martes, 30 de diciembre de 1980

"¿Quien le teme a Virginia Woolf?" con dirección de Carlos Lagos

"¿Quien le teme a Virginia Woolf?"

 Obra de Edward Albee. 1980.






Fotos: www.teatrocoraceppi.com.ar

Ficha Técnica:

Eduardo Hall (Jorge)

Cora Ceppi (Marta)

Gastón Carballo (Nich)

Susana Disalvo (Honey)

Ambientación y Producción. T.I.D.

Realización Juan Cecchini

Director: Carlos Lagos

domingo, 28 de diciembre de 1980

CECILIA ROTH, creció de golpe







Revista Lib 

Importantes trabajos en cine y televisión le avalan. Ahora también se dedicará a cantar, con temas de su hermano, Ariel, uno de los componentes del grupo “Tequila”.

Pero bueno, ¿y con qué se alimentan estas chiquillas de ahora? 

-Les llaman la generación yogurt, abuelo. Buenas papillas, buenos postres, buenos bistecs… 
-¿Y no engordan? 

-Procuran evitar la grasa. Se ponen a tono, pero seleccionando. 

-¡Y que todo esto me llegue a mí ya cuando soy viejo! A mí me gustaban rellenas, no se vayan a creer, pero tampoco había dónde elegir. Yo creo que antes no estaban tan buenas las mujeres. Y si existían debían estar escondidas. Como no había estas oportunidades. ¡Ay!, qué poquitas mujeres vi yo en paños menores. 

Y el abuelo, invitado especial hoy en nuestra redacción mientras seleccionamos las fotografías de Cecilia, se nos pone nostálgico. No está en absoluto nervioso. Impertérrito, atiende a nuestras observaciones sin perderse ni un comentario. No acaba de creerse que aquí sólo haya fotos, ni que nos tomemos el trabajo con tanta seriedad. 

-Veo fotos por todos lados, pero ¿dónde están las chicas de carne y hueso? 
Entiende sin demasiado esfuerzo nuestras explicaciones, pero no puede evitar una cierta expresión de desencanto. 

-¿Por qué ponéis en letras gordas que Cecilia Roth creció de golpe? 

Nuestro hombre empieza a preocuparse por los detalles de trabajo, una vez transcurridos los primeros minutos de “orientación”. 

-Pues mire, abuelo, el titular puede significar varias cosas. ¿Sabía usted que esta chica llegó hace tres años de Argentina. Allí hacía teatro experimental. 

No lo sabe, lógicamente, pero sigue atendiendo a nuestras explicaciones. 

-Cecilia es hija de cantante, su madre, Dina Roth, interpretaba en su tierra baladas de gran sensibilidad. Y tiene un hermano, Ariel, muy admirado por las chiquitas jóvenes, componente del grupo “Tequila”. ¿No ha oído usted aquello de “Estoy aquí en casa, muy aburrido, tachín, tachin”. 

-A mí la música joven la verdad es que me queda un poco lejos, pero si les gusta. ¿Y ella, Cecilia, no canta? 

-Ahora va a empezar también. La casa Hispavox acaba de firmar un contrato para cantar “pop”. Ya le falta poco para lanzarse al ruedo. 

-¡Ah! ¿Y para cantar hace falta desnudarse ahora? 

-Que no, hombre, que no. Sus desnudos obedecen a lo que es su línea de actriz. Porque nuestra amiga Cecilia, desde que está en España no ha parado. 

-Claro, claro, ¿y qué películas ha hecho? 

-Ahora viene otra de las explicaciones del titular por el que usted se interesaba antes. Llegó y se puso a la faena. Y su película “Crecer de golpe” estuvo en el Festival de Cine de San Sebastián del año 1977. 

-Ahora entiendo. Llegó niña y se hizo mujer aquí, así, de golpe. 

-Pues por ahí podría ir la cosa, sí, señor. ¡Ah! Y antes había trabajado en “Fresa, limón y menta”. 

-La verdad, para qué voy a engañarles, es que ninguna de las dos las he visto. 

-Ella y otros muchos estupendos profesionales. ¿A Fabio Testi lo conoce usted? 

-No, señor, no tengo el gusto, pero a mi nieta le he oído hablar de él. Dice que está muy bueno. ¿Es italiano, no? A mí los extranjeros es que…

-Pues con él nuestra amiga Cecilia Roth trabajó en “Némesis”, una película rodada en Madrid. ¿Y televisión, ve usted mucha? 

-Alguna, sí, señor. 

-Entonces seguro que la recuerda. En aquella serie de los domingos por la noche dedicada a los escritores sudamericanos…

-Un coñazo, oiga usted. 

-Tampoco es eso, hombre. En esa serie trabajó Cecilia en un episodio titulado “Cavar el foso”. Con la Tortosa, esa chica que sale los sábados en “Aplauso”… 

-Ese me gusta, porque a veces cuentan unos chistes muy buenos. 

-¡Este hombre! Bueno, pues con la Tortosa trabajó también nuestra chica en una novela “Bel Amí”, hace algún tiempo. La dieron por la tarde, ¿lo recuerda? 

-A esa hora, como no sea la parienta… Yo no me pierdo nunca la partida de dominó con los amigos.

Fuente: http://www.lib.es/decada.asp?Idfoto=2408&pst=articulo%20348&in=&niv=b