martes, 30 de junio de 1981

Primera entrevista realizada a la banda en la revista Pelo (junio 1981)


Diagonales / 12.09.2011 | Rock patológico: el Virus de la música

Inoculando diversión, colorido y mucho rock'n'roll, llega este Virus argentino. Los oyentes padecerán de alegría, entretenimiento y una nueva propuesta que, por fin, parece que está contagiando a los nuevos grupos locales.

Las luces del pequeño teatro Del Siglo se apagan lentamente. Por las columnas de sonido surge un rock'n'roll denso y agresivo. Sobre el escenario, seis músicos muestran una imagen decididamente punk: camperas de cuero, anteojos de extraños formatos, remeras sin mangas y pelos cortos. La música también es punk. Marcadamente influenciados por bandas como Los Clash y Dr. Feelgood, este grupo originario de La Plata, que alguna vez se llamó Duro y que actualmente lleva el nombre de Virus, muestra en sus letras la disconformidad propia de los punks.

En "Grupos argentinos", uno de sus rocks más excitantes, la banda cuestiona a aquellos grupos que en vez de evolucionar, involucionan. "Mi ciudad" es un tema en el que se critica a Buenos Aires, su sociedad y el tango.

Virus está integrado por Mario Serra (30, batería), Ricardo Serra (25, guitarra), Enrique Buguetti (24, bajo), Marcelo Moura (21, teclados), Julio Moura (24, guitarra) y Federico Moura (29, voz). El grupo se formó hace casi tres años de una manera bastante curiosa: eran dos grupos que colaboraban entre sí.

Con el tiempo se unieron y comenzaron a trabajar con intención de grabar un álbum.

–¿Ustedes son un grupo punk?

Federico Moura: –No. Hay cosas del punk, pero son sólo cosas. No nos gusta definirnos. Somos músicos argentinos y eso se nota en los temas. Del punk quizás tenemos influencias en la forma de tocar.

–Sin embargo, en Virus se nota una influencia musical bastante marcada de grupos como The Clash...

F. M.: –Puede ser. A mí, particularmente, me gusta mucho ese grupo. La imagen de Virus tiene algo de punk pero se mezcla con la nueva ola. La música es rock latino.

Julio Moura: –La diferencia entre el punk y nosotros es que el punk es destructivo. Nuestra música es latina y bien argentina.

F. M.: –La música es cada vez más internacional. El rock ya no es sólo de Inglaterra.

–¿Ustedes son conscientes de que tienen una imagen y una música que no es fácil de asimilar para la mayoría del público?

F. M.: –Sí. Uno es músico y tiene que ser consciente de eso y de los lugares donde va a tocar. Nosotros cambiamos parte de las letras según el lugar donde tocamos. La propuesta no varía, pero sí el lenguaje. No es lo mismo tocar en Olivos que en Avellaneda, porque el público es distinto. Y a la gente hay que divertirla.

J. M.: –La gente quiere ritmo. Hay que tirar energía y, a la vez, recibirla.

F. M.: –Claro, el tiempo del relax y el pastoreo ya pasó. Ahora es tiempo de energía. Lo importante es transformar en música la energía del momento actual. Eso es el rock.

–¿No tienen miedo de que la energía se canalice erróneamente?

J. M.: –No, porque a pesar de la energía, la intención no es destructiva, sino divertida. Virus busca divertir y hacer mover a la gente.

F. M.: –No nos interesa la destrucción. A mí me gusta la gente agresiva, pero no agresiva que venga y me pegue una trompada, sino la gente que es agresiva, que va al frente con todo, pero bien.

–¿Por qué no surgen grupos nuevos con una propuesta distinta?

J. M.: –Yo creo que debe haber muchos grupos, el problema es que no surgen porque hay mil problemas para lanzar a un grupo. Es muy caro todo. Igualmente, creo mucho en el futuro de la música argentina e, inclusive, de Latinoamérica.

F. M.: –Ya es hora de que surjan cantantes de habla hispana a nivel internacional. Algunos existen, pero son los españoles, de música melódica. A nivel rock no hay nadie, y ya es hora de que aparezcan. Creo que la culpa es nuestra, de los músicos, por la mala organización. Yo he visto grupos que se han armado sobre el escenario. Todavía hay grupos que surgen muy improvisadamente. La época del "loco, me copo y toco" ya pasó. Hay que hacer las cosas bien. Aquí se entiende por rock desorganización, improvisación, sanata. Y eso es lo que hay que cambiar todos juntos: músicos, productores, periodistas, público.

–¿Les interesa brindar un espectáculo completo?

J. M.: –Seguro. Ya no se puede dar música únicamente. A mí me gustan los shows que te alegran los oídos y la vista. Además, el público merece un espectáculo.

F. M.: –Hay que tomar el ejemplo del cine, que es un arte muy completo: hay música, textos, actuación, color, etcétera. Cada actuación debe ser un todo.

–¿Qué mensaje buscan dar con sus letras?

F. M.: –Fantasía, diversión, realidad. Cada canción es una cosa distinta. Me parece muy importante la fantasía, porque a los argentinos es algo que les falta.

J. M.: –Nos interesa que las letras tengan una propuesta universal.

–¿Cuáles son los planes que tienen para el futuro?

J. M.: –Son muchos. En primer lugar, vamos a grabar un long-play. Luego, lo que todos ambicionamos es tocar seguido. Queremos tocar, tocar y tocar...

F. M.: –Claro, es importante tener una continuidad. El rock es poner plata todo el tiempo, y por eso es bueno trabajar seguido con el grupo para vivir de la música, y poder estar dedicado a ella por completo.

"Me parece muy importante la fantasía. Eso es algo que, sin dudas, le falta a los argentinos.”

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-157423-Primera-entrevista-realizada-a-la-banda-en-la-revista-Pelo-%28junio-1981%29.html

lunes, 8 de junio de 1981

Rock Patológico el Virus de la música


Inoculando diversión, colorido y mucho rock'n'roll llega este Virus argentino. Los oyentes padecerán de alegría, entretenimiento y una nueva propuesta que, por fin, parece que está contagiando a los nuevos grupos locales.

revista Pelo
junio 1981

Las luces del pequeño teatro Del Siglo se apagan lentamente. Por las columnas de sonido surge un rock'n'roll denso y agresivo. Sobre el escenario, seis músicos muestran una imagen decididamente punk: camperas de cuero, anteojos de extraños formatos, remeras sin mangas y pelos cortos. La música también es punk. Marcadamente influenciados por bandas corno los Clash y Dr. Feelgood, este grupo originario de La Plata, que alguna vez se llamó Duro y que actualmente lleva el nombre de Virus, muestra en sus letras la disconformidad propia de los punks. En "Grupos argentinos", uno de sus rocks más excitantes, la banda cuestiona a aquellos grupos que en vez de evolucionar, involucionan. "Mi ciudad" es un tema en el que se critica a Buenos Aires, su sociedad y el tango.
Virus está integrado por Mario Serra (30, batería); Ricardo Serra (25, guitarra); Enrique Buguetti (24, bajo); Marcelo Moura (21, teclados); Julio Moura (24, guitarra); y Federico Moura (29, voz). El grupo se formó hace casi tres años en forma curiosa: eran dos grupos que colaboraban entre sí.
Con el tiempo se unieron y comenzaron a trabajar con intención de grabar un álbum.

PUNK Y ROCK LATINO

¿Ustedes son un grupo punk?

Federico Moura: No. Hay cosas del punk, pero son sólo cosas. No nos gusta definirnos. Somos músicos argentinos y eso se nota en los temas. Del punk quizás tenemos influencias en la forma de tocar.
Sin embargo, en Virus se nota una influencia musical bastante marcada de grupos como the Clash...

F. M.: Puede ser. A mí, particularmente, me gusta mucho ese grupo. La imagen de Virus tiene algo de punk. pero se mezcla con la nueva ola. La música es rock latino.

Julio Moura: La diferencia entre el punk y nosotros es que el punk es destructivo. Nuestra música es latina y bien argentina.

F. M.: La música es cada vez más internacional. El rock ya no es sólo de Inglaterra.

¿Ustedes son conscientes que tienen una imagen y una música que no es fásil de asimilar para la mayoría del público?

F. M.: Sí. uno es músico y tiene que ser consciente de eso y de los lugares donde va a tocar. Nosotros cambiamos parte de las letras según el lugar donde tocamos. La propuesta no varía, pero sí el lenguaje. No es lo mismo tocar en Olivos que en Avellaneda, porque el público es distinto. Y a la gente hay que divertirla.

J. M.: La gente quiere ritmo. Hay que tirar energía y, a la vez, recibirla.

F. M.: Claro, el tiempo del relax y el pastoreo ya pasó. Ahora es tiempo de energía. Lo importante es transformar en música la energía del momento actual. Eso es el rock.

¿No tienen miedo de que la energía se canalice erróneamente?

J. M.: No, porque a pesar de la energía, la intención no es destructiva, sino divertida. Virus busca divertir y hacer mover a la gente.


F. M.: No nos interesa la destrucción. A mí me gusta la gente agresiva, pero no agresiva que venga y me pegue una trompada, sino la gente que es agresiva, que va al frente con todo, pero bien.

EL CAMBIO NECESARIO

¿Por qué no surgen grupos nuevos con una propuesta distinta?

J. M.: Yo creo que debe haber muchos grupos, el problema es que no surgen porque hay mil problemas para lanzar a un grupo. Es muy caro todo. Igualmente, creo mucho en el futuro de la música argentina e, inclusive, de Latinoamérica.

F. M.: Ya es hora de que surjan cantantes de habla hispana a nivel internacional. Algunos existen, pero son los españoles, de música melódica. A nivel rock no hay nadie, y ya es hora de que aparezcan. Creo que.la culpa es nuestra, de los músicos, por la mala organización. Yo he visto grupos que se han armado sobre el escenario. Todavía hay grupos que surgen muy improvisadamente. La época del "loco, me copo y toco" ya pasó. Hay que hacer las cosas bien. Aquí se entiende por rock desorganización, improvisación, sanata. Y eso es lo que hay que cambiar todos juntos: músicos, productores, periodistas, público.

¿Les interesa brindar un espectáculo completo?

J. M.: Seguro. Ya no se puede dar música únicamente. A mí me gustan los shows que te alegran los oídos y la vista. Además, el público merece un espectáculo.

F. M.: Hay que tomar el ejemplo del cine, que es un arte muy completo: hay música, textos, actuación, color, etcétera. Cada actuación debe ser un todo.

¿Qué mensaje buscan dar con sus letras?

F. M.: Fantasía, diversión, realidad. Cada canción es una cosa distinta. Me parece muy importante la fantasía, porque a los argentinos es algo que les falta.

J. M.: Nos interesa que las letras tengan una propuesta universal.

¿Cuáles son los planes que tienen para el futuro?

J. M.: Son muchos. En primer lugar vamos a grabar un long-play. Luego, lo que todos ambicionamos es tocar seguido. Queremos tocar, tocar y tocar...

F. M.: Claro, es importante tener una continuidad. El rock es poner plata todo el tiempo, y por eso es bueno trabajar seguido con el grupo para vivir de la música, y poder estar dedicado a ella por completo.

Fuente:http://www.magicasruinas.com.ar/rock/revrock202.htm