hoy a las 21 en Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886. Ultima función.

Match de improvisación.- Hoy a las 23.30 en La Fabriquera, 2 entre 41 y 42. Entrada libre y gratuita.

Territorio vacío.- Hoy a las 21.30 en la sala A del Pasaje Dardo Rocha. Entrada libre y gratuita.

Detrás de las palabras.- Hoy a las 22 en el Teatro del Princesa, diagonal 74 entre 3 y 4.

1999. Pequeño Testamento Apócrifo.- Hoy y mañana a las 21, y el domingo a las 20, en la sala B del Pasaje Dardo Rocha. Entrada libre y gratuita.

Café Concert.- Hoy a las 23 en la Sala 420, 6 Nº 420, se presenta Lady Jazz, integrada por Federico Arreseygor, Mariano Córdoba, Rodrigo Barrientos, Sebastián Tori y Matías Martín Hargo.

La Goudart Pa' Reir.- Hoy a las 22 en el Teatro del Fondo, 21 entre 70 y 71, espectáculo de humor y música.

El amante.- Hoy y mañana a las 20.30 y el domingo a las 17.30 en la sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino, 51 entre 9 y 10.

SÁBADO

Cerrojos.- Mañana a las 21 en Espacio Teatral Del Juglar, 59 Nº 886. Unipersonal de María Inés Portillo.

Absurda relación.- Mañana a las 23 en Espacio Teatral Del Juglar, 59 Nº 886. Ultimas funciones.

El dragón de fuego.- Mañana a las 21.30 en el Taller de Teatro de la Universidad, 10 entre 54 y 55.

Imágenes paganas.- Mañana a las 21.45 y el domingo a las 20.45 en el Taller de Teatro Rambla, 2 entre 48 y 49. Una vez comenzado el espectáculo no se permite acceso de público.

Los cinco sentidos capitales.- Mañana a las 22 y el domingo a las 20 en La Lechuza, 58 y 10. Entrada libre.

Siete Cabritos.- Mañana a las 21 y el domingo a las 20.30 en La Fabriquera, 2 entre 41 y 42.

Escorial.- Mañana a las 21 y el domingo a las 20 en el Teatro del Princesa, diagonal 74 entre 3 y 4.

El hipopótamo blanco.- Mañana a las 22 en el Club Banco Provincia, 10 entre 47 y 48. Entrada libre y a la gorra.

La más fuerte.- Mañana a las 22.15 en el Café de los Poetas.

DOMINGO

La cocina.- El domingo a las 20.30 en el Taller de Teatro de la Universidad, 10 entre 54 y 55.

Verdi.- El domingo a las 21 en La Nonna, 3 y 47. Unipersonal de Osvaldo Tesser.

Delmira....- El domingo a las 20 en la Sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60.

Infantiles

Vladimiro y las Bellas Artes.- El domingo a las 15 en la casa de cultura de Villa Elisa. Entrada libre y gratuita.

Cenicienta.- El domingo a las 16 en La Lechuza, 58 y 10.

La memoriosa y fantasmal historia de Verífico y Mario.- El domingo a las 17 en la Sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60.

Caperucita Roja.- El domingo a las 16 en La Nonna, 3 y 47.

El jarrón de leche.- El domingo a las 17 en Espacio Teatral Del Juglar, 59 Nº 886.

Los cuentos de Lelé.- El domingo a las 15 en el Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000630/espectaculos1.html

jueves, 29 de junio de 2000

Comienza un ciclo de teatro local

29 de junio de 2000

A partir de este fin de semana el Teatro La Hermandad del Princesa, ubicado en diagonal 74 entre 3 y 4, iniciará un ciclo con obras de teatro locales que arrancará este fin de semana con la presentación de dos puestas.

Mañana a las 22 subirá a escena "Detrás de las palabras" con la coordinación de la directora y dramaturga Beatriz Catani y las actuaciones de Blas Arrese Igor, Matías Vertiz y Jazmín García Sathicq.

En tanto que este sábado a las 21 y el domingo a las 20 se presenta la obra "Escorial" de Michel de Ghelderode, que cuenta con la actuación de Juan Manuel Bozzarelli y Tato de Gaetano, la escenografía de Lisi González, la música original de Daniel Gismondi, el vestuario de Analía Seghezza y la dirección de Nora Oneto.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000629/espectaculos6.html

lunes, 26 de junio de 2000

"El Amante": un remedio para matrimonios aburridos

26 de junio de 2000

"El Amante", de Harold Pinter, con Lorenzo Quinteros, Alejandra Rubio y Mariano Cáceres. Escenografía y vestuario: Leonel Luna y Ximena Bustamante. Realización: Jorge Clarke. Banda original de sonido: Rick Anna. Asistencia de piso: Lorena Barceló. Producción general: Julio Belando. Puesta en escena y dirección: Raúl Serrano. Sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino de La Plata.

"¿Hoy viene tu amante?", le pregunta despreocupadamente Richard a su esposa Sara antes de irse al trabajo. Comienzo provocativo e inquietante, si los hay. Punzantes palabras que definen el particular estilo del actor y dramaturgo inglés Harold Pinter (1930), cuyas obras más destacadas son: "Fiesta de cumpleaños" (1958), "El cuidador" (1960), "Retorno al hogar" (1965), "Viejos tiempos" (1971), "Tierra de nadie" (1975) y "Traición" (1979). Entre sus guiones cinematográficos figuran "El sirviente", "Accidente", y "El mensajero" de Joseph Losey, "El último magnate", de Elia Kazan, y "La amante del teniente francés", de Karel Reisz.

"El amante" fue en principio un guión televisivo, cuya adaptación teatral corrió por cuenta del propio Pinter en 1963. Esta singular obra contiene muchas de las "obsesiones" del autor: la incomunicación entre los seres humanos; el lenguaje como barrera infranqueable que separa y no como puente que acerca; diálogos plagados de banalidades y frases hechas, vacías de contenido ("smalltalk"); personajes encerrados en el espacio y detenidos en el tiempo; relaciones estériles e insatisfactorias, pistas falsas que desorientan y confunden deliberadamente al espectador, induciendo al error; una tensión amenazante que presagia violencia; un clima agobiante, ominoso, enigmático y oscuro; fusión del presente con el pasado, en una simbiosis de sucesos que se superponen en un "aquí y ahora" permanente.

La línea argumenta: Richard y Sara llevan diez años de matrimonio. La rutina, como la gota que orada la piedra, ejerce su implacable efecto corrosivo y desgastante en la relación. Para contrarrestarla, la pareja incurre en un consensuado (y simulado) "menage a trois" (o más bien, "a quatre"), aceptando como si nada que cada uno tenga su amante. Así, mientras su marido trabaja, Sara recibe a Max, sujeto fogoso y bohemio (la antítesis de su frío y prolijo marido), que enciende el fuego casi todas las tardes a la hora del té. Richard, por su parte, se encuentra con una prostituta que, como buena profesional del sexo, satisface todas sus apetencias. Al reencontrarse a la noche en la paz del hogar, ambos cónyuges comparten sus respectivas experiencias sin falsos pudores. Todo muy civilizado, casi posmoderno.

El problema surge cuando Richard decide unilateralmente ponerle punto final al juego. Y en esto nos recuerda una desgarradora escena de ¿Quién le teme a Virginia Wollf?, esa memorable obra de otro exponente del teatro del absurdo y la incomunicación, el norteamericano Edward Albee. Se trata de la escena en que George le comunica a Martha que el hijo de ambos ha muerto. Aquí George también está dando por finalizado un "juego" que ambos habían inventado, puesto que ese hijo nunca existió. El efecto de la noticia en Martha es devastador, como lo es en Sara, que no puede seguir adelante si no es en el ámbito de la ficción, de esa suerte de comedia de enredos que ella y su esposo habían pactado.

La impecable puesta de Raúl Serrano de "El amante" rescata con absoluto rigor el espíritu y el "tempo" pinterianos. Para ello cuenta con una formidable dupla de actores. Tanto Lorenzo Quinteros (de quien recordamos su magnífica "Metamorfosis" de Kafka, año '93), como Alejandra Rubio, dibujan sus personajes con una amplia gama de matices, multiplicándose en distintos roles, transformándose interna y externamente, según las exigencias del papel que les toque jugar. Mordaces, irónicos, sutiles, sarcásticos, desbordados, sensuales, crueles, compasivos, Richard y Sara sufren las consecuencias de un juego atractivo y necesario, pero sumamente peligroso, caminando siempre por la cornisa, agazapados y a la defensiva, vulnerables hasta la médula. Mariano Cáceres, en su breve pero eficaz intervención, incremente la intriga y aporta otra pieza (¿otra pista falsa?) a este inquietante rompecabezas. "El amante": Pinter en estado puro.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000626/espectaculos2.html

domingo, 25 de junio de 2000

"Potro" Rodrigo: "Nos vemos en el infinito"

La Plata, domingo 25 de junio de 2000

EL SHOW EN ESCANDALO

Fue la última frase que pronunció Rodrigo para despedirse de sus fans, que lo ovacionaron. La fiesta duró más de dos horas. El Potro habló de Maradona y de la relación con su hijo Ramiro, de 4 años, quien lo acompañó tocando una batería

Por Kevin Cavo
de la Redacción de Hoy

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/06/25/pdf/u07.pdf

Rodrigo: La última nota


En la madrugada del sábado 24 de Junio de 2000, el año en que había llenado 13 Luna Park, en el mejor momento de su carrera, "El Potro" Rodrigo sufrió un accidente fatal en la autopista La Plata-Buenos Aires. Regresaba de su último show, en la disco "Escándalo" de City Bell. Unos minutos antes, hizo esta nota con el periodista platense Toto Carrizo para el programa "Más de lo Mismo". La última nota. Un equipo de "El Rayo" lo había acompañado desde Buenos Aires (el Potro luce una remera del programa en el show), pero no realizó ninguna nota en La Plata, por lo que el presente es el único documento de esa noche, y desmiente la versión que hablaba de excesivo consumo de alcohol o intoxicación del cantante cuartetero, aunque se lo ve nervioso, alterado y contestando preguntas que el periodista jamás formula. En un medio que habitualmente no perdona el gran éxito, Rodrigo atravesaba un momento cargado de presiones, habladurías y hasta amenazas. Rodrigo murió a los 27 años. Su música aún divierte a multitudes en boliches y fiestas de todo el país.

Fuente:  http://www.youtube.com/watch?v=tYziSnVd09k&feature=related

El último recital

La Plata, domingo 25 de junio de 2000

Rodrigo canta frente a 3.000 fans en City Bell. La locura ya se desató y el potro grita con toda su fuerza

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/06/25/pdf/u06.pdf

sábado, 24 de junio de 2000

Hugo Varela y su desConcierto en clave de humor

24 de junio de 2000

"Hugo Varela en desConcierto": Hugo Varela, acompañado por Claudio Armesto, Rossana Bonetto, Gustavo Calabrese y Hernán Jiménez. Música y arreglos: Varela/Calabrese. Vestuario, pelucas y muñecos: Talleres Magariño. Escenografía: Seto/Hugo Barreto. Libro y dirección: Hugo Varela. Teatro Municipal Coliseo Podestá.

Hugo Varela no es lo que se dice un Adonis, y él lo sabe mejor que nadie, porque utiliza su facha de anti-galán para reírse de sí mismo y provocar la hilaridad de su público fiel. Flaco y desgarbado, realza su quijotesca estampa con unos pantalones que revelan buena parte de sus blancos calcetines. Muy "fashion".

Varela confiesa sin pudor ni tapujos que el 2000 le generó un gran desconcierto, porque él creía a pie juntillas en las promesas de los científicos americanos, cuando aseguraban que el avance tecnológico traería aparejada la felicidad del ser humano. Tecnología hay, y de sobra, pero el hombre parece cada días más desorientado, desconcertado e infeliz.

En ese sentido, y en muchos otros, el show de Varela está teñido de una cierta nostalgia: nostalgia de los entretenimientos pre-tecnológicos, como la payana, la bolita, el huevo podrido, la rayuela; nostalgia del picadito en el potrero, reemplazado ahora por la navegación y el impersonal chateo en el ciberespacio; nostalgia de la franela de zaguán, desplazada hoy por el aséptico sexo virtual; nostalgia de una época bastante más simple, en la que "el artefacto más sofisticado de la cocina era el abrelatas".

La vertiente de humor que cultiva este showman bien criollo es también una especie en franca extinción. Pícaro, ladino, sanatero, Varela apuesta siempre a la ingenuidad, al sobreentendido, al guiñe cómplice, al doble sentido, sin apelar nunca a la chabacanería ni a la obviedad. Nos recuerda las típicas "peñas" estudiantiles de fines de los '60 y comienzos de los '70, en las que se improvisaban guitarreadas y payadas, mientras se degustaban empanadas rociadas de abundante vino tinto.

Por otra parte, este cómico tiene bastantes puntos en común con los Cinco Grandes del Humor, "Les Luthiers", sobre todo en lo que se refiere a la invención de instrumentos no convencionales. Su "violín-plumero", su guitarra eléctrica hecha con una auténtica chata enlozada, su singular pala en la que ejecuta un "pala-pala" de su autoría, Varela ejecuta con maestría todo estos heterodoxos adminículos. Tangos, valses, chacareras, zambas, cumbias, no hay ritmo que se le resista a este gracioso virtuoso.

Varela no está solo en su "desConcierto". Lo acompañan cuatro talentosos y versátiles artistas, que ofician a veces de coro ("Potus Cuatro"), de rellena-baches entre escena y escena, de bailarines o de partenaires. El tango danzado por Jiménez y Armesto (entre hombres, como en sus orígenes), y el asombroso desdoblamiento de Rossana Bonetto (que luego deja a los caballeros sin aliento con su sexy mulatona): dos perlitas del espectáculo.

Fresco, ingenioso, entrador, espontáneo, simpático, Hugo Varela entretiene y divierte con buenas artes, rematando su "unipersonal con elenco" con un clásico, a pedido del público: "La corbata rojo punzó", desopilante relato del triste e indigno destino que corrió una fina corbata de seda a manos de su descompuesto y desconsolado dueño. Broche de oro.

IRENE BIANCHI

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000624/espectaculos11.html

No viene Norma Aleandro

24 de junio de 2000

Por razones de salud -el frío de estos días parece que no perdonó a nadie- se informó que la actriz Norma Aleandro no podrá realizar la función que estaba programada para mañana en el Coliseo Podestá. Por tal motivo se anunció que los espectadores que ya hayan adquirido sus entradas, podrán devolverlas y se les reintegrará el importe, en la boletería de la sala, hoy y mañana de 15 a 20.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000624/espectaculos4.html

Me gusta ser mujer...

24/6/2000

Luisa es una frustrada que espera al hombre de su vida; la mujer sola es el ama de casa prototípica y María, la sirvienta. Las tres son diferentes, a cada una de ellas las preocupan y las ocupan temas diferentes. Pero son la misma mujer a la hora de cargar con esa condición, con las pautas y normas que dicta el mandato impuesto por la sociedad y por la madre y las tres, o la única, se sienten encerradas.

Cerrojos es el espectáculo protagonizado por María Inés Portillo y dirigido por Hebel Sacomani que justamente aborda la lucha cotidiana que la mujer sigue entablando por la recuperación de su dignidad. "Está sintetizada con lucidez e ironía a lo largo de esta galería de tipos: el ama de casa, la sirvienta, la hija obediente. El arma de la risa, mediante situaciones grotescas, descubre y golpea en los puntos más frágiles, y la ironía rescata, mediante la comprensión, la necesidad de una visión crítica y solidaria", adelantaron actriz y directora, que hoy a las 21 concretarán la cuarta función de "Cerrojos" en el Espacio teatral Del Juglar, en la calle 59 entre 12 y 13.

Sobre la base de tres monólogos, "Luisa", de Daniel Veronese, "La mujer sola", de Franca Rame y Darío Fo y "El nombre", de Griselda Gambaro, el grupo que conforman además Ana María Sciommarella en asistencia de dirección y Analía Seghezza en escenografía y vestuario, destacaron asimismo que "son personajes a los que uno mira con mucha ternura y que la actriz interpreta con mucha piedad. Y si bien la perspectiva es femenina, no es una obra feminista por cuanto traza una crítica a los patrones culturales, a la sociedad y plantea una búsqueda de la identidad de la mujer en estos tiempos".

Con tres o cuatro objetos y elementos transformables, Seghezza concibió la escenografía de la obra, tratando de crear un ambiente despojado, por un lado, y que de de la sensación de encierro, por otro. Del mismo modo, el vestuario de la actriz -que se cambia en escena- es simple, a tono con los colores de la magra escenografía. Canciones infantiles de otras épocas sirven para cambiar de un monólogo a otro, y fueron a propósito seleccionadas por su directora quien recordándolas y prestándole atención especialmente descubrió que en ellas también había mandatos y exigencias para las niñas de ayer, mujeres de hoy.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000624/espectaculos2.html

Se fue con Luis Cardei un cantor de voz chiquita y sensibilidad enorme

23/6/2000

Por ALEJANDRO CASTAÑEDA

Con Luis Cardei se fue el mejor cantante de tangos de los últimos tiempos. Y murió como consecuencia de una hepatitis que no necesitó esforzarse demasiado para aniquilar un físico tan desgastado. Cardei se fue como llegó: en voz baja, sin retumbar ni hacer ruido, a los 55 años de una vida que de entrada ya conoció los sopapos: una severa poliomielitis y una hemofilia lo habían puesto muchas veces contra las cuerdas. Pero ni esas caídas ni su cuerpo golpeado le habían quitado romanticismo y esperanza a un cancionero que siempre estuvo más lleno de glicinas que de reproches.

Era el mejor porque le había devuelto al tango su clásico formato de cuento intimista. Entraba como pidiendo permiso y su voz parecía interrumpir la charla. Tímido, sin las mañas y el camelo de tanto cantor prepotente, no sobreactuaba lo canchero ni lo sensiblero. Repasaba las letras como contando una historia conocida y pedía a lo sumo la complicidad emotiva de los que iban de su mano recorriendo el Buenos Aires irreal que sus versos traían y su vida reclamaba.

Lo disfruté cuatro veces -en Casablanca, en Opera Prima, en La Plaza y en El Club del Vino- y las cuatro veces, con su repertorio desconocido, me iluminó el camino por una geografía de añoranzas y emociones. Con esa voz de serenata, con su decir austero y delicado y con un fraseo que sabía donde estaba el énfasis y donde la piedad. Desempolvaba viejas canciones y se burlaba dulcemente de los que trajinan con automatismo los temas de siempre. Cuando la gente lo aplaudía y le pedía "Cambalache", "Naranjo en flor", "Los mareados" o "La última curda", respondía como disculpándose con una sonrisa: "No los sé". Y comentaba con su compañero Antonio Pisano: "Vamos a tener que aprenderlos, Antonito, porque la gente siempre nos pide esos temas".

El repertorio de Cardei estaba hecho de aquellos tangos inocentes del 30 y el cuarenta. Como al itinerario lo fijaban los recuerdos y no las modas, entonces cantaba lo que necesitaba y no lo que le pedían. Y se había detenido en esas décadas porque creía que a partir de allí la mano vino demasiado densa para su espíritu de pibe de barrio. "Después del 40 -reflexionó en una entrevista- llegaron los poetas y los intelectuales y nos enseñaron que para sentir las letras hay que pensarlas. Y yo no quiero que mis tangos hagan pensar, yo necesito emocionarme con el argumento".

Por eso su repertorio bailotea sobre una ciudad y un tiempo que ya no están. "Los cosos de al lao", "Ventarrón", "Charlemos", "Callejón", "Me besó y se fue" son algunos de sus mejores títulos. No hacía Discépolo ni Cátulo, casi ni Manzi. No juzgaba, se limitaba a insinuar que quería contar sólo historias de veredas en este mundo atragantado de pensadores y grandes frases. Y dejaba para otros las quejas, la bajada de línea y el desánimo. Su objetivo no era zamarrear, sino emocionar desde lo más simple. Una voz para escuchar sueños desde una ventana entreabierta, mientras afuera pasaba la pesadilla de la vida.

Durante 25 años cantó en la cantina "Arturito", en Parque Patricios. Siempre junto al fuelle de Antonio Pisano. Los comensales sabían que "ese fascinante rengo" (como lo calificó recientemente la revista Mundo Diplomatique) de voz chiquita, apenas podía con el clima ruidoso de cantina. Una vez fueron a escucharlo los dueños del Foro Gandhi y del Club del Vino. Y lo invitaron a cantar, sin tallarines ni brindis. Fue en los 90 y allí, sí, Cardei pudo tener al fin el marco y el silencio que su talento merecía. Después arañó el pequeño reconocimiento que nunca alcanzó la estatura de suceso.

Mucha gente lo descubrió, grabó el primer CD a mediados de los 90, empezaron a circular sus temas en la radio, llegó al cine junto a Pino Solanas en "La Nube" y se fue haciendo de un grupo de seguidores -pocos, pero buenos- que respondía cuando la enfermedad de Luisito le daba licencia y le dejaba seguir contando sus historias. Siempre con Pisano, ellos dos solos, sin reflectores ni presentadores: Luis apoyándose en algo porque su físico lo exigía. Y Pisano bien cerquita, como el fiel escudero que convirtió a su fuelle en el guardaespaldas dichoso de un cantor de rara sobriedad. No necesitaban nada más. Sus mejores tangos están dichos en voz baja, pero sin exagerar el clima intimista ni la delicadeza, un cantor inclasificable que tenía algo del Angel Vargas barrial, pero que dijo abrevar en Raúl Berón y en Enrique Campos y juró morir de amor cada vez que Gardel le contaba las historias que a él le contaba Lepera.

Murió Luis Cardei y los buenos tangueros lo van a sentir. Porque esa música llena de énfasis y melodrama, tan tentadora para los falsos sufridores, reverenciaba la melancolía pudorosa de un tipo que había llorado tanto que transformó al dolor tanguero en una letanía perfumada y agradecida. "No soy -dijo hace poco, quizá aludiendo al final del Polaco Goyeneche- de los cantores que necesitan golpear el suelo con el pie ni agacharse como si estuviera por cabecear un córner". Lo de él fue siempre lisito, respetuoso, sentido, cálido y sencillo. Un cantor de patio más que de escenario, que supo darle a los recitales tangueros el clima frágil de una recoleta ceremonia para pocos: fugaz, sensible, tímida y galante.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000624/espectaculos1.html

viernes, 23 de junio de 2000

A puro teatro

23 de junio de 2000

NORMA ALEANDRO-LORENZO QUINTEROS-EDUARDO PAVLOVSKY

Tres grandes nombres de la escena nacional se presentarán hoy, mañana y el domingo en distintas salas de la ciudad

No es habitual que un mismo fin de semana reúna en La Plata a tres grandes figuras del teatro como lo son Norma Aleandro, Lorenzo Quinteros y Eduardo Pavlovsky.

Norma Aleandro desembarcará el domingo en el Coliseo Podestá, donde presentará, a las 21 Sobre el amor y otros cuentos sobre el amor, un unipersonal en el que la actriz se reencuentra con textos de Lope de Vega, Baltazar del Alcazar, García Márquez y Vargas Llosa, más otros de otros autores y algunos de su propia creación.

Despojada de escenografía, con una silla, un vestido y un chal, Aleandro hace una interpretación de esos textos a lo largo de un espectáculo que fue concebido en 1976, que por entonces fue recibido muy bien por la crítica y el público, representado luego en varias ciudades de Latinoamérica, Nueva York y Los Angeles y reestrenado recientemente.

EN LA SALA PIAZZOLLA

El amante es una obra de Harold Pinter, con la que el autor inauguró en los '60 una extensa saga en torno a temas de la pareja, y que hoy y mañana a las 20.30, Lorenzo Quinteros presentará en la sala Astor Piazzolla del teatro Argentino, en la calle 51 entre 9 y 10.

Alejandra Rubio y Mariano Cáceres completan el elenco de esta pieza que dirigió Raúl Serrano y que muestra a un matrimonio que, ante la amenaza de ser devorado por la rutina, crea juegos para seguir manteniendo viva la relación.

Por su parte, Eduardo Pavlovsky, ofrecerá en la misma sala, el domingo a las 17.30 Potestad, una obra de su autoría en la que fue dirigido por Norman Briski y en la que lo acompaña Susana Evans.

"Potestad", que se estrenó hace 15 años, encara uno de los temas que nos legó la dictadura militar: la problemática del "raptor de niños" a través de un plan sistemático organizado por las Fuerzas Armadas. La complejidad de la represión, tema ya abordado por Pavlovsky en obras anteriores, como "El Sr. Galíndez", se aborda desde el ángulo del raptor de niños durante la dictadura.

"Potestad", es dentro de la dramaturgia de Pavlosky, una obra clave para comprender su estilo de actuación y el diseño de su multiplicidad autoral.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000623/espectaculos9.html

Agenda Teatro La Plata

23 de junio de 2000

VIERNES

Match de improvisación.- Hoy a las 23.30 en La Fabriquera, 2 entre 41 y 42. Coordinación de Cabe Mallo. Entrada libre y gratuita.

Hermanos Onas.- Hoy a las 22.30 en Espacio Teatral Del Juglar, 59 entre 12 y 13. Dirección de Diego Ferrando.

Matando horas.- Hoy a las 21 en Espacio Teatral Del Juglar, 59 entre 12 y 13. Dirección de Cynthia Pierce.

Café Concert.- Hoy a las 23 en la Sala 420, 6 Nº 420, se presenta el conjunto Lady Jazz. Y participarán Soelí Naveyra y el grupo Batata.

El amante.- Hoy y mañana a las 20.30 en la Sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino, 51 entre 9 y 10. Dirección de Raúl Serrara.

Mimos Mimosapiens.- Hoy a las 17 en el salón cultural Seguros Rivadavia, 7 y 47. Entrada libre. Muestra dirigida por Rodolfo Pesa.

El hombrecito.- Hoy a las 21 en el Centro Naval, 50 entre 3 y 4, y mañana a las 21 en el Círculo Policial, 49 entre 9 y 10. Entrada libre y gratuita.

La isla de los esclavos.- Hoy y mañana a las 21 y el domingo a las 17 en la Comedia de la Provincia, 12 entre 62 y 63. Dirección de Daniel Suárez Marzal. Ultimas funciones.

SÁBADO

Sillados.- Mañana y el domingo a las 20 en la Escuela de Teatro, 51 entre 3 y 4. Teatro, mimo y clown. Dirección Willy Manghi.

A qué jugamos?.- Mañana a las 22 y el domingo a las 20 en La Lechuza, 58 y 10. Dirección de Juan Carlos de Barry. Dos últimas funciones.

Delmira...- Mañana a las 23 en la Sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60. Dirección de Nina Rapp.

Siete cabritos.- Mañana y el domingo a las 21 en La Fabriquera, 2 entre 41 y 42.

Hambres de luna.- Mañana a las 21.30 en Viejo Almacén El Obrero, 13 y 71. Dirección de Claudio Cogo.

Ostinato.- Mañana a las 22.30 en el Viejo Almacén El Obrero, 13 y 71. Dirección de Febe Chaves. Entrada libre y gratuita.

Los niños viejos.- Mañana a las 19 y el domingo a las 20 en la sala A del Pasaje Dardo Rocha.

Absurda relación.- Mañana a las 23 en el Teatro del Juglar, 59 Nº 886. Dirección de Gastón Marioni.

Mi suegra está loca, loca, loca.- Mañana a las 21 en la Casa de Cultura de Villa Elisa. Entrada libre y gratuita.

Cerrojos.- Mañana a las 21 en Espacio Teatral Del Juglar, 59 Nº 886.

El dragón de fuego.- Mañana a las 21.30 en el Taller de Teatro de la Universidad, 10 entre 54 y 55.

Nuestro fin de semana.- Mañana a las 20.30 en la Sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60. Dirección de Ricardo Lofeudo.

Imágenes Paganas.- Mañana a las 21.45 y el domingo a las 20.45 en el Teatro Rambla, 2 entre 48 y 49. Dirección José Luis de Las Heras.

Infantiles

República de los niños.- Mañana y el domingo a las 13 en la República de los Niños, "La casita de los cuentos", taller de papel Los buenos deseos, "Don Rebote", "Las del Revés", "Títeres en pugna", "El viaje a la isla de agua mágica". Actividades gratuitas.

La abejita aventurera.- Mañana a las 17 en la sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60. Dirección de Omar Musa.

El teléfono contraataca.- Mañana con entrada gratis y el domingo a las 16 en El Pasillo de las Artes, 6 entre 62 y 63. Dirección Luis Holgado.

DOMINGO

Opuestas por el vértice.- El domingo a las 20.30 en el Viejo Almacén El Obrero, 13 y 71. Entrada libre y gratuita.

Potestad.- El domingo a las 17.30 en la sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino, 51 entre 9 y 10. Dirección Norman Briski.

Sobre el amor y otros cuentos sobre el amor.- El domingo a las 20 en el Coliseo Podestá. Unipersonal con Norma Aleandro.

La cocina.- El domingo a las 20.30 en el Taller de Teatro de la Universidad, 10 entre 54 y 55.

Dos tipos siniestros.- El domingo a las 20 en la Sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60. Dirección César Genovesi. Ultima función.

Infantiles

Acercate una sillita.- El domingo a las 17 en la sala B Pasaje Dardo Rocha. Entrada libre y gratuita.

Los cuentos de Lele.- El domingo a las 15 en Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886.

El jarrón de leche.- El domingo a las 18.30 en Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886.

Castaña.- El domingo a las 17 en la Sala 420, 6 entre 40 y 41. Dirección de Erica Poncio.

El arte del saber.- El domingo a las 16 en La Nonna, 3 y 47, con libro original de Leo Ringer. Entrada libre para docentes.

La memoriosa y fantasmal historia de Verífico y Mario.- El domingo a las 17, en la sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60. Dirección Nina Rapp.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000623/espectaculos1.html

martes, 20 de junio de 2000

El espíritu de Picasso volverá a estar presente en el Coliseo Podestá

20 de junio de 2000

Con la idea de integrar diferentes lenguajes, la pintura y la danza, y dentro de esta última interpretar la obra del artista con el movimiento del cuerpo, dejando que éste se adapte a las formas, es que surgió Pablo, un pincel flamenco, un espectáculo pergeñado por Alma Festa, la coreógrafa del Ballet de Arte Flamenco del Coliseo Podestá que dirige Isabel Victorero.

La obra, que se estrenó a fines del año pasado, y que recientemente se presentó en el teatro municipal Colón de la ciudad de Mar del Plata, volverá a subir a escena hoy a las 20.30 en la sala municipal de la calle 10 entre 46 y 47. Allí, dieciséis bailarines darán vida con su cuerpo a las obras más conocidas de Pablo Picasso, sin lentejuelas ni bordados; nada visual que represente al flamenco que sí estará corporizado en la esencia de la danza.

"Rompimos el molde de Lorca", reiteró entusiasmada Victorero, abierta a las nuevas formas de expresión y fusiones buscadas por su hija Alma.

Las coreografías están inspiradas en las obras "Las señoritas de Avignon" (1907); "El guitarrista" (1910); "Arlequín" (1915); "Paul vestido de Arlequín" (1924); "Familia de acróbatas" (1905); "Corrida de toros" (1934); "Toro moribundo" (1934); "Las meninas" (1857), "Guernica" (1937); "La danza" (1925).

En cuanto al elenco está integrado por Susana Aramburú, Liliana Becche, Mariel Cristóbal, Lucrecia Coronel, Marcelo Falcón, Alma Festa, Anabel Garbet, Paula Juambelz, Sabrina Llanos, Juan Ignacio Mallach, María Fernanda Mazza, Romina Pedraza, Guillermina Rivas, Gonzalo Rodrigo Souto y Martha Tettamantti.

Producto del trabajo de muchos años de taller, "Pablo, un pincel flamenco", adapta las obras a las formas, los colores y los sentidos. Sin rotular de manera alguna a esta danza flamenca, que tampoco es clásica, ni jazz, ni contemporánea, es danza; abierto a otras culturas a través de la música, por ejemplo, y con la mirada inocente hacia una obra de gran magnitud, con la intención de lograr un trabajo libre y creativo, la consigna del espectáculo es "sin ser gitanos bailamos flamenco, sin ser poetas hemos bailado a Federico. Hoy, pablo Picasso está presente en esta fusión de danza, cada vez más universal, para recordarnos como corresponde a todo gran artista que ante el dolor, la tristeza, la alegría, el azul, el blanco, el negro, la poesía, la guerra...No se puede ser indiferente".

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000620/espectaculos4.html

lunes, 19 de junio de 2000

Bufanda, guantes y mucho show para pasar el invierno

19 de junio de 2000

Con la actuación de distintos artistas locales y figuras nacionales e internacionales como Julio Bocca, Pablo Milanés, Teresa Parodi, David Flischer, Soledad, Norma Aleandro y Darío Volonté entre otros, arrancará la temporada de invierno de los distintos teatros y salas de la Municipalidad.

La apertura del ciclo de invierno será este miércoles a las 21 en el Pasaje Dardo Rocha, con la actuación del grupo Sarabanda, y también en música se presentarán Sergio Romero, Pablo Ledesma, Jíbaros, Clase Unica, La Fragua, Cortando Alambre, Mingo Martino, Murciélagos, El trío, Dora Roldán, En la Vereda de Enfrente, Quinteto de bronces, Graciela Davidenko, Víctor Andrada, Kalenda Maya, Gabriel Ogando, La Sonora, Diagonal 8, Procanto Popular, Francisco Bochatón, entre otros.

Teresa Parodi se presentará el 24 de junio en el Pasaje Dardo Rocha y además en ese centro cultural se podrán ver los ciclos, Solistas Argentinos, Asociación Amigos del Museo Azzarini (Concierto de Ramiro Enriquez, Concierto de Música de Cámara, y Homenaje a Bach), Ciclo de Música Contemporánea, Coro de la UNLP, Cuarteto de Cuerdas de la UNLP, Ciclo de la Orquesta de Cámara Municipal, Cantoría Ars Nova, Recital de Piano de Pablo Sisterna, Café Musical, y Ciclo Jazz del Hall de calle 6.

En el centro cultural Islas Malvinas tocarán, en el Ciclo Paseo Musical, las bandas Menos que Cero, Osh, El Cesar, Pez, Carca, Soundblazters, Sleen y Siempre Lucrecia, los jueves se realiza un ciclo de música de Cámara, y a partir del 1 de julio, Murciélagos, Charly Coll y su Al Capone Blues Band, Estelares, Cuarteto de Jazz La Plata, Dos Veces Breve, María Gabriela Epumer, La Sonora, y Buenos Aires Negro. En Agosto se realiza un concierto de Valentino Jazz Band, de Darío Volonté y el Ciclo de Cámara del Gilardo Gilardi.

En el teatro Coliseo Podestá estarán el 22 de junio el Coro de Niños del Teatro Argentino, el 24 Facundo Cabral, el 1 de julio The Beats, el 5 David Flischer, el 7 Pablo Milanés, el 4 de agosto Chaly Coll, el 25 de agosto Soledad, el 16 de agosto la murga uruguaya Falta y Resto, y en danza, el 20 de junio el Festival Flamenco, el 2 de julio el Ballet Egipcio y el 21, 22 y 23 de Julio Bocca.

Con respecto a las obras de teatro se presentarán en el Pasaje Dardo Rocha: "1999. Pequeño Testamento Apócrifo", "Treblinka", "Los siete cabritos", "Escorial", "Alto, rubio y de bigotes", "Gines Suplicantes", "Venecia", "Arroba alma chica", "Los niños viejos" y del 26 al 30 de julio se realiza el Concurso Interprovincial de Teatro. En tanto que en el Coliseo vienen Norma Aleandro, "Masters", "Teatro Negro de Praga", "La Banda de la Risa" y "Midachi".

Con respecto al Cine Arte Select hasta el 25 de junio continuará el ciclo de películas "Lo mejor de Contracampo" y luego preestrenos de nuevo cine argentino; en julio arrancará el Festival de Cine Bergman ("Un verano con Mónica", "Cuando huye el día", "El séptimo sello", "La fuente de la doncella", "El silencio" y "Detrás de un vidrio oscuro"), también el Ciclo de Cine Independiente Extranjero, Ciclo de Cine Infantil y Piazzolla y el Cine, Historias Breves. En el centro cultural Islas Malvinas se dará todos los jueves de junio un ciclo de Cine de Paul Schader, Ciclo Sueños Cortos, y Las Películas de Disney.

En video la programación del Pasaje Dardo Rocha incluirá: Videoteca Retrospectiva Audiovisual de Artistas Platenses, Festival Uncipar de Villa Gessell 2000, Muestra de Nuevos Autores, Ciclo de Jazz en Video, Lo mejor del Festival Internacional de Video Danza de Bs. As, Video Experimento La Plata, SAVI? Muestra, Estreno de Enciclopedia, Melero_Musica-Video, Ciclo Animé, Festival Latinoamericano de Video de Rosario, y en el centro cultural Islas Malvinas el Ciclo de Jazz en Video.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000619/espectaculos1.html

sábado, 17 de junio de 2000

Una obra en seis sesiones de terapia

17 de junio de 2000

Seis sesiones de terapia. Una destacada violinista víctima de una enfermedad discapacitante que la enoja con el mundo. Un psicoanalista ante un profundo dilema. "Dúo en mi" es el título de esta obra que hoy a las 21 sube al escenario del teatro La Nonna, 3 y 47 con la actuación de Aldo Braga en el papel del Dr. Feldman y Mónica Maffia, a quien además corresponde la dirección, como Stephanie, la resentida mujer que, víctima de esclerosis múltiple, pone en juego no sólo su vida como concertista sino además su matrimonio.

"Ella está casada con un compositor y hacen un dúo de piano y violín y además es la interprete de las obras de su marido. Al desatarse esta profunda enfermedad acude a ver a este psiquiatra que es bastante estricto. La obra transcurre en seis sesiones de terapia en las que ella se enfrentará con el profesional de manera violenta y sufrirá las vicisitudes de la medicación que va tomando y la que decide no tomar", contó la actriz, quien explicó que es la primera vez que se representa en la Argentina una obra de Tom Kempinski, quien la escribió basada en el caso de la célebre celtista Jaqueline Du Pré, y además es una metáfora sobre la lucha que libró el propio autor contra la agorafobia y su obesidad.

Según dijo Maffia para poder asumir el doble rol de actriz y directora "usé una cámara de video para poder grabar los ensayos y luego ver la escena desde afuera, porque sino me resultaba imposible visualizar la totalidad. Esta obra la estrenamos el año pasado y fue representada en varios teatros de capital federal y ahora comenzamos nuestra gira en La Plata".

"Después de la función la gente se va muy conmovida y con ganas de compartir lo que vivió, porque a cada uno le toca una cuerda propia. Creo que es una obra muy profunda y tiene varios niveles, por eso atrae tanto a los estudiantes de psicología como a los psicólogos y por supuesto al público en general", agregó.

Aldo Braga, actor de reconocida trayectoria recibió el premio ACE 1999 por su protagónico en "Minetti", y Mónica Maffia, quien vivió varios años en Inglaterra estudió en Londres en la Royal Academy of Dramatic Artl de la que egresó con el título de Batchelor of Arts (Honorus) en Teatro y Literatura Inglesa, y dirigió "La fiesta de los dos" en el Teatro Presidente Alvear y en el Teatro Regio.

El título de la obra hace alusión al dúo musical y matrimonial de Stephanie con un famoso compositor, al dúo que conforman el psiquiatra y la paciente, al dilema del psiquiatra, a la puja interna que alternativamente impulsa a Stephanie hacia la vida o hacia la muerte.

La escenografía correspondió a Iris Zuccarelli, el vestuario a Ana Rocchi, el diseño de peinados a Esteban Lista, el diseño de luces a Raúl Noqueira, la asistencia de dirección a Marcelo Riva, y la fotografía a María Martha Labella.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000617/espectaculos2.html

Recuerdos de familia

Hoy a las 21 se estrenará en La Fabriquera, 2 entre 41 y 42, la obra de teatro "Siete Cabritos (Pleyades)", que obtuvo el Primer Premio del Concurso de la Comedia Municipal de La Plata, en el rubro de teatro para adultos, que se realizó en marzo de este año. La dramaturgia y la dirección estuvieron en manos de José "Pollo" Canevaro y cuenta con la actuación de Ratón Losada y Eduardo Spínola. La función se repite este domingo en el mismo horario.

La trama argumental gira en torno al reencuentro de dos hermanos en la casa donde se criaron, en un pueblo de provincia. Uno de ellos vive en la Capital y se ha convertido en un hombre exitoso. El otro ha permanecido en su ciudad natal, a cargo de sus padres. La presunta muerte de un integrante de la familia provoca la reunión de los personajes centrales de la pieza. A partir de allí se pondrá en marcha un perverso mecanismo de relación, un juego de humillaciones y mentiras recurrentes, que fueron alimentando viejos rencores, tan viejos como la casona donde se desarrolla la acción.

La estructura dramática de Siete Cabritos pone especial énfasis en la conexión y el estallido de los sentimientos de sus personajes, como dos extremos que se llevan al límite constantemente y que pueden llegar a encontrar sus grises. La problemática conexión afectiva de estos dos hermanos está por detrás de cada uno de los pasajes de la obra. Se mantiene un cierto "tiempo real" que apela, por momentos, a la reconstrucción de algunos puntos oscuros del pasado familiar, incluido un crimen aún no resuelto.

De acuerdo al criterio teatral elegido por Canevaro (director y autor del texto) para el abordaje de la puesta en escena, el trabajo creativo de los actores ocupa un lugar primordial. De hecho, los "estados" de los personajes, que llegan a modificarse en forma vertiginosa, se convierte en el elemento que sostiene los climas por los que pasa la pieza.

En el proceso de gestación de esta nueva propuesta platense se partió de una primera idea de relación entre los hermanos. A partir de allí, por medio de las sucesivas improvisaciones se fue construyendo la estructura escénica y el soporte textual, en un trabajo de edición simultánea de ambas instancias.

Cabe acotar que la música original fue compuesta por Diego Madoery el asesoramiento escenográfico estuvo a cargo de Laura Valencia. La obra se presentará todos los sábados y domingos de junio a las 21 en La Fabriquera.

Fuente: El Día

viernes, 16 de junio de 2000

Pappo & Amigos - Estadio Obras Sanitarias [Buenos Aires]


Subido a Youtube por quiquecr1984
SUBIDO POR COSTA RICA FABULOSA!

Recital de Pappo & Amigos (16 Junio 2000) transmitido por el canal Volver en el programa Puerta V - Argentina

tracklist

01-Siempre es lo mismo nena
02-Adónde está la libertad
03-Pájaro metálico (Pappo's Blues con Omar Mollo)
04-Llegará la paz
05-Pobre Juan (Pappo con Andrés Ciro)
06-Algo ha cambiado (Pappo con Andrés Ciro)
07-Solisimo
08-Dos trenes chocan
09-Sur de la ciudad
10-Desconfío
11-Insoluble (Pappo con Sr. Flavio)
12- Con Elvira es otra cosa (Pappo con Adrián Otero)
13-Slide blues (Pappo con Adrián Otero)
14-Hombre suburbano
15-Tomé demasiado
16-Sussy Cadillac
17-Gris y amarillo (Pappo's Blues con La Mississippi)
18-El tren de las 16
19-Cabeza de martillo (Pappo con A.N.I.M.A.L.)
20-Triple seis (Pappo con A.N.I.M.A.L.)
21-Ruta 66 (Pappo con Juanse)
22-El brujo y el tiempo
23-Sucio y desprolijo
24-El viejo (Pappo con La Renga)
25-Fiesta cervezal (Pappo con La Renga)
26-Blues local (Pappo y La Renga)

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=i7nTgdMxkPo&feature=watch_response

Isabel: la costurerita con sueños de realeza

16 de junio de 2000

"ISABEL SIN CORONA", de Kado Kostzer, unipersonal interpretado por Elena Tasisto. Voces en off: Antonio Carrizo e Irene Almus. Escenografía, ambientación y vestuario: Sergio García Ramírez. Realización escenográfica: Pablo Ferro. Diseño de iluminación: Roberto Traferri; Peinados: Ricardo Fasan. Maquillaje: Alberto Schuster. Pinturas: Rafael Landea; Asistente de dirección: Adriana Estol. Puesta en escena y dirección general: Kado Kostzer. Sala Astor Piazzolla, Teatro Argentino de La Plata.

Si existiera un Club de Fans de la familia real inglesa, la protagonista de este monólogo sería -sin lugar a dudas- su presidenta y socia fundadora. Isabel -tocaya, por decisión propia, de la Princesa homónima (año 1948)- remienda la ropa que le manda un tintorero japonés. Atrás quedaron los buenos tiempos de sombrerera de señoras pudientes. Lo de ahora son ruedos, botamangas, dobladillos, cambio de cuellos y puños, zurcidos sobre zurcidos; no son épocas de andar tirando la ropa así porque sí.

Esta vida chata, gris y rutinaria parece no deprimirla, porque Isabel tiene otra vida paralela, mucho más excitante y glamorosa que su triste existencia de modista de barrio. Ella es fervorosa admiradora de la Corona Inglesa, por la que siente absoluta devoción. No hay detalle ni pormenor de la realeza británica que se le escape. Su más preciado tesoro son los álbumes repletos de recortes y fotos de todos sus miembros. Si participara en un programa de preguntas y respuestas sobre ese tema, Isabel arrasaría con todos los premios.

La suerte (?) quiso que la muchacha quedara embarazada justo cuando la Princesa Isabel espera su primogénito. ¿Qué importancia tiene que el padre de la criatura no dé señales de vida? No va a ser la primera ni la última madre soltera del planeta. Además, tal vez estaba escrito que ella y su ídola debieran parir a la par. ¿No sería éste un designio astral?

Pero su hijo (bautizado Carlos, como no podía ser de otra manera) dista mucho del prolijo Principito. Niño díscolo, con problemas de conducta, el Carlitos porteño se convierte en adolescente rebelde y luego en joven descarriado. Inconstante, vago, burrero, ladronzuelo, rodeado de mala junta, su final es coherente y previsible. Salvo para su madre, claro está, que siempre ha vivido con una venda en los ojos; venda que -al caerse- trae aparejado el desmoronamiento de su vida de ilusión y fantasía, como un frágil castillo de naipes.

Esta lograda y vigente obra de Kado Kostzer nos habla del cholulismo endémico que, en mayor o menor medida, padecemos los argentinos (por no incluir a los habitantes de todo el planeta). De no ser así, ¿existirían tantas revistas de Ricos y Famosos, tantos cazadores de autógrafos, tantos insoportables "movileros", tantos indiscretos "papparazzi", tantos programas de chismes en los que se desnuda impúdicamente la intimidad de las celebridades (quienes, a su vez, se prestan gustosos al juego)? ¿No será acaso la farándula la Realeza del subdesarrollo?

Cuando no se tiene vida ni proyectos propios, se viven los ajenos como propios. Lo que se dice una existencia vicaria. Por algo siempre han tenido tan alto nivel de audiencia los culebrones, esos interminables y tortuosos melodramas televisivos que parecen tener una sola línea argumental con mínimas variantes, y que hacen que el ama de casa sensible rocíe con sus propias lágrimas la ropa que está planchando.

Si algo caracteriza la interpretación de Elena Tasisto en "Isabel sin corona" es la delicada sutileza con que aborda la composición de su personaje. Sobria, contenida, medida, apela al pequeño gesto, al detalle casi imperceptible, para traducir el mundo interior de Isabel. Es justamente ese deliberado tono menor lo que la torna creíble y suscita la ternura, la complicidad y la compasión del espectador.

La puesta en escena y dirección de Kostzer también elige la falta de estridencia, el toque cotidiano, el apunte costumbrista, para retratar una realidad fácilmente reconocible. Cuenta para ello con la muy lograda escenografía de García Ramírez, que recrea con rigurosa fidelidad un modesto departamento de los '50. El escenógrafo es responsable asimismo de la copiosa y muy pintoresca muestra "El mundo de Isabel" que se exhibe en el foyer, excelente oportunidad para asomarse a la intimidad de la familia real, y compartir por un ratito la pasión de esta Isabel "made in Argentina".

Irene Bianchi

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000616/espectaculos13.html

Mischa Maisky: celebración de Bach

16 de junio de 2000

Por Eduardo Giorello

Recital de Mischa Maisky. Programa dedicado a Johann Sebastian Bach: Suites Nº 3, en Do mayor; Nº 2, en Re menor y Nº 6, en Re mayor. En la sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino. Ciclo de Grandes Artistas Internacionales.

Cuando el arte o más específicamente la música se transforma en un alimento indispensable para el espíritu del hombre, se piensa casi inmediatamente en Juan Sebastian Bach. La simbiosis elaborada por el eminente compositor del período barroco alemán entre vitalidad terrena y cercanía con Dios lo ubican en una estrecha franja donde el todo es imprescindible, nota tras nota, para que la comunión entre cuerpo y alma, antropomorfismo y divinidad concluya en una síntesis perfecta. Una concepción de esta naturaleza parece haber guiado el trabajo del violoncelista estonio Mischa Maisky al encarar la interpretación de las suites del compositor de quien en esta temporada se memora el 250 aniversario de su muerte.

Virtuoso de cepa, Maisky desmenuza con la fineza de un orfebre cada una de las instancias sonoras contenidas en ellas. Casi como un escalpelo, su mano lleva el arco para extraer de su estupendo instrumento maravillosa sonoridad y una profundidad dignas de ser parangonadas con los grandes maestros que lo precedieron (Casals, Rostropovich, Piatigorsky) sin por ello exponer una originalidad de toque personal. De eso se trata quizá. Respetar la tradición aunque encarando el presente con una modernidad que aporte nuevas ideas sobre creaciones que muchas veces fueron concebidas hace más de trescientos años. La suite es un conjunto de danzas barrocas con diferentes dinámicas pero con un estilo similar. Maisky que eligió para este concierto tres de las compuestas por Bach -las números tres, dos y seis, tocadas en ese orden- que a su vez se estructuran en seis movimientos cada una- y tocó como bises dos números más (el preludio de la Nº1 y la Sarabande de la Nº5) exponiendo en esta síntesis un mosaico del pensamiento barroco, que mediado con una técnica superior y una concepción artística elevada, otorgaron al oyente la humanidad palpitante de un legado insustituible para comprender el estilo y las coordenadas epocales pero bajo la atenta mirada contemporánea de un hombre del tercer milenio.

¿Es necesario decir que hubo mayor emoción, garra o refinamiento en esta gigue o esta otra allemande? Creemos que no. Lo que importa es la totalidad. La concepción, casi de rasgos dramáticos, con que fueron encaradas las obras por el genio cierto de este violoncelista de rango superior. Como en toda empresa trascendente, fundacional, es posible que haya discusiones acerca de cómo interpretar estos magníficos materiales. También matices personales que hacen más a la subjetividad del oyente que a su despojada objetividad. Aunque creemos que nadie podrá negar la altura y la pericia virtuosística de este gran artista.

El vigor y la sutileza de su impronta, aquí sí genuinamente masculina, el fraseo decantado, poético de su discurso quedará como uno de los más altos de esta temporada.

Verdaderamente semejante sesión de música quizá no admita ningún comentario extramusical. De igual manera la función periodística hace que no dejemos de lado ningún detalle que hace a este concierto llevado a cabo en la bella sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino, para la que habrá que pensar alguna solución por la extrema estrechez de las hileras de sus butacas, algo realmente incómodo para el paso cuando los demás espectadores ya están ubicados.

En referencia al look de Mischa Maisky a más de un espectador le habrá llamado la atención su forma de vestirse para su presentación platense. Ataviado con pantalón negro y una chaqueta -ambos plisados- para el primer número, para el segundo -previo cambio de la butaca en la que estaba sentado y que producía un perceptible y molesto ruido- trocó la blusa gris por una negra, con parecidos detalles geométricos. La segunda parte fue algo más audaz. Una suerte de kimono azul eléctrico, también con detalles plisados despertaron algunos alaridos de los jóvenes espectadores, que los había y muchos, gracias a Dios, en la sala. Para los últimos saludos completó su ropaje con un abanico que le daba aire a tanto calor acumulado en el exigente recital.

Admiramos su desinhibición expresa, que debe responder a un gusto personal o a la adhesión a alguna religión orientalista practicada por el artista de Riga. Fue notable asimismo su respiración acompañando las inflexiones de la música, seguramente respondiendo al yoga que practica sin ninguna duda. Una sesión totalmente atípica que no sólo tuvo que ver con las formas, naturalmente.

Hugo Varela "desconcierta" en el Coliseo

16 de junio de 2000

El actor y humorista Hugo Varela protagonizará una fiesta de humor y canciones, cuando esta noche a las 21 se presente en el teatro municipal Coliseo Podestá con su espectáculo Hugo Varela en desconcierto. Este primer unipersonal "con elenco", como lo define el mismo Varela, viene de presentarse con gran éxito de crítica y público en la sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza, en Buenos Aires, y en el teatro Enrique Carreras de la ciudad de Mar del Plata. Junto a Claudio Armesto, Rossana Bonetto, Gustavo Calabrese y Hernán Jiménez, Varela juega con el absurdo cotidiano, apela al doble sentido y homenajea a los ritmos más populares de nuestro país.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000616/espectaculos10.html

Agenda Teatro La Plata

16 de junio de 2000

VIERNES

Desconcierto.- Hoy a las 21 en el Teatro Coliseo Podestá, Hugo Varela en Desconcierto.

Conversación en la casa Stein sobre el ausente Sr. von Goethe.- Hoy y mañana a las 20.30 en la sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino, 51 entre 9 y 10.

Territorio Vacío.- Hoy a las 21.30 en la sala A del Pasaje Dardo Rocha se presenta esta obra de Omar Sánchez. Entrada libre y gratuita.

Café Concert.- Hoy a las 23 en la sala 420, 6 Nº 420, con el grupo EOS y el conjunto Lady Jazz.
Veneno para hormigas.- Hoy a las 22 en La Colmena, 59 entre 6 y 7.

Matando horas.- Hoy a las 21 en Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886.

Match de Improvisación.- Hoy a las 23.30 en La Fabriquera, 2 entre 42 y 43. Entrada libre.

Fresa y chocolate.- Hoy a las 21.30 en La Nonna, 47 y 3. Con Antonio Arroyo y Toni Díaz.

La isla de los esclavos.- Hoy y mañana a las 21 y el domingo a las 17 en la Comedia de la Provincia, 12 entre 62 y 63.

SÁBADO

Delmira...- Mañana a las 22 en la sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60.

Hambres de luna.- Mañana a las 21.30 en el Viejo Almacén el Obrero, 13 y 71.

Ostinato.- Mañana a las 22.30 en el Viejo Almacén el Obrero, 13 y 71. Entrada libre y gratuita.

1999, Pequeño Testamento Apócrifo.- Mañana a las 22 en la Sala 420, 6 Nº 420.

Imágenes paganas.- Mañana a las 21.45, el domingo a las 20.45, y el lunes a las 20.45 en el Teatro Rambla, 2 entre 48 y 49.

Show de clowns.- Mañana a las 22 y el domingo a las 20 en el centro cultural La Colmena, 59 entre 6 y 7, dirigido por José Minuchín.

Cerrojos.- Mañana a las 21 en Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886. Unipersonal de María Inés Portillo.

Absurda relación.- Mañana a las 23 en el Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886.

Siete cabritos.- Mañana y el domingo a las 21 en La Fabriquera, 2 entre 42 y 43.

Fantasmas.- Mañana a las 20.30 en la sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60.

Dúo en mi.- Mañana a las 21.30 en La Nonna, 3 y 47. Con Aldo Braga y Mónica Maffia.

El hombrecito.- Mañana a las 21 en el Círculo Policial, 49 entre 9 y 10. Entrada libre y gratuita.

El hipopótamo blanco.- Mañana a las 22 en el Club Banco Provincia, 10 entre 47 y 48. Entrada libre y a la gorra. Con debate.

El dragón de fuego.- Mañana a las 21.30 en el Taller de Teatro de la UNLP, 10 entre 54 y 55.

Infantiles

El teléfono contraataca.- Mañana gratis y el domingo 16, en el Pasillo de las Artes, 6 entre 62 y 63.

La abejita aventurera.- Mañana a las 17 en la sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60.

República de los Niños.- Mañana y el domingo a las 13 en la República de los Niños: "La casita de los cuentos", "taller de papel de Juan del Río", "Don rebote", "Las del Revés", "Títeres en pugna", "El viaje a la isla de agua mágica".

DOMINGO

Opuestas por el vértice.- El domingo a las 20.30 en el Viejo Almacén el Obrero, 13 y 71, grupo de teatro El Mosquito y la Máquina Real de Haedo.

Diario de una camarera.- El domingo a las 17.30 en la sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino, 51 entre 9 y 10. Unipersonal con Rita Terranova.

Dos tipos siniestros.- El domingo a las 20 en la Sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60.

La cocina.- El domingo a las 20.30 en el Taller de Teatro de la Universidad, 10 entre 54 y 55.

Infantiles

El jarrón de leche.- El domingo a las 17 en Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886.

Los cuentos de Lelé.- El domingo a las 15 en Espacio Teatral del Juglar, 59 Nº 886.

Títeres, máscaras y tambores.- El domingo a las 17 en Teatro del Fondo, 21 entre 70 y 71.

Castaña.- El domingo a las 17 en la sala 420, 6 entre 40 y 41.

La Memoriosa y Fantasmal Historia de Verífico y Mario.- El domingo a las 17 en la sala Roberto Arlt, 4 entre 59 y 60.

Los tres chanchitos.- El domingo a las 16 en La Nonna, 4 y 47.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000616/espectaculos4.html

Recorrido por el amor, la pasión y la razón

16 de junio de 2000

El año pasado fue la mujer policía mejor interpretada en la televisión desde su personaje en "Vulnerables". Hoy y mañana a las 20.30 en la sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino, la actriz Ingrid Pelicori será la baronesa Carlota Stein en una obra que narra la relación que esta poderosa mujer mantuvo durante diez años con Goethe, y el descargo que hace ante su marido cuando el genial escritor alemán abandona abruptamente Weimar.

"Conversación en la casa Stein sobre el ausente Sr. Von Goethe" de Peter Hacks, es un obra que, a partir de referencias históricas verídicas, "hace un recorrido del amor, de las estrategias de seducción, de la inutilidad de estas estrategias, de entender el amor por la pasión y de como la pasión puede exceder cualquier razonamiento", explicó la actriz.

Pelicori prefiere utilizar las palabras "una obra escrita para una actriz" antes que "unipersonal" para definir "Conversación...", ya que "si bien es un monólogo, tiene mucha teatralidad; ella le habla al marido y la puesta tiene una estructura. Yo no estoy vestida de época, pero explico cómo se vestía la baronesa, se apela a la imaginación del espectador. Al comienzo ella tiene unas cartas de Goethe en las manos, que actúan como una bisagra entre la actriz y el personaje".

La obra, que fue estrenada en 92 en el Teatro Cervantes de capital federal, toca temas "muy centrales de la condición humana y por eso el espectador se siente muy identificado, con un humor que pasa sobre todo por la ironía, habla del dominio, de la lucha entre sexos, del rol de la mujer, de lo que significa estar al lado de alguien tan genial, de la soledad que eso conlleva, en definitiva, temas en los que cualquiera se puede reconocer", sostuvo la actriz.

"Una de las cosas que más me gustó de esta obra es el recorrido que hace el personaje; de entrada cae muy poco simpática porque es muy arrogante pero luego se establece un quiebre a partir de las cosas que le pasan con este hombre tan genial, que era protegido y pertenecía a la corte de la casa Stein, y que parte abruptamente. Entre ellos había grandes diferencias sociales, el era un burgués, y además muy pedante y como creído de sí mismo y con su alejamiento ella le explica a su marido el amor y el desprecio que siente por el escritor alemán".

Este espectáculo ya se realizó varias veces en nuestra ciudad donde "siempre fui muy bien recibida porque el público platense es muy sutil, muy interesante y además estoy muy contenta por haber sido incluida en la programación de la Sala Piazzolla donde se verán espectáculos muy buenos", señaló Pelicori.

"Conversaciones..." obtuvo en 1992 el premio ACE al mejor unipersonal y la distinción Bien-Arte Córdoba en 1993. Permaneció tres años en cartel en el teatro Cervantes de capital federal, se representó en numerosas salas del interior, incluida La Plata, y en 1995 participó del Festival de Porto Alegre. En 1995 se repuso en el Paseo La Plaza y el año pasado en la Sala Babilonia y en la ciudad de Montevideo.

Peter Hacks nació en Wroclaw (Breslau), Alemania, en 1928. Estudió filosofía y literatura en Munich. En 1955 Bertolt Brech lo invitó a Berlín, donde reside desde entonces. Reconocido autor teatral, poeta y crítico literario, desarrolló además creaciones de literatura infantil. Entre sus obras teatrales más importantes se encuentran "Cristóbal Colón o la idea universal embarcada", "El Molinero de Sanssouci", "La Paz (Según Aristófanes)" y "Las preocupaciones y el poder".

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000616/espectaculos0.html

El Teatro Martín Fierro al Municipio

El Teatro Martín Fierro que se encuentra en el Bosque platense, “tendría que pertenecer a la Municipalidad de La Plata”. Ese fue el pedido del edil radical Marcelo Viñes, que se vio concretado en la sesión del miércoles pasado.

Porque los concejales aprobaron el proyecto de Viñes, en el que se pide a la Provincia de Buenos Aires que la administración del espacio pertenezca a la Municipalidad de La Plata. El legislador radical sostuvo en su presentación que el pedido se debe a una necesidad de “poder planificar acciones tendientes a realizar eventos culturales, que le otorguen prestigio al Bosque”.

El concejal Viñes puntualizó que a los efectos de que el Gobierno pueda seguir utilizando el espacio del Bosque se planean una serie de convenios entre el Estado y la Municipalidad de La Plata.

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/06/16/pdf/22.pdf

lunes, 12 de junio de 2000

"Venecia" recorre el mundo

La exitosa obra del argentino Jorge Accame se estrenó en una sala de Londres

"Venecia", la obra del dramaturgo argentino Jorge Accame, acaba de estrenarse en Londres con dirección de Mike Gordon (un creador conocido en Buenos Aires por sus puestas de "Art", "Closer" y "Mi bella dama") y se impone así como uno de los textos contemporáneos que más difusión han logrado, tanto en el nivel nacional como en el internacional.

"Venecia" con dirección: Cora Ceppi - Nora Oneto (La Plata)

Después de su estreno en Buenos Aires, en 1998, el texto se puso en escena en San Miguel de Tucumán, Rosario, Mendoza, Posadas y La Plata, en tanto que se prepara su representación en Santa Fe. En el exterior ya se dio a conocer en Montevideo y Bogotá. El elenco porteño la presentó en festivales en Chile, Bolivia y Brasil. El año próximo, "Venecia" tendrá su puesta en México, durante enero, y en Canadá, en mayo.

Sorprendido por la repercusión que adquirió su obra, Jorge Accame, un porteño que hace 20 años vive en San Salvador de Jujuy, explica: "Es un material que pensaba trabajar con la dirección del jujeño Damián Guerra (fallecido a fines del 98). La idea era producir una obra que hablara del mundo de la prostitución. Después el eje varió".

La pieza definitiva muestra a un grupo de prostitutas que trabaja en un perdido pueblito jujeño y que intenta cumplir un sueño que tiene La Gringa, la madama del prostíbulo, una añosa, no vidente y casi decadente mujer. Ella quiere viajar a Venecia, algo que se conecta con un amor que tuvo en la juventud y que nunca pudo concretar. Sus amigas inventan un juego y construyen una góndola con materiales que encuentran en sus viviendas. Jujuy es una provincia sin ríos ni mar, por lo que construir esta fantasía se hace más complejo.

"Roberto Cossa -cuenta Accame- vino a Jujuy a coordinar un taller de dramaturgia, le presenté el texto y él me propuso algunos cambios que me parecieron muy acertados. Cuando sentí que la pieza estaba terminada, la envié a Buenos Aires, a la Fundación Somigliana, que estaba preparando un ciclo de teatro semimontado, y la eligieron."

"La idea de esa pieza siempre me pareció estupenda -recuerda Cossa-. El texto tenía unas desprolijidades de oficio, nada grave. Accame trabajó el material y la estrenamos en el semimontado. Pero indudablemente esa obra requería una puesta mayor. Por suerte cayó en manos de Helena Tritek, que caló en el estilo y así estuvo casi dos temporadas en el teatro del Pueblo, y después pasó al Payró", donde aún sigue representándose.

CON SUMA MODESTIA

Tritek es otra de las sorprendidas frente al éxito de esta pieza. "Venecia" -dice- es como un patito feo, empezó de una forma muy humilde y en el último tiempo se fortaleció, hasta me hicieron ofertas para llevarla al teatro comercial, pero yo prefiero que siga en el Payró. Aún hoy me conmueve ese trabajo. Una vez Roberto Cossa me preguntó: "¿De qué habla esta obra que a la gente le interesa tanto?" Eso me hizo reflexionar. Hay hombres que lloran al final, cuando se produce el encuentro con el amor. Es extraño, tal vez ahí hay un misterio: en esta obra aparecen débiles, humildes, olvidados, que pueden soñar y enamorarse."

SUEÑOS QUE SE CONCRETAN

"Una de las cosas que más me interesaron de "Venecia" fue que esa gente muy pobre pudiera cumplir su sueño. Este texto es mágico, a la vez tiene mucho humor, mucha ternura, es muy querible", comenta el director uruguayo Carlos Aguilera, quien la mantuvo en cartel aproximadamente ocho meses en Montevideo. "Tanto para mí como para los actores, ensayar "Venecia" fue una experiencia muy feliz, nos divertimos mucho, y la noche del estreno fue verdaderamente una fiesta. El público salió muy conmovido."

El misionero Luis Andrada, quien aún está representando "Venecia" en Posadas, asegura que se trata de una "obra en la que prevalece el sentimiento; esta gente da un ejemplo de solidaridad, y eso moviliza al público, porque ellos pertenecen a un ambiente que pocas veces se ve desde afuera. En el teatro no es común que se hable del mundo de las prostitutas, y Jorge Accame lo muestra sin hacer hincapié en él. En su obra, lo fundamental no es el contexto, sino lo que la gente siente, cómo viven".

"Es una obra para burgueses y para gente simple; desde el intelectual hasta el más viejo y el chico salen conmovidos, porque toca cosas muy instintivas, muy primarias: el amor, la decrepitud, la muerte", agrega Cora Ceppi.

Todos los directores coinciden en algo, "Venecia" produce un espectáculo en el que el público pasa de la risa al llanto. Mirco Buchín comentó que cuando Accame le preguntó cómo había sido su estreno, él le confesó que los espectadores salían muy emocionados y que durante la función se reían y lloraban casi al mismo tiempo. El autor le respondió: "Entonces está bien hecha".

UN MUNDO QUE SE AMPLÍA

Algunos de los puestistas debieron hacer algunos retoques en el texto siguiendo la idiosincrasia del lugar en el que estrenaban. En Misiones, por ejemplo, Andrada ubicó "Venecia" en el mundo litoraleño y no sólo retocó algunos regionalismos; además modificó el ambiente en el que la acción se desarrolla.

En Bogotá, la puesta fue concebida por el uruguayo Mario Morgan. También él debió modificar ciertos valores regionales del lenguaje y hasta ubicarla en un pueblo de Colombia. Su espectáculo pasó, además, por una interesante experiencia, porque no sólo se estrenó en el Teatro Nacional, cuya directora es la argentina Fanny Mikey, sino que además el trabajo se mostró en zonas periféricas de la ciudad y en plazas.

"Es que es una obra profundamente poética -explica Morgan-, habla de la soledad, del desamparo y eso está conjugado con el humor."

La verdad de esos personajes también está en la puesta inglesa. Según Accame, Mike Gordon pensaba terminar la obra en castellano, porque cree que el impacto emocional iba a ser más interesante. Una pregunta queda en el aire: la gringa inglesa ¿hablará en el cierre del espectáculo con tonada jujeña?

Carlos Pacheco
{Subtít.concatenado} Apuntes sobre el texto

Cuando se le pregunta a Accame por qué cree que su obra repercute tanto entre creadores y espectadores, dice no tener la respuesta, y agrega: "Si lo supiera, estaría planeando la próxima obra. Simplemente quise buscar un lenguaje intermedio combinando el habla de Buenos Aires, donde viví 23 años, y el de Jujuy, donde ya llevo 20. Traté de navegar en dos aguas, de encontrar mecanismos que sirvan para los dos lugares".

"El fuerte de esta pieza -apunta Cossa- está en la historia, eso es justamente lo que permite que se estrene en Inglaterra. Es una historia cargada de imaginación, de ternura, y además tiene unos personajes populares que están muy bien tratados y observados."

No opina igual el director mendocino Cristóbal Arnold, quien tuvo una experiencia singular con "Venecia". La estrenó este año y sólo la mantuvo un mes y medio en cartel. "Al principio, este texto me enganchó mucho, pero de pronto dejó de interesarme. Siento que no fue la obra en sí, sino algo que tiene que ver conmigo. La pieza es efectiva, pero sus personajes no están bien desarrollados y el final se precipita abruptamente, habría que reescribir varias escenas. A mí siempre me interesó el teatro social, y en un principio sentí que "Venecia" tenía que ver con eso, pero no es así, a la pieza le falta una ideología que refleje más ese mundo de prostitutas."

En otro extremo, Cora Ceppi, que la dirigió en La Plata junto a Nora Onetto y además encarnó el papel de la gringa, señala: "Es una obra que está muy bien escrita. Accame demuestra una gran simpleza, pero a la vez mucho conocimiento. Básicamente, es una pieza de texto". 

sábado, 10 de junio de 2000

Una corona para Isabel

10 de junio de 2000

La obra se centra en una obsesión absurda, divertida y conmovedora de una mujer que vive en un mundo de ilusiones y sueños, cuya única pesadilla es el despertar. Elena Tasisto interpreta a Isabel, una costurera que vive en un suburbio porteño y que en 1948, al igual que la princesa Isabel -actual reina de Inglaterra- espera su primer hijo. "Isabel sin corona" de Kado Kostzer, quien además es el encargado de la puesta en escena y dirección, se presentará hoy a las 20.30 en la sala Piazzolla del Teatro Argentino, 51 entre 9 y 10, y refleja "esa relación amor-odio que tenemos los argentinos con Inglaterra y con una monarquía que es la más cerrada, más perfecta y que menos se ha contaminado", destacó el autor.

"Creo que todos los argentinos vivimos buscando un modelo a seguir y no siempre encontramos el más adecuado. Interesado por esa característica tan argentina, la de la idolatría, ya sea por figuras del mundo del espectáculo, el deporte o la política, escribí esta obra que la estrené en París con Marilú Marini como protagonista", aseguró Kostzer, quien por esta obra está ternado como mejor autor al premio Florencio Sánchez.

La protagonista guarda celosamente en sus álbumes, recortes y fotos sobre la familia real inglesa. Su vida transcurre en tono a esa obsesión que construye para ella un mundo de ilusiones cuya mayor pesadilla es el regreso a una realidad de madre soltera con una venda en los ojos.

"Ella es una mujer común y corriente que no tiene nada especial pero que no se lamenta de nada. No hay muchos datos acerca del personaje", contó Tasisto quien por esta obra, que el año pasado obtuvo el premio ACE al mejor espectáculo unipersonal, integró la terna al Premio Trinidad Guevara.

"En la obra Elena hace una actuación única porque va siguiendo al personaje a lo largo de 30 años" aseguró Kostzer y agregó que "yo tenía mucho interés en trabajar con ella, le ofrecí varias obras y cuando le di ésta, sin la intención de que la interpretara, le gustó. Para mi fue una sorpresa y una alegría inmensa que una actriz tan etérea y prodigiosa como Elena mostrara interés en interpretarla".

"Además la pieza llega hasta el casamiento del príncipe Carlos con Lady Di, es interesante ver cómo la historia trabajó para la obra. Además los argentinos siempre están informados sobre la monarquía inglesa, así que todos conocen como se desvaneció ese cuento de hadas", remarcó.

Para Elena la presentación tiene un condimento especial porque será debut como actriz ante el público platense por eso consideró que sus expectativas son las mejores. "Nosotros trabajamos para la gente y para que nos vengan a ver y por eso la puesta será igual que la que hicimos en capital federal, con la misma calidad y las mismas ganas", finalizó la actriz.

La obra cuenta con las voces de Antonio Carrizo e Irene Almus como los locutores de televisión, la escenografía, ambientación y vestuario de Sergio García Ramírez, el diseño de iluminación de Roberto Traferri, la asistente de dirección de Adriana Estol, producción ejecutiva de la Compañía Kostzer-García Ramírez, peinados de Ricardo Fasan, maquillaje de Alberto Shuster, pinturas de Rafael Landea, realización escenográfica de Pablo Ferro y puesta en escena y dirección de Kado Kostzer. Además en el foyer del Teatro Argentino se exhibirá la muestra "El mundo de Isabel", concebida y realizada por Sergio García Ramírez.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000610/espectaculos1.html

viernes, 9 de junio de 2000

"Matando horas"

9 de junio de 2000

De Rumania a El Juglar

Bettina Giorno, María Laura Belmonte, Rodrigo García y Cynthia Pierce, acaban de llegar de Rumania donde participaron de la 16º edición del Festival de teatro "Pietra Neamt". Ellos conforman el grupo Staccatto, el primer elenco latinoamericano que a lo largo de todos estos años llegó a este concurso internacional.

"Fuimos con la única expectativa de mostrar la obra y volvimos desbordados, porque la pieza llamó mucho la atención, del público y de la crítica, que estaba sorprendida de cómo un grupo independiente podía producir un espectáculo sin ningún tipo de apoyo estatal, y de cómo llegamos hasta ahí", contaron horas antes de presentar la pieza en El Juglar, en la calle 59 Nº 886, donde estarán hoy a las 21.

Aunque estos artistas platenses lograron a fuerza de mucha insistencia conseguir algunos dinerillos para poder viajar -agradecimientos a la secretaría de Cultura de la Municipalidad y a la Agrupación Cultura Bonaerense-, algo que no sucede con frecuencia, el hecho de ser un elenco independiente y pobre desde la óptica de los artistas europeos, acostumbrados a producciones muchos más costosas, más numerosas y subvencionadas por el Estado, les valió salir elegidos en segundo lugar y una invitación para volver a participar el año que viene con otra obra.

"Matando horas", de Rodrigo García, está interpretada por Bettina Giorno y Maria Laura Belmonte y cuenta con la puesta en escena de Cynthia Pierce y vestuario y escenografía de Víctor Fernández, es teatro de la imagen que plantea el conflicto de dos mujeres que son una misma. Juego de dobles o espejos. Una obra para reflexionar hacia adentro ya que lo que se va creando en el espacio es usado para que nadie quede indiferente.

Fuente: http://www.eldia.com.ar/ediciones/20000609/espectaculos7.html