sábado, 26 de septiembre de 1998

Talento despojado de ornamentación

"(Con) Ciertos (Con) Textos", espectáculo unipoersonal a cargo de Carlos Juárez. Sobre textos de Borges, González Tuñón, Girondo y otros. Bar Ciudad Vieja (17 y 71). Sábados 21 hs. Entrada libre y gratuita. Hoy última función.

Juárez ha elegido una serie de textos de escritores argentinos -algunos, injustamente olvidados-, que tienen la virtud de ser a la vez actuales e intemporales, es decir, clásicos. Los textos recorren toda una gama de situaciones humanas: la soledad, el amor, los miedos, las pequeñas victorias y los pequeños fracasos, las mezquindades y los actos de nobleza de que somos capaces. Pero además, Juárez ha tenido la inteligencia de enlazarlos de modo que conformen un todo equilibrado y de buena factura dramática. Un recorrido intenso, pero sin llegar a saturar, donde el humor, ácido a veces, tampoco falta.

En un unipersonal el actor esta muy expuesto. Juárez lo sabe, y maneja todos sus recursos con maestría. Juárez crea climas. Domina la escena con ductilidad y su cuerpo con sutileza. El tono de voz, el modo de cerrar un gesto o un movimiento de la mano acompañando una última palabra crean momentos difíciles de olvidar.

(Con) Ciertos (Con) Textos, que se presenta hoy por última vez, demuestra una vez más que el hecho teatral no necesita casi elementos para desarrollarse plenamente. Puede prescindir de casi todo. Cuando se encienden las luces y el actor comienza, uno se olvida de que se trata de un bar, de que no hay escenografía, ni vestuario, ni nada. Sólo talento. En los umbrales del próximo milenio, un buen actor sigue siendo un mago, creando de la nada, haciendo entrar al espectador en un mundo intenso que lo regocija, lo enternece, lo inquieta y lo hace reflexionar.

G.LL

Fuente: Diario El Día (26/09/1998)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario