lunes, 2 de octubre de 2000

Todas las delicias de la vida conyugal

TEATRO CRITICA / MONOGAMIA

La obra del autor chileno Marco Antonio de la Parra se presentó, con absoluto éxito durante dos fines de semana, en la Sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino

Monogamia es la última obra de género dramático escrita por el chileno Marco Antonio de la Parra (1952), de quien conocimos recientemente La secreta obscenidad de cada día. Este médico psiquiatra alcanzó notoriedad a fines de los ‘70 como dramaturgo, novelista y cuentista, y se ha transformado en uno de los creadores más conocidos en su país. Desarrolla un teatro ritual de juegos de simulación, de encubrimiento y desenmascaramiento en el que los personajes reiteran esquemas de comportamiento prototípicos, para luego adentrarse en situaciones que alteran, cuestionan y transforman la visión inicial. Este espectáculo, que se estrenó en julio en Capital, es
una coproducción con el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral.

Dos hermanos se reúnen para conversar acerca de los problemas de la vida cotidiana, y como en una sesión de terapia afloran los conflictos familiares, que sólo reivindican a la niñez como etapa de sueños y esperanzas.

En tono de comedia se van sucediendo recuerdos pasados y recientes, que configuran a los protagonistas como personalidades opuestas en sus lecturas de la realidad y en sus formas de “vivir la vida”. Pero detrás de las sonrisas se instala una reflexión desnuda sobre el amor, la fidelidad, los ideales y el sentido último de la existencia.

Dice el autor: “Monogamia intenta sostener en diálogo banal la solemnidad de la tragedia. Los personajes pudieron ser payasos, alguna vez cada uno intentó un imperio. Hablan de amor y no pueden. Quizás ese sea el tema mayor de una escritura contemporánea.

Saber que de las cosas serias no se puede decir nada seriamente. Quizás por eso la comedia. El humor tenue. La anécdota extinguida, la sonrisa. A ver qué pasa”.

La puesta de Ianni trabaja con un espacio escénico absolutamente despojado en el que sólo tres sillas limitan el desplazamiento de los actores. La iluminación no presenta variaciones y el
vestuario, absolutamente cotidiano, sólo sirve para enfatizar las diferencias entre los hermanos.

Es un teatro de actores, en el que un texto atractivo se transforma en discurso teatral gracias a la solvencia de los intérpretes y a la correcta macación de la dirección.

Por Ana M.Tótoro

Ficha Técnica
Obra: Monogamia
Autor: Marco Antonio de la Parra
Intérpretes: Guido D’Albo y Roberto Municoy
Dirección: Carlos Ianni
Lugar: Sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino (22, 23, 24, 29 y 30/9, y 1/10)
8 puntos

Fuente: http://pdf.diariohoy.net/2000/10/02/pdf/24.pdf

No hay comentarios.:

Publicar un comentario